EL ESCARAMUJO 9: ULTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACION-NACION -LAS CORPORACIONES GOBIERNAN A LOS ESTADOS- Parte VI

EL ESCARAMUJO año 05 número 09:el escaramujo

ULTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACION-NACION (LAS CORPORACIONES GOBIERNAN A LOS ESTADOS) (Parte VI)

 

Nieves Capote Figueroa
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
16 de mayo de 2011, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 7 págs. 220.7Kb)

VER ANTERIORES: http://otrosmundoschiapas.org/index.php/component/content/category/118-el-escaramujo.html

2. LAS CORPORACIONES GOBIERNAN A LOS ESTADOS.

En realidad la finalidad del Modelo Corporación Nación no es que los Estados desparezcan, sino que se mantengan como meros instrumentos de sus intereses. Si en el Modelo Neoliberal los Gobiernos tenían que regular la desregulación y la apertura neoliberal, en este Modelo Corporación-Nación, los Gobiernos son meros instrumentos de las empresas. Aplicadas las medidas neoliberales, el papel de los Estados se reduce a unos cuantos ámbitos: dar una apariencia de democracia, rescatar empresas importantes para el capital como por ejemplo los bancos, tener a las fuerzas de seguridad policiales y militares al servicio de los intereses Corporativos y controlar la protesta social, entre las principales funciones. Desde la perspectiva del Capital, el status de dictadura será mantenido para aquellos países que no de dobleguen al Modelo.
 
1. Mantener Democracias ficticias.

Así, la democracia, (…) se ha convertido en un aparato de mediación y control político operado exclusivamente por las clases dominantes, integradas por las burocracias del Estado, las élites de los partidos políticos, los empresarios, los dueños de los medios de comunicación y las jerarquías eclesiásticas. Es un conglomerado que actúa para mantener el status quo a través de la llamada gobernabilidad, que no es otra cosa que la estabilidad política necesaria para mantener la hegemonía neoliberal en las naciones, sobre todo en aquellas en las que existan sectores opositores y en resistencia frente al modelo.[1]


Las Corporaciones financian a quienes quieren poner en la cabeza de los “gobiernos democráticos” y por lo tanto al frente de los Estados sumisos a sus intereses. Podríamos decir que si bien la simulación de los procesos electorales es aceptada mundialmente como sinónimo de democracia, son las grandes Corporaciones y sus conexiones con las oligarquías locales, las que mueven estos hilos.

Según el periódico The New York Times algunas de las Corporaciones más grandes de Estados Unidos han entregado enormes sumas de dinero a la Cámara de Comercio, organismo que ejerce una gran influencia en los comicios legislativos de Estados Unidos. La intención es “financiar mucha de la agenda política y legislativa” de la Cámara de Comercio en apoyo a candidatos que 90 por ciento del tiempo son republicanos. Según el periódico la aseguradora Prudential Financial dio dos millones de dólares el año pasado; el conglomerado químico Dow Chemical otorgó 1.7 millones de dólares; el banco de inversión Goldman Sachs, la petrolera Chevron Texaco y la aseguradora holandesa Aegon han dado más de ocho millones de dólares al citado organismo[2]. Coca-Cola Company financió al Partido Republicano de Bush entre 1995 y 2002 con un total de 1.74 millones de dólares[3]

No es casualidad que el gobierno de los Estados Unidos de América que ha condenado al mundo a las guerras actuales (Irak y Afganistán por mencionar las más sangrientas), el de George W. Bush hijo, tuvo entre sus integrantes al Vicepresidente Sr. Dick Cheney, principal ejecutivo de Halliburton la mayor suministradora de servicios para la extracción de petróleo. Su secretaria de Estado fue Condoleezza Rice, quien tuvo el cargo de directora de la petrolera Chevron durante diez años. Y también los Bush son familia de magnates petroleros. El hecho que los principales integrantes de ese gobierno pertenecieran  a la industria de los hidrocarburos ¿será una casualidad con las guerras que han apoyado, intervenido y financiado, mintiendo a la comunidad internacional, pasando por encima de la ONU, manteniendo vuelos y cárceles clandestinas de prisioneros y un largo etc.? Decisiones tan importantes para el mundo, como las guerras y las intervenciones militares, la contaminación mundial, la destrucción de pueblos enteros, la depredación de los recursos naturales vitales para la humanidad y la crisis climática, no son determinadas por las mayorías sino por un puñado de Corporaciones y sus gobiernos títeres.

