EL ESCARAMUJO 4: LOS CICLOS DE KONDRATIEFF o los modelos...

EL ESCARAMUJO año 5 número 04:

LOS CICLOS DE KONDRATIEFF

O los Modelos…

Gustavo Castro Soto
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
Marzo de 2011, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 4 págs. 296Kb)

La crisis económica se agudiza. El desempleo llega a todos los rincones; la migración no sólo es económica, política, contratada sino hasta climática. La pobreza aumenta galopantemente así como los precios de los productos básicos. Ya no alcanza con los raquíticos ingresos. Las personas ya no encuentran cómo ahorrar para poder comer. La crisis llega a Europa, mientras que la guerra se desata en muchos rincones del mundo. A la crisis financiera y económica se le une una crisis de alimentos, crisis ambiental, pero también energética, de seguridad, social y política. Los militares han abandonado los cuarteles y patrullan por todos lados. Las bases militares y sobre todo de los Estados Unidos hacen gala de impunidad. La deuda externa se dispara y los gobiernos no saben cómo resolverla cayendo en las garras del Banco Mundial (BM), del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Los tratados de libre comercio siguen atrapando presas y prometiendo espejismos de desarrollo y alivio de la miseria. La competitividad se hace presente en todos los discursos como la panacea para resolver los problemas. Las empresas trasnacionales arriban sin piedad. Toman y roban todo lo que se encuentran a su paso.

Sin embargo, desde los discursos del poder se nos dice que hemos salido de la crisis, que vamos mejor, que no hay pobreza, que hay mejores condiciones de salud y educación. Que los tratados de libre comercio nos han traído desarrollo y que ahora somos más competitivos. Que estamos combatiendo el cambio climático. Se vive una esquizofrenia social. Ya no sabemos qué pensar ni en qué creer. Hay una disociación entre el discurso y la realidad. Vivimos una realidad y nos contamos otra muy distinta. Queremos vivir como si no existiera el caos, la crisis climática o la inseguridad. Vemos la realidad y al mismo tiempo no queremos cuestionar a los gobernantes que han llevado las cosas hasta el extremo. Queremos hacernos creer que vamos saliendo de la crisis cuando nos vamos hundiendo cada vez más. Queremos creer en la clase política que nos ha hundido en la miseria. Si no te quejas se nos dice que por eso la sociedad no avanza. Si te quejas eres un obstaculizador el desarrollo.

En fin, la crisis del capitalismo. Y para entenderla cada quien se agarra de cada cual. Cada quien busca una explicación del origen, el diagnóstico y hacia dónde nos dirigimos si seguimos así. Y algunos se agarraron de la teoría de los ciclos de Kodratieff.

¿QUÉ DICE LA TEORÍA?...
Nikolai Dmítrievich Kondratieff (1892-1938), economista ruso y de origen campesino, interpretó que el sistema capitalista cíclicamente se autorenueva, como las estaciones climáticas del año, pero por periodos de 40 a 60 años. En 1926 publicó “las ondas largas en la vida económica”. 1 Emmanuel Wallerstein lo retoma para actualizar el análisis de la crisis sistémica del capitalismo y los movimientos antisistémicos.
En la teoría de Kondratieff, lo ciclos serían así:
1-Primavera: la Infla. La economía crece, se expande, aumenta la riqueza y el ahorro, aumentan los empleos y la producción es el centro del crecimiento. Sin embargo, la productividad y otros factores conducen poco a poco al incremento de los precios, a la inflación como elemento inevitable de este crecimiento. Este proceso, dice su teoría, tarda 25 años. Para Kondratieff los ciclos que observó de este periodo fueron desde el nacimiento del capitalismo 1794-1800, luego 844-1858 y 1896-1907. Otros analistas observaron, después del fallecimiento de Kondratieff, que el ciclo se repitió entre 1949 y 1966, periodo que llamamos hoy como el Modelo Estado de Bienestar, para otros “sustitución de importaciones”.
2-Verano: la Estanfla. El crecimiento llega a su límite máximo y la economía entra en una escasez de recursos por el desequilibrio de la economía. El trabajo es ineficiente, cae drásticamente la producción, aumenta el desempleo. En la estanflación los precios suben y la economía deja de crecer. El motor es el consumo de la población y la acumulación de riqueza en los últimos 30 años, hace que la economía caiga en estanflación e inicie los primeros síntomas de la recesión donde la economía se contrae y los precios caen por un periodo de entre tres a cinco años. Kondratieff identificó los siguientes periodos: 1800-1816, 1858-1864, 1907-1920. Luego de su muerte otros economistas identifican este periodo entre 1966 y 1982, lo que identificamos como la transición modélica del Estado de Bienestar al Neoliberalismo.
3-Otoño: la Defla. Es un periodo de estancamiento de la economía que dura entre 7 y 10 años donde se registra un crecimiento de algunas ramas de la economía, de ciertas industrias producto de la eliminación de la competencia y la acumulación, de nuevas tecnologías e ideas de nuevos negocios y formas de acumulación. El consumismo fruto del espejismos de la prosperidad económica generan un rápido endeudamiento de la población. Esto llega a tal grado que explota y las carteras vencidas hacen que la economía entre en una deflación y larga depresión. Kondratieff distinguió os siguientes periodos: 1816-1835, 1864-1874, 1920-1929. Luego se identificó en este marco los años que van entre 1982 y 2000, lo que hoy llamamos como el Modelo Neoliberal.
4-Invierno: la Depre. La recesión y profunda depresión producen el colapso de la estructura de los precios y cae el ahorro. Este periodo dura alrededor de tres años, seguido de un periodo de 15 años de ejercicios deflacionarios. En este periodo el sistema se depura y se limpia, se reajusta para el nuevo ciclo de crecimiento. Kondratieff identificó los siguientes inviernos: 1835-1844, 1875-1896, 1929-1949. De acuerdo a su teoría, los inicios del Siglo XXI serían el invierno, deflación y depresión, que culminaría en el 2015, y luego otro nuevo verano de prosperidad a partir de ese año con un auge nuevo en los mercados de capitales. Nosotros le llamamos a esto el Modelo Corporación-Nación, el último del sistema capitalista y que podrá durar entre 25 y 35 años.

