EL ESCARAMUJO 15: ÚLTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACIÓN-NACIÓN: (LAS DOMINACIÓN MILITAR) (Parte XI)

EL ESCARAMUJO año 5 número 15: el escaramujo

ÚLTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACIÓN-NACIÓN (LAS DOMINACIÓN MILITAR) (Parte XI)


Nieves Capote Figueroa
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
22 de junio de 2011, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México
www.otrosmundoschiapas.org
 
DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 9 págs. 222.8Kb)

9. DOMINACIÓN MILITAR.

Aumento de bases militares de Estados Unidos en países del Sur, expansión de los acuerdos de financiación y formación entre EEUU y ejércitos locales, cárceles clandestinas repartidas por el mundo, prisioneros secretos que se trasladan en vuelos secretos, torturas públicas, invasiones militares, crecimiento de los presupuestos militares en el planeta, golpes de Estado. No crean que estamos hablando de los 80´s, tampoco hablamos de la Guerra Fría, no. Hablamos de lo sucedido en este Modelo Corporación-Nación, en los primeros 10 años de este siglo XXI.

La expansión militar en cualquiera de sus formas responde a la estrategia de afianzar la dominación de los mercados en todos los continentes por parte de las Corporaciones, especialmente de EEUU, y garantizar las inversiones y el control de los territorios. Así, la dominación militar está activa y no hace diferenciación entre tiempos de guerra y tiempos de paz. Los “tiempos de paz” no reducen la militarización, sólo cambia la forma y la excusa. Lo saben bien las Fuerzas especiales de EEUU. Su objetivo es "mantener fuerzas especializadas capaces de ejecutar, a corto plazo, misiones extremadamente difíciles, complejas y políticamente delicadas, en tiempos de paz y en guerra, en cualquier lugar del mundo".1

La combinación del superpoder militar de Estados Unidos con el superpoder económico-financiero de Wall Street, dio como resultante el imperio único, cuyo radio de influencia y dominio abarca a 121 países en los cuales Estados Unidos tiene presencia directa o influencia militar en estos momentos2.


La dominación militar sirve para dos fines. Un fin en sí mismo es que es un mercado que da mucho dinero. El otro fin es garantizar el control geo-estratégico de las Corporaciones en cualquier territorio e incluye el control de la protesta social y la eliminación de presidentes o grupos que afecten estos intereses. En esta lógica, es perfectamente entendible que EEUU sea responsable de casi la mitad del gasto militar mundial, y junto con otros treinta y un países de altos ingresos fueron responsables del 75% del gasto militar mundial, destinando 10 veces más recursos al sector militar que a la asistencia oficial para el desarrollo3. Estados Unidos tiene en la actualidad 865 instalaciones militares desplegadas en 40 países y más de 190 mil soldados en más de 46 países y territorios4. Este dato se refiere únicamente a la presencia física de soldados, no incluye todo el entramado que se despliega alrededor de la presencia militar como por ejemplo otras agencias de seguridad, contratistas, etc.
 
El máximo responsable de la ONU agregó que desde el año 2000, en que se aprobaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para erradicar pobreza y enfermedades, entre otras metas, "los gastos de defensa han aumentado el 50% y ahora son de 1,5 billones de dólares"5. ¿Será casualidad que este aumento militar se de al mismo tiempo que la transición al Modelo Corporación-Nación, el fortalecimiento de las Corporaciones como potencias mundiales, la expansión de la liberalización comercial en todos los países y el control de las últimas fronteras de vida que quedan?

Estados Unidos ha logrado embarcar a toda el planeta en sus objetivos de Seguridad Nacional. El discurso ideológico ha funcionado, pues ha pasado de las amenazas a la seguridad de Estados Unidos a las amenazas Globales. Por supuesto este proceso de globalización de las amenazas está ligado también a la globalización del Modelo Corporación-Nación. Asegurar las inversiones de la Corporaciones es la finalidad detrás de la presencia militar de EEUU en el mundo. Las excusas que aseguran esta intervención militar son varias pero las que caracterizan a este Modelo son: la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y los flujos migratorios. Estas tres excusas garantizan la presencia militar de EEUU en los países del Sur, reactivan su industria militar que es parte importante de su economía, y un tercer factor cada vez más importante, responde a los intereses de la “nueva” industria militar privada, es decir, las Corporaciones de la Guerra. Sobre la lucha contra el narcotráfico tenemos las experiencias latinoamericanas del Plan Colombia y la Iniciativa Mérida o Plan Mérida, corchetes que enmarcan al mismo tiempo los enormes intereses de las Corporaciones y de EEUU en el control geográfico de todos los recursos existentes en el Proyecto Mesoamérica.

