EL ESCARAMUJO 6: ULTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACIÓN-NACIÓN -Parte III

EL ESCARAMUJO año 5 número 06:

escaramujo
ULTIMA FASE DEL CAPITALISMO: EL MODELO CORPORACION-NACION (El Modelo Neoliberal) (Parte III)


Nieves Capote Figueroa. Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
11 de abril de 2011, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 7 págs. 260Kb)

MODELO NEOLIBERAL (1970-2000): Cría cuervos y te sacarán los ojos
                                                               
Este Modelo Neoliberal regresa a los principios liberales que mencionamos en el Modelo Liberal, pero de una forma mucho más agresiva. Si las empresas tenían que gozar de libertad total, el Estado tenía que volver a retirarse de todas las áreas que tenía bajo su control. Lo que se reconstruyó a base de deuda se abre paso al capital y se pone en manos privadas. Las Corporaciones ya re-capitalizadas gracias a las inversiones públicas, subsidios y préstamos a cargo de las arcas públicas y el Estado, crecieron lo suficiente para volver incrementar el control total del mercado y del enriquecimiento sin límites ni barreras. Pero en la lógica de la competencia despiadada y salvaje del capitalismo, de la acumulación incesante de capital, quienes tienen más capacidad de quedarse con todos esos bienes y servicios no son las empresas pequeñas, sino las grandes transnacionales o Corporaciones que van comprando y fusionándose.

La deuda externa de los países contraída con la banca multilateral fue el detonante para extorsionar e imponerles Políticas de Ajuste Estructural (PAE) que se adaptaran a las necesidades de acumulación del gran capital. La extorsión es muy simple, si quieren más préstamos y ante la deuda pendiente, se debe abrir el país al capital corporativo. Se paga la deuda muy cara, por medio de abrir al capital los bienes comunes naturales (mal llamados recursos naturales), o con la venta de empresas públicas y otras políticas públicas. Así, los préstamos fueron cada vez con un anexo mayor de condiciones de apertura comercial que los Estados comprometían, que son las PAE.

La Deuda Externa.

No se puede entender al capitalismo ni su acumulación incesante de capital sin la dinámica de la Deuda Externa. Para este momento la DEUDA EXTERNA había crecido sin control, el BM y el FMI aumentaron los intereses de los pagos[1], e hicieron que los países acumularan una deuda impagable matemática y moralmente:

Según cifras del FMI de octubre del 2008, el monto de la deuda externa de los países subdesarrollados se ha mantenido en torno a los 4,5 millones de millones de dólares (para las regiones de África, América Latina y el Caribe, Medio Oriente, Asia, Europa Central y Oriental y la CEI). Los países subdesarrollados pagaron 5,8 millones de millones de dólares por concepto de servicio de la deuda en el período 1986-2008, lo que supone un promedio anual de alrededor de 268 mil millones de dólares.[2] Esto equivale repartirle el salario de miseria de 2 dólares diarios cada año a 20 veces la población del planeta.

Otras fuentes confirman que entre 2000 y el 2008, el Tercer Mundo pagó 3,1 millones de millones de dólares por concepto de servicio de la deuda, para un promedio anual de 350 mil millones de dólares[3]. En el caso concreto de América Latina, abonó 1,4 billón desde 1982 a 2004, lo que representa casi cinco veces su deuda original, pero aún debe alrededor de tres veces más[4].

Deuda externa: Compromiso que cada latinoamericano contrae al nacer, por la módica suma de 2.000 dólares, para financiar el garrote con el que será golpeado. Eduardo Galeano[5].

El pago de la deuda Externa, ilegítima e injusta, mantiene a los países en la pobreza, y garantiza la espiral de dependencia a más créditos del BM y del FMI, pero también de las bancas multilaterales regionales (como el Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, el Banco Centroamericano de Integración Económica –BCIE-; la Corporación Andina de Fomento –CAF-; el Banco Caribeño de Desarrollo –BCD-). Así por ejemplo, Malawi destinó en 1997 solo el 8% de su presupuesto a gasto social mientras que pagó el 40% a servicio de su deuda externa. Mozambique, un país donde la esperanza de vida llega a los 47 años, paga tres veces más a la deuda que lo que invierte en salud[6].

En el sistema de dominación capitalista, las Corporaciones van concentrando riqueza, poder y bienes administrados por el Estado. El Estado no puede tener nada bajo su protección, ni infraestructuras, ni energía, ni recursos naturales ni servicios como la educación o la salud. Las trasnacionales van por todo y lo convierten en mercancía.