2. Favorecer al Gran Capital a costa de los pueblos.

Hablemos por ejemplo de los rescates bancarios de ayer y de hoy.  En México, el rescate a la banca  se realizó por medio de la conversión en deuda pública de la cartera del FOBA-PROA (Fondo Bancario de Protección al Ahorro) en 1998. Esta acción ha sido catalogada como el fraude del siglo “por su equivalencia a 170 años de deuda externa, sumando alrededor de 85 mil millones de dólares, demostró con plena exactitud que el modelo neoliberal centra sus acciones en el ámbito de la especulación financiera, la protección a los capitales privados y el desinterés por las necesidades sociales de las mayoría”.[4]

El poder de los bancos y su influencia sobre las decisiones gubernamentales y el empobrecimiento de la mayoría continúan en esta era del Modelo Corporación Nación. Según Simon Johnson, seis megaempresas financieras estadounidenses tienen bienes equivalentes a 60 por ciento del PIB de Estados Unidos mientras que en los noventa tenían menos del 20% de proporción del PIB. El hoy profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, afirma que “existe una oligarquía financiera compuesta por estas megaempresas. Los grandes bancos se volvieron más fuertes como resultado del rescate financiero. Parecería extraordinario, pero es verdad. Usan esa fuerza económica más grande para ejercer más poder político. Y usan ese poder político para correr los mismos riesgos que nos llevaron a este desastre en septiembre de 2008”. Los seis megabancos que identifica son Goldman Sachs, Morgan Stanley, JP Morgan Chase, Citigroup, Bank of America y Wells Fargo. “Simon, junto con James Kwak, acaban de publicar un libro sobre este fenómeno, y argumenta que dos años después de la crisis el país continúa bajo el poder de una oligarquía que hoy día es más grande, más rica y más resistente a toda regulación. Johnson dice que usa el término oligarquía en su definición clásica de poder político derivado del poder económico, y advierte que es “desproporcionada, injusta, muy improductiva… es una oligarquía como las que vemos en otros países”.” [5]

Podemos concluir que el poder político sobre cualquier Estado de un puñado de Corporaciones Financieras que ocupan una riqueza equivalente al 60% del PIB de un país, es casi total.

Aunque mueven los hilos del Mundo, la Gran Banca sigue subiendo pisos de poder. El Secretario del tesoro de Obama, Geithner, incorporó como su propio jefe de Gabinete a Mark A. Patterson, cuya actividad principal en los últimos seis años había sido la de lobbyista registrado de Goldman Sachs, el más poderoso y polémico banco de inversiones del mundo: el mismo que enseñó al Gobierno griego cómo ocultar parte de su deuda y que fabricó un producto específico para que uno de sus inversores más importantes el famoso fund manager John Paulson ganara un dineral apostando a la baja contra productos derivados de hipotecas basura que el propio banco colocaba a otros clientes menos pudientes[6]. En un año, Geithner reclutó para puestos clave de su equipo en el Tesoro a una decena de altos ejecutivos procedentes de los bancos Citigroup, Merril Lynch y Barclays y los poderosos fondos Blackstone, Harford, TIAA-CREF, Hellman & Friedman LLP y T. Rowe Price[7].

El mismo Obama, después de haber echado la culpa de la crisis a los grupos financieros y la banca, ha elegido como Jefe de Gabinete a Bill Daley, de la cúpula de JP Morgan Chase, uno de los grupos financieros más grandes y antiguos. Mientras tanto, el 1% de lo aportado por los gobiernos a rescatar a los bancos en la actual crisis financiera sería suficiente para acabar con el hambre en el mundo[8]. Lo que abona a la denuncia de los pueblos de la falta de voluntad política mundial por eliminar la pobreza y que el Hambre de hoy en el planeta es Un Genocidio Permitido.

3. Mantener una política fiscal favorecedora de las Corporaciones.

Es otro de los papeles que le quedan al Estado en este Modelo. En México, por ejemplo, 60 consorcios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, adeudan a Hacienda 232mil millones de pesos en impuestos, esta cantidad de dinero es igual al destinado en 2010 para las Secretarias de Salud, Desarrollo Social, Energía y Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología)[9]. Los dueños de estas corporaciones son hombres públicos, famosos, con incidencia y financiamiento en la vida política del país, entre ellos, Carlos Slim (Nº1 en la lista Forbes 2010 de los hombres más ricos del mundo).