Si bien cuando hablamos de dominación militar no sólo se trata de ejércitos y bases militares, comenzaremos por contextualizar la situación en América Latina y Caribe en cuanto a bases militares y a continuación nos aproximaremos a algunos de los otros aspectos que hemos mencionado.

1. América Latina y Caribe y militares de EEUU.

En el transcurso de Bush hijo como presidente de EEUU y en lo que va del mandato de Obama, ha aumentado la intervención y presencia militar de EEUU en América Latina y Caribe. Al mismo tiempo, y como causa-efecto, ha aumentado la resistencia a la hegemonía de Estados Unidos en el continente, en las luchas sociales, en las luchas de los pueblos contra la pobreza y contra las Corporaciones y también con los bloques de países que no se someten tan fácilmente a las directivas de Washington.

Es a partir del 2000, casualmente en la etapa en que situamos el Modelo Corporación-Nación, que EEUU rediseña su estrategia de control militar para la región. Estados Unidos tiene en América Latina y Caribe 20 bases militares, con diferentes responsabilidades de acción, pero que garantizan el control continental y sobre todo, la capacidad de movilidad y de respuesta rápida.

- En El Salvador la Base Militar Comalapa. Esta base es conocida como una FOL, esta es una base pequeña que se utiliza para el monitoreo satelital y para apoyar a las bases grandes como la de Manta en Ecuador, con personal que tiene acceso a puertos espacios aéreos e instalaciones de Gobierno.
- Honduras. Base Soto Cano. En Palmerola, Honduras, esta base se usa para prácticas de radar y estación, proporciona apoyo para entrenamiento y misiones en helicóptero que monitorean los cielos y aguas de la región y son claves en las operaciones militares.
En abril de 2010 se puso en funcionamiento otro asentamiento norteamericano en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, que supuestamente debe servir de aporte a la lucha contra el narcotráfico6.
Se ha acordado instalar una tercera base militar de Estados Unidos en el norte del país, en las Islas de la Bahía7.
- Costa Rica. Base Militar Liberia. Esta base se encuentra en la parte continental de Centro América, funciona como base de centro operativo durante negociaciones preliminares y confidenciales.
- Colombia cuenta con tres bases militares que operan en su territorio. Base Militar de Arauca. Oficialmente es una instalación diseñada para combatir el narcotráfico en Colombia pero también es un punto estratégico para el monitoreo de esta zona petrolera tanto en Colombia como en Venezuela. Base Militar en Larandia sirve como base de helicópteros de Estados Unidos, está preparada con pista de aterrizaje para bombarderos B-52 con una capacidad operativa que sobrepasa con creces el territorio colombiano, permitiendo una cobertura para ataques en casi todo el continente. Base Militar 3 Esquinas sirve para operaciones terrestres, helitácticas y fluviales y se ha convertido en un punto estratégico en ataques contra la guerrilla y es receptor permanente de armamento, logística y sirve como estrategia militar estadounidense, pero también de tropas de combate.
- Perú cuenta con dos Bases Militares, Iquitos y Nanay. Estas bases pertenecen a fuerzas armadas peruanas construidas y usadas por soldados estadounidenses que operan en la zona fluvial Nanay Amazonia Peruana.
- Paraguay. Base Mariscal Estigarribia. En mayo del 2005 el gobierno de los Estados Unidos firmó un tratado con el Gobierno de Paraguay, que les permitirá contar con una base militar en la localidad del Mariscal Estigarribia provincia de Boquerón en el llamado Chaco Paraguayo.
- Cuba. Base naval de Guantánamo. Actual centro de detenciones ilegales y torturas.
- Puerto Rico. Base ubicada en Vieques con una ocupación del 70% del territorio de la isla.
Aruba. Base Militar Reina Beartriz y Curazao. Base militar Hatos son conocidas como (FOL) Forward Operation Location, son bases pequeñas y sirven para monitoreo satelital y como apoyo para el control de vigilancia en el Mar Caribe.8