“Los países tomadores de crédito que ya no podían pagar los créditos tomados, fueron forzados a entregar no sólo lo que habían ofrecido en garantía, sino todo lo poco o mucho que habían logrado en todos los años de la independencia y el período pos-guerra. Pocas fueron las excepciones. Pueblos enteros quedaron en la calle, desalojados, sin trabajo ni acceso a la tierra, la vivienda, la educación o la salud, mientras sus verdugos fueron también “rescatados” con Planes Brady y Bonos Global, jugosas privatizaciones y concesiones sin límite.”[7]

LOS PROGRAMAS DE AJUSTE ESTRUCTURAL (PAE)

A fines de 1992, 75 países de África, Asia, América Latina, el Caribe y Europa Oriental habían recibido PAE del FMI y el Banco Mundial por un total de más de 150.000 millones de dólares estadounidenses[8]. Entre la lista de Condiciones de Ajuste Estructural que acompañan los préstamos, los aspectos más importantes para el capital son:

1- Privatizar empresas, bienes naturales comunes convertidos en recursos naturales para el mercado, instituciones, fábricas, infraestructuras, servicios y un largo etcétera. Y de todo aquello que esté en manos del Estado. De esta forma pierden sus negocios y formas de ingresos acelerando su pobreza y la necesidad de solicitar más préstamos en medio de un endeudamiento de por sí alto. Aumenta entonces los créditos para poder “paliar” los servicios que ya no puede sostener, como por ejemplo, salud, educación, vivienda, carreteras, etc. Así por ejemplo México, en los últimos 25 años, desde el inicio de la aplicación del PAE hasta hoy, ha privatizado ya alrededor de mil 100 empresas y organismos que estaban en manos del Estado, quedando como propiedad de la nación apenas un centenar. Entre lo privatizado se incluye Bancos, Teléfonos, puertos y aeropuertos, ferrocarriles, minas, distribución de semillas.

En 1997 el BM ofreció a Bolivia una partida para desarrollar su sistema de agua. La condición fue privatizar dos de sus sistemas en dos de los centros urbanos más grandes, El Alto/La Paz y Cochabamba. Como suele hacer el BM, este proceso se llevó cabo en secreto y con un sólo ganador en juego: Bechtel, una enorme corporación de California. En septiembre de 1999 se quedó con el agua de Cochabamba. Con el paso de las semanas, el precio del agua subió a un 50%. Gracias al Neoliberalismo, veremos crecer una realidad muy peligrosa: las Corporaciones son más poderosas que los países. Bechtel reportó ingresos de 14,3 mil millones de dólares en 2001. Sin contar el valor de los proyectos nuevos que duplicarían la cifra, el “producto” de Bechtel era casi dos veces el Producto Interno Bruto de Bolivia y casi 10 veces su gasto público del mismo año[9]. Todas estas medidas drásticas de imposición del Capitalismo y de dominación del gran capital va acompañado (ayer y hoy) de un “gran” discurso ideológico, como la célebre frase de Carlos Salinas de Gortari, quien fuera presidente de México: “Es inaceptable un Estado tan propietario, frente a un pueblo con tantas necesidades y carencias. El Estado vende sus bienes para resolver males sociales y canaliza sus energías para abrir espacios a los particulares, para que aumente el empleo, la inversión y toda la patria florezca”[10].

2- Liberalizar la mano de obra. Liberalizar, flexibilizar, desregular, son los términos usados. En realidad significan facilitar a las Corporaciones su relación con los y las trabajadoras. Esto se traduce en tener la planta laboral que necesitan pero sin poder y sin derechos, y reducir los costes de inversión. Esto es, bajar los salarios. De esta manera los países del Sur, ávidos de atraer estas “inversiones” del capital transnacional, compiten unos con otros por ofrece más barato a sus trabajadores y trabajadoras al mercado mundial. Salarios de miseria, destruir sindicatos, prohibir derechos como la huelga, aniquilar la obligación de prestaciones sociales como las de salud o las pensiones, facilitar los despidos, pauperizar los contratos de trabajo, y concentrar la mano de obra barata cerca de los centros industriales, son algunas de las condiciones que exigen las Corporaciones para hacernos el gran favor de traer a nuestros territorios sus “inversiones” y el supuesto “desarrollo” que luego vendieron como “sustentable” y luego como “verde”.