Al primer trimestre de 2010, luego del peor año de la crisis económica más severa en los últimos 70 años, un selecto grupo de los 47 mayores corporativos del país obtuvo utilidades netas conjuntas por casi 236 mil millones de pesos, de manera anualizada, revelan reportes financieros entregados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), analizados por el grupo financiero Santander.

Por ejemplo, está el caso de minera Grupo México, cuyas utilidades netas se incrementaron en mil 578.7 por ciento, al pasar de 267 millones de pesos en el primer trimestre de 2009 a 4 mil 482 millones el periodo similar de este año. También Liverpool, la cadena de tiendas departamentales, cuyas ganancias crecieron en mil 72.2 por ciento, pues se elevaron de 36 millones a 418 millones en una comparación similar.

Otros casos destacables son los de la productora de refrescos y cerveza Femsa, cuyas utilidades pasaron de 783 millones en el primer trimestre de 2009 a mil 988 millones al cierre de marzo de este año, es decir, 153.9 por ciento de aumento. Mexchem pasó de ganar 500 millones a 906, un salto de 126.4 por ciento, y la constructora ICA registró ganancias por 216 millones, un crecimiento de 90.8 por ciento.[10]

4. Los Gobiernos hacen lo que las Corporaciones quieren.

Un informe del Observatorio de Corporaciones en Europa[11], señala que la Unión Europea tiene sólo en Bruselas, un millar de grupos de presión, cientos de agencias de relaciones públicas y bufetes legales, oficinas de “asuntos europeos” de multinacionales, y más de 15.000 profesionales dedicados en exclusiva al ´lobby´, o lo que es lo mismo, a que se haga lo que las Corporaciones quieren.

Ya señalábamos cómo las políticas de la OMC eran escritas en realidad por las grandes Corporaciones. Mencionemos algunos casos más recientes.

La crisis de una pandemia de gripe ya estaba anunciándose en la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace tiempo. Para ello, en 2004 sacaron directrices que entre otras cosas, recomendaba a los gobiernos a hacerse de medicamentos y antivirales y tener suficiente stock. Una investigación conjunta llevada a cabo por la Oficina de Periodismo de Investigación y del British Medical Journal (BMJ) ha revelado que los principales asesores científicos de la OMS sobre la pandemia de gripe tenían vínculos económicos con las compañías que se beneficiaron con las decisiones del organismo. La OMS no declaró esos vínculos. Entre ellos, tres de los científicos clave que asesoraron a la OMS sobre este tema, tenían relaciones financieras con Roche y GlaxoSimthKline.  [12]

 En el año 2004 la OMS envió algunas directivas a los países para prepararlos ante la mayor pandemia de gripe. Predijo además que la próxima pandemia estaría “asociada a altas tasas de mortalidad” urgiendo a las naciones a almacenar antivirales para el tratamiento de la enfermedad.
Esos antivirales eran Tamiflu, producida por Roche y Relenza fabricada por Glaxo Smith Kline. Las directivas fueron distribuidas a través del mundo y produjeron masivas ventas de esas drogas: desde el 2004 las compras de Tamiflu alcanzaron los diez mil millones de dólares y los de Relenza dos mil millones. Las ventas alcanzaron su punto máximo durante el brote de gripe porcina del año pasado, con más de 2.7 mil millones de dólares gastados solo en Tamiflu.[13]

Según un informe del Centro para la Integridad Pública de Estados Unidos, la industria farmacéutica es de las más poderosas en Estados Unidos y tiene la mayor presión sobre el gobierno[14]. En 2008, la industria biofarmacéutica gastó 234 millones de dólares haciendo lobby[15]. Cuando hablamos de este sector, se entrecruzan diferentes Corporaciones que ya trabajan como una sola en cuanto a lograr los objetivos comunes. En el mundo de la biología sintética confluyen la industria farmacéutica, la de agronegocios, las petroleras y las de celulosa, entre las principales.

Aunque se permite la comercialización de productos transgénicos en la Unión Europea, la apertura del viejo continente a la producción transgénica va más lenta de lo que las Corporaciones como Monsanto desean. Su cultivo todavía está prohibido en 9 países de la UE: Francia, Alemania, Austria, Grecia, Luxemburgo, Irlanda, Polonia, Hungría o Italia. Pro su lado, España se ha convertido en el gran aliado de las Corporaciones de transgénicos, apoyando la presión para la apertura de estos cultivos en territorio europeo. De hecho es la principal productora de transgénicos en Europa. Así, el lobby de estas Corporaciones del agronegocio, dueñas de las patentes de semillas y agroquímicos transgénicos, dirigen las decisiones del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de España. El actual presidente de España, Rodríguez Zapatero, que ha sucumbido al poder del Gran Capital,  ha colocado a Cristina Garmendia al frente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Este Ministerio es fundamental para la industria farmacéutica.