En Panamá se han cedido a los Estados Unidos cuatro bases militares. La primera base “ aeronaval ” se ubicará en la Isla Chapera, en el Archipiélago de las Perlas, cerca de la Isla Contadora (ésta fue utilizada para concertar la paz en la Región en la década de 1980). La segunda base se ubicará en Rambala, en la provincia de Bocas del Toro, área que se promovía para el turismo internacional. La tercera en Punta Coco, provincia de Veraguas y la cuarta —y última— en Bahía Piña, provincia de Darién, a pocos kilómetros de la frontera con Colombia9. Sin embargo hay sectores que hablan de acuerdos entre EEUU y Panamá para poder instalar 11 bases militares.
La Base Militar de Manta Ecuador funcionó como el principal centro de espionaje electrónico con tecnología satelital del Pentágono en América del Sur, de allí parten cada día a su rutina de aviones espías Orion C-130 de la armada de los Estados Unidos. En Septiembre de 2009 el presidente Correa retiró la presencia de tropas estadounidenses de esta base.
Desde 2008 existen denuncias sobre la intención de traspasar dicha Base de Manta a Ayacucho en Perú. Las Fuerzas Armadas de Perú confirmaron la existencia de esas negociaciones, sin embargo el Gobierno de Alan García afirma que la presencia de un centenar soldados de Estados Unidos en dicha zona para el apoyo del ejército peruano en ayuda humanitaria en el operativo “Nuevos Horizontes”.

Además de estas bases ocupadas por el ejército de Estados Unidos, están otras bases construidas con fondos de EEUU y/o asesoradas por el Ejército de EEUU, aunque estén operadas por los ejércitos locales.
Seguimos la ocupación militar en esta década del Modelo Corporación-Nación con la invasión de Haití, disfrazada de apoyo al pueblo haitiano para “controlar” la situación después del golpe contra Aristide en 2004 y estableciendo la Misión de Estabilización del las Naciones Unidas en Haití llamada "Minustah", una de las misiones más vergonzosas de la ONU en el mundo. Las Naciones Unidas legitimaron la invasión estadounidense-francesa, y lo hicieron pasando por encima del repudio de la población haitiana que exigía el derecho a su determinar su propio futuro, lo hicieron poniendo a cada haitiano bajo sospecha, disparando contra la población y golpeando, violando mujeres y niñas, aumentando la prostitución y el tráfico de drogas, y con un infame presupuesto anual de  535 millones de dólares. La segunda invasión se “justifica” con el devastador terremoto en Haití en enero de 2010. A más de un año de esta tragedia no se ha enviado ni el 10% de la ayuda prometida con bombos y platillos y show mediático de por medio por parte de la comunidad internacional. Lo que sí se cumplió fue el infame aumento de tropas en este país, ya invadido y expoliado.

La oportunidad fue rápidamente aprovechada y EEUU envió a Haití en cuestión de días a 13 mil soldados estadounidenses, 20 buques de guerra, un portaaviones nuclear, más de 60 helicópteros y más de 200 vehículos militares. EEUU logra así tener en Haití a 19 mil elementos y más de 124 aeronaves10. Si confiamos en el dato del Pentágono, y EEUU tiene 190 mil soldados por el mundo, entonces la división simple dice que tiene en Haití el 10% de sus soldados en el extranjero. Más adelante abordaremos la relación entre las invasiones militares y los intereses de las Corporaciones.
Nadie puede creer que el Golpe de Estado en Honduras el 28 de junio de 2009, sede de la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” de Estados Unidos fue ajena a EEUU. Las Fuerzas Armadas de Honduras son una extensión del Pentágono. Por supuesto, aunque el discurso de Obama fue un tímido apoyo a Zelaya, las acciones han sido de apoyo absoluto al golpe, a los sectores golpistas, al traspaso de poderes entre los golpistas y a los sectores oligárquicos que sostienen los intereses de las Corporaciones de EEUU en el país. Las relaciones de Honduras con el ALBA eran sumamente peligrosas para EEUU y para su política para Centroamérica. Por supuesto, y para seguir la tradición, los dos militares golpistas Luis Javier Prince Suazo y  Romeo Vásquez  fueron graduados de La Escuela de las Américas. El golpe de Estado de Honduras el 28 de junio de 2009, fue un aviso a toda la región y a los países que están desafiando la dominación de las Corporaciones de EEUU.
En la era Obama nada a cambiado sobre la estrategia militar de EEUU en el planeta. El papel del gobierno Colombiano como aliado de los intereses norteamericanos de seguridad nacional y económica en el continente y muro de contención de los países de la  Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), se vio reforzado por el acuerdo para el ingreso de militares de EEUU en siete bases militares colombianas. Aunque la Corte Constitucional de Colombia ha declarado en 2010 inconstitucional esta presencia militar, deja la puerta abierta pues el ejecutivo tiene un año para hacer correcciones al acuerdo.