En Ecuador, el desempleo aumentó más del doble durante el período del ajuste (6% a finales de los años 80 al 14.4% en 1999).En México, en 1997, aproximadamente dos tercios de la fuerza de trabajo del país, de unos 40 millones de personas, no recibieron prestaciones (seguridad social, seguro de salud, vacaciones). El poder adquisitivo de los salarios cayó en un 75% durante los 18 años de implementación de las políticas de ajuste a partir de 1982, luego de haber subido en un 54% durante los 45 años previos[11].

En Senegal, presentado por el FMI como un éxito por sus elevadas tasas de crecimiento, el desempleo aumentó del 25% en 1991 al 44% en 1996. En Corea del Sur, un crédito de ajuste estructural por valor de 58 mil millones de dólares contribuyó a una media de pérdidas de empleo de 8000 personas diarias[12].

Si hablamos de la situación laboral mundial, hay que mencionar especialmente la situación de las mujeres que desempeñan la mayor parte de los trabajos peor pagados y menos protegidos. Las mujeres son el 40% de la fuerza laboral en América Latina, aunque a nivel mundial se espera que alcance el 70% hacia 2010 (sin contar lo que aporta al sistema el trabajo invisible y gratuito del trabajo doméstico). El 80% de los trabajos a tiempo parcial o temporal en el mundo es realizado por mujeres. Las mujeres realizan dos terceras partes de la jornada mundial de trabajo y sin embargo perciben apenas un 10% de la riqueza que se genera. El trabajo de las mujeres, a igual ocupación y responsabilidad, es pagado entre un 73% y un 77% menos que a un hombre[13].

“Estos circuitos pueden ser pensados como indicadores, siempre parciales, de la feminización de la supervivencia, dado que estas formas de sustento, de obtención de beneficios y de garantizar los ingresos gubernamentales se realizan, cada vez más, a costa de las mujeres. Las trabajadoras ‘genéricas’ son el modelo ideal para la economía neoliberal: son flexibles e intercambiables.” Saskia Sassen. [14]

La “feminización de la pobreza se hace más patente. Al mismo tiempo el círculo de explotación patriarcal-capitalista mantiene intacto el trabajo doméstico, a cargo de esta “fuerza laboral”, que para el caso sólo significa que sigue en manos de las mujeres. El trabajo doméstico beneficia a los varones y al capital.

“El patriarcado, al establecer y legitimar una jerarquía entre los varones, refuerza el control capitalista, y los valores capitalistas configuran la definición de utilidad patriarcal. Por ellos ambos se favorecen de la alianza, lo que permite explicar la opresión de las mujeres en tanto trabajadoras y en tanto que mujeres.”[15]

3- Reducir y si es posible, eliminar, el papel regulador del Estado en la economía del país. Como papel regulador se entiende todo lo que haga mover la balanza a favor de la población o de los intereses de la nación, porque para favorecer las inversiones de las Corporaciones el Estado en la práctica si puede meter sus manos. Esto se dio en dos niveles: por un lado eliminar el papel protector del Estado de la economía nacional y por otro lado, mantener al Estado como garante de abrir el país al “libre comercio”. Así, el Estado debe dejar de meter las manos en beneficio de la economía nacional y garantizar a las Corporaciones que pueden acceder sin cortapisas a trabajadores y trabajadoras, ríos, tierras, territorios indígenas, áreas de inversión etc, esto significó y significa entre otras cosas cambiar las leyes que regulan dicha protección.

4- Así, los PAE pusieron mucho énfasis en abrir las trabas legales. Los cambios a las leyes del país abarcaron los aspectos laborales, fiscales y terminando con desparecer las leyes que protegen recursos naturales (agua, petróleo, gas, bosques, carbono, biodiversidad, genes, minería, etc.), servicios, energéticos, u otras áreas. En la lógica del Neoliberalismo, ningún Estado puede proteger áreas que las Corporaciones quieren, pues eso es competencia desleal. En aras de la “competencia leal”, las Corporaciones tienen que poder acceder a cualquier área que deseen sin “discriminación” a ellas.

En años recientes, más de 70 países alrededor del mundo han ‘modernizado’ su legislación minera.