Pues bien, “Garmendia era, hasta entrar en el Gobierno de Zapatero, presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), el mayor lobby pro alimentos transgénicos y fármacos biotecnológicos que hay en España (en el que están otros lobbies como la Fundación Antama o las mayores multinacionales de transgénicos del mundo: Monsanto o Pioneer), y que también congrega a buena parte de la industria farmacéutica biotecnológica (Bayer, Merck, Bristol-Myers Squibb, Roche, Schering Plough, Esteve -que dirigen Farmaindustria-, o Gilead Sciencies -creadores de Tamiflú/Gripe aviar-). Esta empresaria hasta hace unos días, fundó en 2000 Genetrix, una compañía privada del sector de la biotecnología. Garmendia, no pierde su tiempo y también es presidenta de la Fundación Inbiomed que financiada con dinero público, está dedicada a la investigación genética con fines farmasanitarios.”[16]
Para poner un último ejemplo nos meteremos en temas menos conocidos como las empresas carcelarias. La tan controvertida Ley anti-inmigrante de Arizona, no sólo es racista y represiva, sino que fue elaborada e impulsada por empresas de la industria privada carcelaria, “para generar ganancias multimillonarias con el negocio de encarcelar migrantes” según National Public Radio.[17] Según esa investigación publicada en el periódico La Jornada, Corrections Corporation of America, la empresa carcelaria privada más grande de Estados Unidos, hizo además donaciones electorales a 30 de los políticos patrocinadores de la ley, entre otras empresas que hicieron lo mismo. Además, el vocero y el director de campañas de la gobernadora de Arizona que promulgó la ley, son ex-cabilderos de empresas de prisiones privadas.

Así que la famosa ley, no responde realmente a una política migratoria ni mucho menos de seguridad, responde a la necesidad de las empresas carcelarias de garantizar su futuro económico, que depende además de las subvenciones oficiales, de tener cada vez más presos.

5. Gobiernos y Corporaciones, una vinculación demasiado estrecha

Los gobernantes no sólo llegan al poder por medio de los apoyos de las Corporaciones, no sólo una vez que están en el poder ejecutan sus deseos, sino que al mismo tiempo son parte de dichas Corporaciones y favorecen su enriquecimiento personal.

Por ejemplo, George Bush es accionista de la petrolera tejana Arbusto Bush Exploration y Harken, de General Electric que tiene también intereses en la industria militar, es accionista de Duke Energy, Exxon Mobil, Newmont Gold Mining y Tom Brown Inc. La familia Bush es la 7ª familia en EEUU con máximos intereses en el mundo del petróleo.[18]

Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos, dirigió la petrolera Halliburton antes de su cargo. Halliburton ha sido beneficiada con contratos millonarios en torno a la invasión en Irak. Curiosamente tiene otros contratos en países donde EEUU tiene bases militares después del 11-S. Cheney también es accionista de Data Systems Corp. y Procter & Gamble.[19] La revisión de miembros del gobierno de Bush y sus vínculos con Corporaciones de petróleo, militares y tecnológicas es larga.

Los gobernantes fieles y serviles siguen bajo el manto del Gran Capital Corporativo terminando su mandato. Pongamos por ejemplo a los dos aliados de Bush en la invasión a Irak y Afganistán: Tony Blair y Jose Mª Aznar.

Tony Blair, por ejemplo, una vez que dejó su cargo, amasó una fortuna de al menos 30 millones de dólares y un portafolio inmobiliario de aproximadamente 20 millones de dólares. Esto en menos de tres años. Además, fue premiado con un contrato millonario con la firma petrolera surcoreana UI Energy Corporation que tiene intereses en Irak. También trabaja para JP Morgan Chase y la aseguradora Zurich Financial Services (la editorial Random House ha sacado sus memorias). Mientras salen las cifras de 109,032 muertos en lo que va de la invasión a Irak, 60% de los cuales son civiles, hombres, mujeres y niños y niñas, el Estado británico gasta 3 millones de dólares al año para proteger a Tony Blair. Pero la barbarie del mundo Corporativo no termina en esto, para escucharlo hablar se le paga 250 mil dólares por 90 minutos de charla.[20]