En estos años hemos visto la expansión de la presencia militar de EEUU en resguardo a sus intereses en países habitualmente caracterizados por mantener una mayor “soberanía” en términos militares hacia EEUU, como lo es México y Costa Rica. Los diferentes temas de Seguridad Nacional para EEUU han logrado involucrar a estos países. Como mencionábamos, la Iniciativa Mérida encamina a México a repetir la experiencia colombiana, y Costa Rica se estrena en 2010. El 1º de Julio de 2010 el congreso de Costa Rica autorizó el ingreso a ese país de 46 buques de guerra de la Armada de los Estados Unidos, 200 helicópteros y aviones de combate y 7.000 marines. Y en agosto de 2010, 17 países de América Latina y Caribe se unieron EEUU en entrenamientos militares conjuntos que se llevaron a cabo de forma simultánea en Panamá, Colombia, Honduras y EU, en las maniobras Panamax 2010, auspiciadas por el gobierno panameño y el Comando Sur de Estados Unidos.
Es importante recordar que este fortalecimiento de la presencia directa de militares de Estados Unidos en el continente se contextualiza con la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) y la Iniciativa Mérida, enmarcaremos estos dos acuerdos más adelante en relación con la seguridad para las Corporaciones en el caso de la ASPAN y la excusa de la lucha contra el narcotráfico en el caso de la Iniciativa Mérida.

2. Las excusas para la dominación militar: Narcotráfico, terrorismo, flujos migratorios.


Lucha contra el narcotráfico. La Iniciativa Mérida no puede entenderse sin el Plan Colombia y sin la vinculación estratégica de México y Colombia para los intereses de Estados Unidos, como lo manifiesta la Iniciativa Mesoamericana (antes Plan Puebla Panamá). Entre las muchas cuestiones que se podrían abordar sobre esta mancuerna, resaltaremos ahora la claudicación a la soberanía y la seguridad nacional, la militarización de los países, la presencia militar de EEUU en ambos países, la represión social y la criminalización de la protesta social, la creación y fortalecimiento de grupos paramilitares y el aumento de ganancias para Corporaciones de Estados Unidos.

La Iniciativa Mérida o Plan Mérida es un programa de 1.400 millones de dólares destinado a apoyar con material, personal y entrenamiento a las fuerzas de seguridad en México, América Central y el Caribe en su lucha contra el crimen organizado, específicamente el relacionado con el narcotráfico. En lo concerniente a la dominación militar de EEUU a través de la excusa del narcotráfico, por supuesto la Iniciativa Mérida justifica la capacitación militar y policial del ejército de EEUU y la DEA a militares y fuerzas de seguridad mexicanas. Al mismo tiempo justifica los entrenamientos conjuntos e incluso la presencia física de los asesores norteamericanos.

El Comando Norte de EEUU señaló que desde hace dos años, el ejército estadounidense envía anualmente 20 equipos, integrados por cuatro o cinco militares, que viajan a México para entrenar a sus contrapartes sin participar en operaciones en el país, y destacó que la mayoría de ellos ha encabezado operaciones en Afganistán e Irak, incluyendo trabajo social y reconstrucción. Entrenan al Ejército en contrainsurgencia.11


Al mismo tiempo, ante las amenazas de bombas que aparecieron en Julio 2010 en Ciudad Juárez, México, se puso en marcha un operativo en colaboración con la Oficina Federal de Investigaciones y la Agencia Federal Antidrogas (FBI y DEA). 

El dinero de la Iniciativa Mérida está curiosamente etiquetado para comprar a las mismas corporaciones militares de EEUU pues el gasto en armamento y equipos militares está ya asignado. Otro aspecto común a estos tipos de acuerdos es que son poco transparentes, la información no es pública y por el tipo de acuerdos firmados ni siquiera tienen que pasar por el control legislativo de los países, dando un alto margen de impunidad.