[...] Un decisivo papel ha sido jugado por diferentes instituciones del Banco Mundial al desarrollar leyes de minería que han facilitado la expansión global de la exploración y explotación por las compañías mineras transnacionales. Mientras que la mayoría de los países, especialmente en América Latina, tenían códigos de minería que reservan estos derechos ya sea exclusivamente o parcialmente para el Estado, la legislación ‘modernizada’ abre el sector minero a la inversión y a la propiedad extranjera, reduce las ganancias del Estado a regalías miserables (la norma es entre el 1% y el 3%), levanta restricciones e impuestos en la importación de equipo y no requiere que las ganancias permanezcan en el país en el que opera la empresa.

[...] Hasta sólo el 1991, 71 Programas de Ajuste Estructural y 43 ajustes de préstamos sectoriales – ahora conocidos como la ‘Estrategia para la Reducción de la Pobreza’ – han contribuido a la privatización del sector mineral alrededor del mundo; en años recientes, la legislaciones sobre minería han sido ‘modernizadas’ en más de 70 países.  [16].

El BM se jactaba en 2003 que Chile fue un pionero en abrir la minería a las Corporaciones[17]. Claro, el Chile de Pinochet, que dio apertura legal al expolio minero transnacional a base de personas desaparecidas, torturadas y asesinadas. Minería y represión volvieron asomarse en Chile, en las paradojas de la historia, cuando el último minero rescatado de la mina San José, en el famoso rescate televisado en 2010, es hijo e hijastro de asesinados por la dictadura de Pinochet[18].

5- Eliminar la Protección del Mercado Nacional. Los Estados debiera garantizar los derechos humanos; garantizan que la población tenga lo que necesita para vivir, por ejemplo la producción de alimentos suficientes para abastecer la demanda del país, o el agua, o el acceso a la luz, entre otros. Al mismo tiempo garantizar que estos productos que son necesarios para la vida digna estén a un precio accesible a la población. Esto se termina con el Modelo Neoliberal, pues dentro de la lógica del libre comercio, los grandes capitales tienen que tener acceso con ventaja al mercado de esos productos que el Estado “protege”. Implica liberar los precios, eliminar cuotas de importación, eliminar precios de garantía, y eliminar los subsidios pauperizando la soberanía alimentaria, aumentando la dependencia alimentaria respecto a las empresas trasnacionales. También se eliminan todos los subsidios en otros sectores: luz, agua, educación, salud, entre otros.

Las condiciones impuestas, vendidas como la salida de la pobreza y garantes del desarrollo, no son aplicadas por las economías de los países “desarrollados”. Mientras obligan al resto del planeta a liberalizar sus mercados, ellos los protegen. La experiencia mundial les enseña que en realidad, los países que más han podido desarrollar su economía interna lo han hecho protegiendo su producción y su mercado. Por ejemplo, el Tratado de Libre Comercio con America del Norte (TLCAN) obliga a México a eliminar sus subsidios, pero mientras, su socio comercial, EEUU protector de los intereses de sus grandes Corporaciones de la agroexportación, aumentó sus subsidios de 5 mil millones de dólares que daba al inicio del TLCAN en 1994, a 30 mil milllones en el 2000 y a 18 mil millones en 2006[19]. Y el ejemplo más burdo, es el subsidio que da la Unión Europea: mientras más de la mitad de la población del planeta sobrevive con dos dólares al día, la Unión Europea da un subsidio a su ganadería que corresponde a 2.2 dólares por vaca.

6- Reducir del déficit fiscal del Estado. Significa una reducción del gasto público y en el desmantelamiento de los servicios sociales.

El primero de ellos hace referencia al aumento del trabajo invisible  de las mujeres. En efecto, cada vez que el Estado deja de asumir funciones relacionadas con las ayudas sociales  las mujeres sustituyen al Estado y asumen esas tareas, casi siempre relacionadas con salud, nutrición y cuidados. En un momento histórico como el que estamos viviendo de crisis económica  las mujeres trabajan más pero en las mismas condiciones de invisibilidad de siempre.[20]

