El Escaramujo 50: El Marco Ambiental y Social del Banco Mundial, ¿un remedio eficaz o un paso para atrás? (I)

 (Primera Parte)

Wiebke Meyer
Abogada
Otros Mundos, A.C./Bank on Human Rights
San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

14 de enero 2015

LEER PDF COMPLETO: El Escaramujo 50: Marco Ambiental y Social del Banco Mundial, ¿un remedio eficaz o un paso para atrás? (I) (8 págs. -PDF 97Kb)

El Banco Mundial (BM) publicó el documento borrador para el Marco Ambiental y Social el 30 de julio del 2014. Hace dos años que el BM inició un proceso de re-evaluación de las medidas preventivas acerca de su política ambiental y social. Vía este conjunto de reglamentos, el BM pretende realizar un cambio de su política mundial referente a asuntos ambientales y sociales. Esto incluye entre otras una “visión del desarrollo sustentable”,”normas [y procedimientos] ambientales y sociales” y “lineamientos y herramientas de información” (página 1).

Las diez normas de este borrador establecen los requisitos que deben cumplir los prestatarios en relación con la identificación y evaluación de los riesgos ambientales y sociales en todo proyecto que sea respaldado por el financiamiento del BM. Entre otras, las normas tematizan la evaluación y gestión de riesgos e impactos ambientales y sociales, las condiciones de trabajo, la eficacia de recursos y prevención de la contaminación, salud y seguridad comunitaria, restricciones para el uso de la tierra, conservación de la biodiversidad y pueblos indígenas. De cumplirse, podrían ser entonces un instrumento muy poderoso para proteger al medio ambiente, los recursos naturales, las áreas naturales protegidas, los pueblos indígenas y la sociedad civil consciente.

¿Pero realmente es un instrumento tan eficaz como lo podría ser?

Aunque el BM se obliga a usar su propia debida diligencia (metas del BM para la evaluación de un proyecto propuesto), el mayor problema de este marco es que se basa en gran medida en la información y el control del prestatario para aplicar su debida diligencia, y abre las puertas entonces para manipulación. El BM confía en que el que recibe los fondos, entregue una buena, completa y correcta información sin tener muchos mecanismos de control.

Además, este marco se aplica a los proyectos de financiamiento que sólo representan una parte de los proyectos respaldados por el BM. No incluye otros proyectos como préstamos para fines de ajuste, los cuales conforman una gran parte del portafolio del BM y que van creciendo. Estos créditos de ajuste proporcionan asistencia de rápido desembolso a países que requieren financiamiento externo, con el propósito de apoyar la introducción de reformas estructurales en un sector en particular o en la economía en su conjunto. Muchas veces es un apoyo para el estado.

El marco deja muchas “puertas abiertas” para eludir o reemplazar las reglas de este borrador. Ya en la descripción general del borrador aparecen las primeras sospechas en el sentido de que las reglas son palabras huecas. El BM quiere poner fin a la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida mediante este borrador y menciona su compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y la buena gobernanza que se aplica a todo el marco. En cambio, no se explica cómo se pone este objetivo en práctica. La inclusión - según el BM - es fundamental para todas las intervenciones de desarrollo del BM. La inclusión significa - así lo explica la “visión para el desarrollo sustentable” en la página 5:

“empoderar a los ciudadanos para participar en el proceso de desarrollo y obtener beneficios de él” (mejor acceso a la educación, salud, protección social, infraestructura, energía asequible, empleo, servicios financieros, etc).

(...)

LEER PDF COMPLETO: El Escaramujo 50: Marco Ambiental y Social del Banco Mundial, ¿un remedio eficaz o un paso para atrás? (I) (8 págs. -PDF 97Kb)

En los siguientes números de El Escaramujo seguiremos analizando el resto de las NAS.

VER TODOS LOS ESCARAMUJOS