La policía mexicana está siendo capacitada también por la policía colombiana. Un total de 50 instructores de la policía colombiana especializados en investigación criminal capacitan a 11 mil 500 funcionarios judiciales de la policía federal mexicana, además de fuerzas de seguridad de otros seis países latinoamericanos (Honduras, Guatemala, República Dominicana, Haití, Panamá y Paraguay)  e incluso 12 países de África. 12 Curiosamente uno de esos países de África es Sierra Leona, país desangrado por una guerra civil que cifra los muertos y muertas entre 75 mil y 200 mil civiles asesinados, un tercio de su población desplazada, un número incalculable de mujeres y niñas violadas, el reclutamiento de miles de niños “soldados” y una terrible estela de amputados y mutilados como forma de tortura y terror. La guerra fue financiada por la venta de diamantes, los llamados diamantes de sangre, comprados por los ricos de los países del “primer mundo”.

En México existe la denuncia de una posible Base militar de Estados Unidos en el Estado de Puebla, en el centro del país, que se anuncia oficialmente como un centro de entrenamiento policial. Empezó a construirse en mayo de 201113.
En enero de 2010 el presidente Álvaro Colom de Guatemala inauguró una base para “la lucha contra el narcotráfico”, construida con ayuda directa de Estados Unidos. La base fue instalada en el departamento de Escuintla bajo el nombre ”División de Análisis e Información Antinarcótica”. El gobierno estadounidense financió la construcción del edificio y aportó los equipamientos14.

La lucha contra el narcotráfico es también la justificación de la entrada de tropas norteamericanas en Costa Rica, con el mismo acuerdo de impunidad, según un documento oficial enviado de la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica al Ministerio de Seguridad del país centroamericano “El personal de los Estados Unidos en Costa Rica podrá disfrutar de libertad de movimiento y el derecho de realizar las actividades que considere necesarias en el desempeño de su misión”.15

En este mismo contexto de la lucha contra el narcotráfico Brasil negocia desde el 2010 con EEUU la creación de una base militar conjunta en Río de Janeiro. Dicha base se uniría a la vigilancia contra el tráfico de drogas y el terrorismo internacional, con la base Key West (en Florida) que se encarga de vigilar Norteamérica y el Caribe, y la base de Lisboa que vigila el Atlántico Norte. La base de Brasil se encargaría del Atlántico Sur16.

La lucha contra el terrorismo a partir de los ataques del 11 de septiembre de 2001 se convierte en el pretexto perfecto para ampliar la dominación militar en cada lugar del planeta que sea necesario. El salto cualitativo y cuantitativo del margen de acción de Estados Unidos en torno a esta “amenaza global” adquiere una dimensión de terrorismo de estado internacional: la invasión de Irak se realiza unilateralmente pasando por encima de cualquier acuerdo internacional, anula el papel de las Naciones Unidas y manda un claro mensaje a la comunidad internacional de que cualquier país podrá ser invadido por Estados Unidos sin que haya un marco legal internacional que pueda impedírselo; centenares de prisioneros sin cargos formales por años, sin juicio, sin acceso a abogados y sometidos a torturas sistemáticas documentadas públicamente; con la complicidad internacional se creó una red de cárceles secretas donde se llevaban prisiones sacados de terceros países mediante vuelos secretos de traslado de prisioneros con la participación de al menos 14 países europeos. Dick Marty, relator de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre las presuntas actividades ilegales de la CIA en Europa, definió este sistema de secuestro y transporte ilegal de personas a centros de detención secretos como una “tela de araña” sostenida por un “velo de silencio” y que establece un "apartheid jurídico" para las personas aprehendidas.17

Además de la impunidad con la que Estados Unidos y sus aliados actúan, violando toda garantía internacional en tiempos de paz o de guerra y anulando el Estado de Derecho Internacional, no hay que olvidar que en realidad nada de lo ocurrido tiene que ver realmente con la lucha antiterrorista y mucho menos con el supuesto arsenal de armas de destrucción masiva que tenía Irak y que ponía en riesgo a toda la humanidad, las cuales, nunca se encontraron. Los que ganaron fueron los que se encargaron del petróleo, de la destrucción y de la reconstrucción, y “curiosamente”, las mismas Corporaciones participan en los tres rubros. La invasión a Irak fue la punta de lanza de un fenómeno que veremos afianzarse en este Modelo Corporación-Nación: la privatización de la guerra y la imposición de los intereses de la Corporaciones a través de las guerras y por encima de cualquier estructura internacional.