El discurso ideológico que con el que pretenden legitimar esta condición, es eliminar los gastos innecesarios de un aparato burocrático muy grande y pesado, corrupto e ineficiente. “Adelgazar” el aparato de Estado significa que gaste menos en lo social y que tenga menos carga fiscal. Sin embargo, al final, esto es la antesala de la privatización de los servicios sociales y traspaso de los servicios públicos a las empresas privadas. Reducir el gasto social en muchos casos realmente quiere decir “adelgazar”, quebrar, hundir, dejar morir empresas de servicios del Estado para que las Corporaciones las “compren” barato. El discurso ideológico neoliberal define esa “transacción” como un proceso de reducción de la corrupción, mejora de los servicios y aumento de la eficiencia. Aunque después surgen los grandes escándalos de corrupción, quiebras, fraudes y mal servicio de las trasnacionales a las que nuevamente el Estado sale a su rescate fortaleciendo la acumulación del capital y pasando el costo a la sociedad. Las concesiones gubernamentales a empresas privadas para proveer los insumos al estado (desde papelería, limpieza, comunicaciones o incluso la seguridad) y la privatización de los sistemas de salud y de educación, también responden a esta condición del Ajuste Estructural.

Del año 2000 a 2009, la producción de la Comisión Federal de Electricidad de México (CFE) cayó de 191.4 a 157 gigavatios. Por el contrario, las Corporaciones que están tras el control del agua y la energía eléctrica, entre los que se encuentran Iberdrola, Unión Fenosa, Mitsubishi, Mitsui y EDF Internacional, Trans Alta, Mitsubishi EDFI y AES, incrementaron su productividad al pasar de 12.9 gigavatios a 105.9 en el mismo periodo[21]. En México todavía no se ha conseguido abrir a la privatización la energía eléctrica y el petróleo, por lo menos constitucionalmente, sin embargo, se calcula que actualmente, por debajo de la mesa, ya se ha privatizado el 35 por ciento de la industria eléctrica.

Las consecuencias han sido muy diferentes de las prometidas por el gran capital, no sólo los PAE han empobrecido más a los países del Sur, sino que la tan prometida eficacia y ausencia de corrupción por parte de las empresas ha resultado ser una de las grandes mentiras del Neoliberalismo.

Una serie de préstamos concedidos por el Banco a Ecuador fue para la re-estructuración del sector público, entre otros asuntos, se hizo hincapié en la enorme carga de la burocracia y en la necesidad de “adelgazar” el aparato de Estado.  El proyecto Asistencia Técnica para la Modernización del Estado provocó la supresión de 10.000 puestos de trabajo en la función pública. Los despidos representaron un coste asumido por el Estado de 396,3 millones de dólares. El gobierno se endeudó así en casi 20 millones de dólares por este proyecto de re-estructuración del sector público, que, recordemos, tenía la finalidad de reducir los costes. Toda esta operación le costó a Ecuador  20 veces más en reducción de personal[22].
Los precarios servicios de salud de África, por ejemplo, se han visto seriamente dañados por la reducción del gasto social impuesto por el BM y el FMI.

Como consecuencia, a lo largo de los ´80, los gastos en sanidad en los países africanos programados por el FMI-Banco Mundial descendieron un 50%, según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Africa. Mientras tanto, para reducir los déficits presupuestarios, con frecuencia se aumentan los precios por los servicios médicos, lo que conduce a un menor tratamiento, a más sufrimiento y a muertes innecesarias[23].

Cuando China desmanteló la atención sanitaria pública gratuita en favor de hospitales que obtienen beneficios y seguros sanitarios, los costes en sanidad de las familias se multiplicaron por 40 y los avances para hacer frente a la mortalidad infantil se ralentizaron. Servicios que antes eran gratuitos son ahora pagados a través de seguros sanitarios, que sólo dan cobertura a una de cada cinco personas en la China rural[24].

EL NEOLIBERALISMO SE IMPUSO CON VIOLENCIA

La implementación de los PAE los pueblos pusieron los muertos y muertas, los desaparecidos y desaparecidas, las y los torturados, y las mujeres violadas.

En Guatemala, durante 36 años de conflicto, las fuerzas del Estado asesinaron y desaparecieron a más de 200 mil personas, la mayoría pertenecientes a la población maya. En El Salvador se dejó un saldo de cerca de 80.000 muertos y más de 7.000 desaparecidos. En Nicaragua las fuerzas del Estado asesinaron a más de 50.000 ciudadanos, sin contar las 20.000 víctimas de los enfrentamientos entre el gobierno y la guerrilla. Durante los siete años que duró la dictadura en Argentina (1976-1983) el régimen militar torturó, asesinó y desapareció a cerca de 30.000 personas[25]