Por su parte, el señor Aznar tuvo unos ingresos de 620,732 euros con su empresa  Famaztella en 2009. El objeto social de Famaztella es "la explotación de los derechos de propiedad intelectual en todas sus manifestaciones". Además es también consejero desde 2006 de News Corporation, uno de los conglomerados de medios de comunicación más grande del mundo, controlado por el magnate Rupert Murdoch[21]. En 2007 forma parte del  consejo asesor de la firma británica Centaurus Capital, uno de los más importantes fondos de inversión especulativa a nivel mundial, considerados fondos de alto riesgo[22]. Tiene una pensión de por vida de cerca de 80.000 euros brutos anuales de los Presupuestos Generales del Estado Español, y ha sido contratado por la empresa Endesa como asesor externo para Iberoamérica, por este trabajo recibirá 200.000 euros anuales. Y no olvidemos el apoyo de la Jerarquía de la Iglesia Católica, que le ha dado ya un premio y dos Honoris Causa. La Fundación Universitaria San Pablo-CEU de la Iglesia católica le dio junto a Álvaro Uribe de Colombia el Premio Internacional "La puerta del recuerdo" por su lucha contra el terrorismo, la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y la Universidad Católica San Antonio de Murcia le dieron el Honoris Causa.

La lista de las relaciones de los presidentes y ex presidente “democráticos” con las grandes corporaciones es interminable. Sus vínculos no son con el pueblo que supuestamente los elige y para quienes deben gobernar y defender sus intereses. Son los interese de los más ricos del mundo que con decretos presidenciales imponen sus intereses por encima de los pueblos. Son las corporaciones que se comportan como naciones, con poder, con territorio, con un mismo lenguaje y una misma cultura, con una misma imagen e identidad, con sus propias leyes y con toda la impunidad. Hemos llegado al clímax de la acumulación de la riqueza.

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 7 págs. 220.7Kb)

NOTAS:

[1] Nayar López Castellanos, Del plan Puebla Panamá al Proyecto Mesoamérica. Un espejo de la globalización Neoliberal. Pag 63.
[2] Grandes corporaciones de EU financian ataques a Obama: NYT, Notimex Publicado en La Jornada 22/10/2010.
[3] La Coca-Cola al Foro Social Mundial (décima tercera parte, ¡y última!).Gustavo Castro Soto. San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México; 20 de enero de 2005. www.otrosmundoschiapas.org
[4] Nayar López Castellanos, Del plan Puebla Panamá al Proyecto Mesoamérica. Un espejo de la globalización Neoliberal. Pag 82.
[5] La oligarquía bancaria enfrenta a Obama y su reforma financiera. David Brooks. Periódico La Jornada, Martes 27 de abril de 2010, p. 20
[6] La gran banca se cuela en los gobiernos de Occidente. El fichaje de un directivo de JP Morgan como jefe de Gabinete de Obama alarma a economistas. Más de 20 ex ejecutivos del sector ocupan puestos clave de la política económica en Europa y América. PERE RUSIÑOL MADRID 23/01/2011 09:00 Actualizado: 23/01/2011 09:46
[7] Ibid.
[8] El hambre se erradicaría con el 1% de lo aportado para salvar a la banca. SERVIMEDIA 07/05/2010.
[9] Empresario se dan el gran festín fiscal, México S:A, Carlos Fernández-Vega. La Jornada 4 de Noviembre de 2009.
[10] Lograron 47 corporativos del país utilidades por $236 mil millones . Víctor Cardoso. Periódico La Jornada. Martes 11 de mayo de 2010, p. 24
[11] Solidaridad.net. 2005-01-18
[12] Los asesores de la OMS sobre la gripe porcina estaban vinculados a las empresas farmacéuticas. Artículo de la Dra Deborah Cohen (British Medical Journal).- Productor Phillip Carter.- Editor: Andy Kemp,- Investigadoras Emma Slater y Adele Waters.
[13] Ibid.
[14] Industria farmacéutica: el mayor 'lobby' de Estados Unidos. elmundo.es
[15] Medicamentos y política: el lobby farmacéutico en Estados Unidos. Por José María Cabral • 13 Jul, 2009. www.ctsbrief.cl
[16] El lobby farmacéutico y transgénico en el Gobierno ZP . Montsanto calla en La Ventana de Gemma Nierga. Casajuntoalrio. 7 de septiembre de 2010. La Comunidad. Elpais.com.
[17] Empresas carcelarias impulsaron la ley antimigrante de Arizona, revela investigación. David Brooks, Corresponsal. Periódico La Jornada, Viernes 29 de octubre de 2010, p. 25