Retomando los entrenamientos Panamax 2010, Argentina, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Uruguay se preparan para enfrentar las amenazas terroristas. Gracias al Comando Sur de Estados Unidos, estarán preparados para defender, por ejemplo, en Canal de Panamá. El entrenamiento se llevó a cabo de manera simultánea en Panamá, Colombia, Honduras y en los estados de Arizona, Florida, Texas y Virginia, en Estados Unidos. Citemos textualmente de qué se trata este entrenamiento continental, porque la explicación no tiene desperdicio. En los ejercicios se simula que una "organización terrorista, formada principalmente por campesinos que buscan tomar control de gobiernos para desestabilizar países y la economía global”, busca atacar el Canal de Panamá, dijo Jesús Rodríguez, responsable de las maniobras en el país. Ante esta hipotética amenaza, Panamá solicita ayuda a Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad emite una resolución que ordena a Estados Unidos liderar una fuerza multinacional para proteger la vía interoceánica, añade Rodríguez. 18

Con lo anterior nos queda más claro en qué consiste la lucha antiterrorista: la lucha contra campesinos que quieren desestabilizar la economía global, y Estados Unidos al frente de la fuerza multinacional que los derrotará, bajo el encargo de la ONU. Pareciera una broma, pero va muy en serio, no en balde es en el territorio de campesinos y campesinas e indígenas donde se luchan las batallas cruciales contra este Modelo Corporación-Nación, y que ponen la confrontación directa entre pueblos y Corporaciones. Es realmente ahí, en los territorios, donde se juega gran parte del nuestro futuro.

La Militarización supone para las mujeres un espectro muy amplio de agresiones, que van desde la mayor amenaza a su integridad física, hasta el aumento de casos de VIH. Las mujeres en territorios militarizados y/o de guerra  sufren  abusos sexuales y violencia de género, aumenta la prostitución de mujeres, niñas y niños, embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Las mujeres en muchos casos se convierten en botín de guerra y la violación sexual por medio de hombres y objetos es una práctica de tortura a las mujeres, y su vida cotidiana se ve alterada por el miedo y la amenaza. Aumenta la violencia por el aumento de consumo de alcohol y drogas en torno a las bases militares y cuarteles, entre muchas otras agresiones.

3. El Brazo Armado de las Corporaciones.

Tal vez sea más que una coincidencia que el presidente Bill Clinton militarizara la frontera mexicana, previamente bastante abierta, en 1994, junto con la implementación del TLC. Noam Chomsky19

Retomaremos el tema de la Alianza para la Prosperidad y Seguridad de América del Norte (ASPAN). La ASPAN se enmarca dentro de ese tipo de acuerdos que no tienen que pasar por ningún Congreso para firmarse. Aunque tiene acuerdos que se fueron firmando después del 11S, se formaliza en 2005. Básicamente fortalece la liberalización comercial de sectores estratégicos, especialmente los energéticos, que eran sectores que no se habían podido liberalizar en México con tanta facilidad como otros sectores, por eso se le ha llamado también el TLCAN Plus.

El capítulo de Seguridad es una extensión de los objetivos de creación del Comando Norte. El Comando Norte (Northcom) de Estados Unidos fue creado en 2002 después de los ataques del 11-S. Su misión es defender a Estados Unidos de cualquier amenaza nueva, “no convencional” entre las que se haya, como ya mencionamos, el narcotráfico y el terrorismo. Para Estados Unidos, México queda en esta área de acción. Si bien el Comando Norte es una alianza militar, esto es, los ministerios de defensa de los países involucrados responden a los intereses de la Secretaría de Defensa de EEUU, la ASPAN amplía esta subordinación a la coordinación entre otras secretarías, combinando intereses del mercado con la seguridad. Y es este el punto que interesa más resaltar, con el ASPAN vemos la vinculación más clara de la estrategia de seguridad al servicio de los intereses del mercado y de las Corporaciones. La idea es básica, asegurar el flujo de mercancías y energéticos hacia Estados Unidos garantizando su seguridad. Así la ASPAN en materia de seguridad abarca desde el control del espacio aéreo, información sobre personas, alertas terroristas y también da una especial importancia al control migratorio. La ASPAN menciona claramente la migración de indocumentados como una de sus “amenazas transnacionales”. En realidad sólo se formaliza lo que sucede en todo el Sur con la expansión de las Corporaciones, la militarización, el control de los flujos migratorios y las coordinaciones regionales ante amenazas terroristas o de bandas criminales (maras o narcotráfico) forman parte de los acuerdos comerciales como la Iniciativa Mesoamericana, y van en paralelo por ejemplo con el control de lugares estratégicos de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IRRSA).