Entre los años 1964 y 1990 aproximadamente, entramos en un momento de especial violencia para imponer el modelo neoliberal en América Latina y Caribe. A las dictaduras que mantenían por años el poder oligárquico en la mayoría de los países, se sumaron las Dictaduras impuestas y financiadas por Estados Unidos para imponer el Modelo Neoliberal y el Consenso de Washington. Los países fueron sometidos por medio de Golpes de Estado, imponiendo Dictaduras de Derecha y guerras contrainsurgentes, garantizando así un Estado que aplicaran las políticas neoliberales. De esta forma, siguiendo la Doctrina de Seguridad Nacional que incluye la Doctrina de la Contrainsurgencia y la Doctrina de la Seguridad Hemisférica, Estados Unidos impulsó las dictaduras y la estrategia contrainsurgente que marcan tan dolorosamente la historia de América Latina y Caribe en esos años.

Sería imposible resumir las consecuencias de estas intervenciones, ni siquiera en número de asesinados y asesinadas, sin embargo, para que la historia no olvide, recordaremos algunas de las intervenciones de Estados Unidos y sus responsables: Jacobo Árbenz en Guatemala (1954), Anastasio Somoza y Anastasio Somoza Debayle (1956), invasión de Cuba por Bahía de Cochinos (1961),  el golpe de Estado contra Velazco Ibarra en Ecuador (1961),  en Brasil contra el presidente Joao Goulart (1964),  invasión a República Dominicana (1965),  envío de  armas, asesores y Boinas Verdes a Guatemala para implementar la campaña contrainsurgente (1966), envío de Boinas verdes a Bolivia (1967), el golpe de Estado de Juan María Bordaberry en Uruguay (1973),  derrocamiento de Salvador Allende en Chile instalando en el poder a Augusto Pinochet (973), el golpe de Estado en Argentina teniendo como dictadores a Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola, Leopoldo Fortunato Galtieri y Reynaldo Benito Bignone (1976), Estados Unidos incrementa la asistencia masiva a los militares de El Salvador para acabar con el FMLN (1980), la Administración Reagan inicia la guerra de los "contra" para destruir el gobierno sandinista en Nicaragua, para ello se apoyan en su presencia en Honduras (1981), invasión de Granada (1983), invasión de Panamá (1989)[26].

Escuadrones de la muerte, contra insurgencia, Guerra de Baja Intensidad, la Escuela de las Américas, son parte de la historia de imposición del Neoliberalismo. Por medio del terror y de las violaciones masivas de los derechos de humanos y humanas, lograron imponer una re-estructuración del país, marcando nuevas reglas económicas en función de los intereses de las Corporaciones y del capital nacional empresarial aliado con estas.

Recientemente, el Departamento de Estado de EEUU ha desclasificado documentos que implican directamente al antiguo secretario de Estado Henry Kissinger y otros altos responsables norteamericanos en los crímenes cometidos por la dictadura argentina, que puso en marcha una campaña de asesinatos, torturas y "desapariciones" tras asumir el poder. Kissinger estuvo involucrado en las operaciones del llamado Plan Cóndor, una red de cooperación para capturar y ejecutar opositores políticos en Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia[27].

También la deuda externa fue inflada gracias a los préstamos para financiar la guerra sucia. Por ejemplo, el 20% de la deuda externa contraída por los países en desarrollo entre 1976 y 1982 estuvo conectada directamente a la compra de armamento.

En 1986 América Latina pagaba 2.300 millones de dólares nada más que para cubrir los intereses de la deuda adquirida por las compras de armas. Perú es el país que más seriamente se ve afectado por sus compras bélicas: estas le significaron, entre 1975 y 1986, poco más de 3.300 millones de dólares, casi un 25% de su deuda externa, que en 1985 era cercana a los 14.000 millones de dólares.

Entre un 15 y un 20% de la deuda internacional de Argentina correspondía a las compras de armamento. Aun cuando no se puede fijar con certeza dichos montos, pues muchas cifras fueron encubiertas por otros gastos fiscales durante los gobiernos militares, algunas estimaciones fijan esas deudas en un rango que va de 5.000 a 10.000 millones de dólares. Con seguridad se conoce que entre 1975 y 1986, este país compró armas por más de 4.000 millones de dólares (en 1985 su deuda externa sumaba poco más de 48.000 millones de dólares)[28]