No es de sorprenderse que muchas regiones geográficas que son objetivos del Plan Colombia, con recursos y ‘ayuda’ militar de los Estados Unidos, son las mismas regiones clave en donde las Corporaciones de los Estados Unidos, Canadá y otros países tienen importantes proyectos de petróleo, gas y minería. En el caso de las regiones del sur del departamento de Bolívar, rastreos coordinados de grupos paramilitares y mercenarios ‘aseguraron’ el área para la entrada de las compañías mineras de oro, matando, desapareciendo, torturando y desplazando a la población civil. El sur de Bolívar no es un caso aislado en Colombia: “En los distritos mineros, entre 1995 y el 2002, cada año han habido un promedio de 828 homicidios, 142 desapariciones forzosas, 117 lesionados, 71 personas torturadas, 355 amenazas de muerte y 150 detenciones arbitrarias.” 20

Confirmamos a nivel regional lo que es una política mundial: el Modelo Corporación-Nación necesita, para sostenerse, de un brazo armado, militar-policíaco pero también paramilitar e ilegal, que garantice sus inversiones, someta a los “enemigos” y reprima la protesta social.

Así por ejemplo, la invasión a Irak ayudó a imponer una ley de propiedad intelectual sobre los cultivos en Irak, destruido por la guerra. Cuando las fuerzas de ocupación de Estados Unidos “transfirieron la soberanía” a Irak impusieron la Orden no. 84, volviendo ilegales a los agricultores iraquíes que utilicen semilla obtenida de su cosecha, obligándolos a usar nuevas variedades registradas en esa ley. La nueva ley de patentes de Irak deja campo libre a las multinacionales de semillas amenazando la soberanía alimentaria. Premios Capitán Hook para Biopiratería 2006.

La guerra es buena para el mercado de materias primas. Por ejemplo, cuando EEUU bombardeó Irak, a principios de los 90's, el precio del petróleo subió de 13 a 40 euros el barril. En Colombia, la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla ha supuesto al mismo tiempo la ocupación de tierras. Se calcula que 6 millones y medio de hectáreas han pasado a manos de los grandes capitales gracias al desplazamiento que los paramilitares han hecho de 4 millones y medio de campesinos que eran dueños de sus tierras.21 Se calcula que 3% de los productores tienen el 70% de la superficie, mientras que el 57% de los campesinos y campesinas posee apenas el 3% de los terrenos para cultivar.22 Al mismo tiempo que las tierras en Colombia son ganadas por los grandes capitales por medio del terror de los paramilitares, en 2007 la trasnacional estadounidense Chiquita Brands International Incorpored ha sido condenada a pagar una multa de 25 millones de dólares, al haber sido comprobado que pagó en secreto un millón 700 mil dólares a las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia AUC entre 1997 y febrero de 2004. Se calcula que Chiquita Brands tiene sembradas 15,000 hectáreas de banano en Colombia.

Chiquita Brands es una de las principales Corporaciones productoras de fruta, existe desde hace 100 años, antes con el nombre de United Fruit Company. Desde su inicio tiene el mismo terrorífico historial en América Latina y Caribe. Su primer golpe de Estado fue en Honduras, para imponer a Manuel Bonilla en 1912. Bonilla pagó el "favor" al otorgarle 10 000 hectáreas libres de impuestos. La historia de intervención política, comercial y militar en Honduras es interminable y sigue hasta el golpe de estado de 2009.

      En Chile se criminaliza la lucha del pueblo mapuche; aplicando la ley antiterrorista, es considerado un enemigo contra la seguridad nacional. Hay más de 200 líderes mapuches encarcelados bajo la política instaurada con el gobierno de Ricardo Lagos llamada Nuevo Trato y continuada por Michelle Bachelet. Una forma eufemística de expulsarlos de sus tierras y facilitar la represión bajo el allanamiento de sus hogares sin orden judicial, consumando las amenazas de detención y las acciones punitivas de las organizaciones paramilitares de los latifundistas y hacendados, entre ellos ni más ni menos que el ex ministro de la concertación Enrique Krauss, latifundista e impulsor de la aplicación de la ley pinochetista.23