Es por ello que en este modelo surgen los centros, grupos, organizaciones no gubernamentales, asociaciones, y otros modos organizativos, por la defensa de los derechos humanos que el estado empieza a abandonar, por la exigencia de que el estado garantice los derechos humanos; el acceso a la salud, a la educación, a la alimentación, al trabajo digno, al medio ambiente sano, a la vivienda, a la vida. Y es que la lógica del sistema capitalista es intrínsecamente contraria a la vida plena


NOTAS:
[1] Cuando los precios del petróleo se dispararon en 1979 y los tipos de interés en EEUU fueron elevados drásticamente a principios de los ´80, los países fuertemente endeudados se encontraron repentinamente a sí mismos incapaces de realizar el pago de los elevados intereses de la deuda. “La Fórmula del FMI: generar pobreza”. Por John Cavanagh, Carol Welch y Simon Retallack. The Ecologist  - Volume 30 No 6. www.rcade.org
[2] Evolución de la deuda externa del Tercer Mundo durante el 2008. Gladys Cecilia Hernández Pedraza, CIEM. Marzo 2009
[3] Ibid.
[4] La Deuda Externa. II Asamblea Global de Jubileo Sur. Gustavo Castro Soto.5 de octubre de 2005. www.otrosmundoschiapas.org
[5] Diccionario del Nuevo Orden Mundial por Eduardo Galeano
[6] Adueñarse del Planeta. La Globalización Neoliberal. Enrique Marroquín cmf.
[7] Que paguen lo que nos debe, Beverly  Keene. Vuelve otra vez la deuda: Momento de definiciones. América Latina en Movimiento. ALAI. Enero 2009.
[8] Los desajustes del ajuste. Guía del Mundo. Instituto del Tercer Mundo.
[9] Bechtel contra Bolivia: la próxima batalla de la Guerra del Agua. Tom Kruse. ALAI, América Latina en Movimiento 2002-07-01
[10] Salinas de Gortari,Carlos.” Evaluación de la desincorporación bancaria”.Revista:ComercioExterior, agosto 1992. P.783.
[11] Las Políticas de Ajuste Estructural en las raíces de la crisis económica y la pobreza. Una evaluación participativa multi-nacional del Ajuste Estructural. La Red Internacional de la Sociedad Civil para la Revisión Participativa de las Políticas de Ajuste Estructural (SAPRIN). Abril 2002.
[12] “La Fórmula del FMI: generar pobreza”. Por John Cavanagh, Carol Welch y Simon Retallack .The Ecologist  - Volume 30 No 6.www.rcade.org
[13] Datos tomados de la OIT.
[14] Www.generoyeconomia.wordpress.com/2009/05/09/globalizacioneconomia-y-feminismo/
[15] Dos categorías de análisis que nos aporta la teoría feminista. Patriarcado y género. www.larevuelta.com.ar
[16] “Un Desarrollo Patas Arriba y al Revés”.Actores Globales, Minería y Resistencia Comunitaria en Honduras y Guatemala. Por Sandra Cuffe, Rights Action. Febrero del 2005
[17] Ibid.
[18] La difícil vida de Luis Urzúa, el último en salir a la superficie. Mundo.es. 15/10/2010.
[19] Altenativ@s, RMALC. Revista electrónica, Año III, Nº34, 22 de febrero de 2008.
[20] Globalizacion, Economia y  Feminismo. 9 Mayo 2009 www. generoyeconomia.wordpress.com
[21] Declina generación de CFE y aumenta la de productores de energía independientes. Roberto Garduño y Enrique Méndez. Periódico La Jornada. Miércoles 20 de octubre de 2010, p. 29.
[22] Los préstamos envenenados del Banco Mundial a Ecuador - Alegación para conseguir su repudio.27 de junio de 2008 por el Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM)
[23] “La Fórmula del FMI: generar pobreza”. Por John Cavanagh, Carol Welch y Simon Retallack .The Ecologist  - Volume 30 No 6. www.rcade.org
[24] De interés público: Salud, educación, agua y saneamiento para todos. Intermón-Oxfam. 01 de septiembre de 2006.
[25] Panorama de la verdad y la reparación en América Latina Por Paula Camila Osorio Lema Semana.com. Miércoles 27 de octubre 2010.
[26] Cronología: intervenciones militares de EE.UU. en América Latina. Koeyu - Visiones Alternativas Adital. www.voltairenet.org
[27] Ibid
[28] Armamentismo en América Latina. Hugo Espinoza G. AVANCES de Actualidad Nº4, Abril 1990