Y llegando a Honduras, entre otros actores, los monopolios farmacéutico-industriales estarían implicados en el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya en Honduras, país que importa todas sus medicinas, producidas fundamentalmente por las " Big Pharma ", según Ignacio Ramonet. Esto respondería a la intención de Zelaya de establecer un acuerdo comercial con Cuba para importar genéricos cubanos, con el propósito de reducir los gastos de funcionamiento de los hospitales públicos hondureños,  y además la amenaza de los países del ALBA de revisar la propiedad intelectual sobre el tema de los medicamentos. Ambos proyectos amenazaban los grandes intereses de las Corporaciones farmacéuticas. 24

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 9 págs. 222.8Kb)

LEER TODOS LOS ESCARAJUMOS:
http://otrosmundoschiapas.org/index.php/component/content/category/118-el-escaramujo.html


NOTAS:
1.El papel de las fuerzas especiales. BBCmundo.com. Viernes, 19 de octubre de 2001
2.Guerra y "capitalismo sin fronteras" Por Rodrigo Guevara, 25Dic03 (IAR-Noticias)
3.Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Stockholm International Peace Research Institute, SIPRI). www.sipri.org.
4.Bajo la Lupa. Alfredo Jalife-Rahme. La Jornada, Domingo 9 de agosto de 2009.
5.    Los gastos en defensa han aumentado un 50 % desde el 2.000, www.Publico.es, 24/09/2010.
6. “EEUU planea instalar nueva base militar en Honduras”.  RedPres Prensa, Viernes 15 Abr 2011.
7. Ibid.
8.La información sobre las bases militares que no tienen una fuente propia al pie de página es tomada de www.workingpeoplesvoice.org/wpvv4n1/basesspn.htm
9. Marco A. Gandásegui. “Panamá anuncia que EEUU quiere 4 bases “aeronavales”.” Periódico La Estrella. http://www.laestrella.com.pa/mensual/2009/11/05/contenido/165561.asp
10.   Militarización de Haití entorpece la ayuda: experto en derechos humanos. David Brooks Corresponsal Periódico La Jornada, Martes 26 de enero de 2010, p. 24.
11. Gómora Doris. Militares aprenden tácticas de Afganistán. | El Universal . Domingo 27 de junio de 2010
12. Capacitan a funcionarios mexicanos agentes anti crimen de Colombia. AFP 25/06/2010
13. Mario Andrade. DeadlineLive.info. “U.S. Government Builds First Law Enforcement Base in Puebla, Mexico”. theintelhub.com, July 12, 2011
14. Oriol Sabata (LIBRERED). Estados Unidos financia y asesora una base militar en Guatemala para “luchar contra el narcotráfico”. Argenpress.info. Viernes 22 de Enero de 2010.
15.  Masiva presencia militar de EEUU en Costa Rica. Eva Golinger. AVN. 11 Julio 2010
16. Juan Arias. “El Gobierno brasileño negocia con EE UU una base militar conjunta en Río de Janeiro”. Periódico El Pais, 1 de Abril de 2010.
17.   El Consejo de Europa pide a 14 países europeos implicados en vuelos de la CIA que 'establezcan la verdad'. PARIS, 7 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Javier Gómez Muñoz). www.lukor.com
18.   Participa México con 17 países en ejercicios militares antiterroristas en Canal de Panamá Afp 17/08/2010
19.   La guerra  de las tortillas y el orden internacional. Noam Chomsky. Rebelión, 20 Mayo 2007.
20. “Un Desarrollo Patas Arriba y al Revés”.Actores Globales, Minería y Resistencia Comunitaria en Honduras y Guatemala. Por Sandra Cuffe, Rights Action. Febrero del 2005
21.   EL segundo desembarco. Multinacionales españolas en America Latina. OMAL
22.   Para-reforma agraria y conflicto por la tierra en Colombia, por María de Estrada, Universidad del Mar del Plata, Diogo Lima, UFF de Brasil, Valeria Ysunza, Universidad Autónoma de México, Agencia Prensa Rural,21 de noviembre de 2005
23.  Los estados canallas latinoamericanos. Marcos Roitman Rosenmann. La Jornada. 20 de septiembre de 2009.
24. Mafias Farmacéuticas. Ignacio Ramonet. Le Monde Diplomatique, 1 de septiembre 2009.