PERO NO NECESARIAMENTE…
Así como las estaciones del año ahora son impredecibles con la crisis climática generada por el capitalismo, los ciclos de Kondratieff no necesariamente se cumplen como las estaciones del año. La teoría de Kondratieff no toma en cuenta que en cada ciclo el capitalismo no es el mismo dentro de la espiral de acumulación incesante de capital, lo que cualitativa y cuantitativamente marca una diferencia radical en la vida del sistema. Tampoco hay explicaciones lineales respecto a la inflación y hay elementos que no eran previsibles hace cien años.
La inflación no es sólo producto de la bonanza económica. Hoy por hoy, en un contexto de monopolización de la producción, las grandes trasnacionales del agro negocio especulan con las semillas y esconden sus excedentes para mantener al alza los precios. Las nuevas oportunidades de inversión del capital no necesariamente generan empleos sino especulación financiera. Los tratados de libre comercio, como un instrumento de la acumulación del capital, operan nuevos mecanismos de control por parte de las grandes corporaciones. Se han incorporado al mercado nuevos bienes comunes naturales como el agua, el carbono, entre otros.
A la muerte de Kondratieff no existían las Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s) que marcan la pauta del endeudamiento de los países, ni tan poco existía la crisis alimentaria, energética ni climática que ahora padecemos. La humanidad no se comporta mecánicamente ni necesariamente responden las generaciones de la misma forma en su comportamiento social ni económico.

NUESTRA PROPUESTA….

El sistema capitalista es un sistema hegemónico de dominación múltiple: económica, política, social, cultural, patriarcal y militar. Y tiene muchas características, es depredador del medio ambiente, empobrecedor, competitivo, acumulador, excluyente, represor. Pero hay una característica crucial y clave: su tendencia es la acumulación incesante de capital a costa de la propia humanidad y del medio ambiente. El sistema capitalista tuvo un principio y tendrá un fin. Tiene modelos y sus transiciones están marcadas por crisis modélicas. Pero el sistema llega a un momento en que se hace insustentable por el mismo mecanismo de acumulación incesante, que genera sus propios mecanismos de destrucción. Entendemos que un sistema creado por el hombre no es eterno, que nunca han sido eternos, que está en movimiento, que tiene sus propias contradicciones y que se van creando nuevos sistemas. Esta acumulación incesante lleva tarde o temprano al colapso desde el punto de vista ambiental, financiero, social, político y energético. Este sistema está lleno de contradicciones, inestabilidades, y falacias como el hecho de que el mercado equilibra su existencia. Nunca ha sido real el libre mercado que ha estado plagado de ineficiencias y espejismos. El sistema capitalista es lo más destructor que la humanidad haya creado y cuyo desastre impregna toda la realidad social en que vivimos.

Actualmente nos encontramos en el modelo que culmina en la cúspide de la maximización de la ganancia. La concentración de la riqueza está llegando a su límite con el modelo que llamamos Corporación-Nación. Esta será la propuesta que manejaremos en los siguientes capítulos de El Escaramujo.

p { margin-bottom: 0.21cm; }

A continuación reproducimos dos esquemas que explican los ciclos de la teoría de Kondratieff:

kondratieff

kondratieff-cycle

Ver artículo de Fabian Sinibaldi “Ciclos de Kondratieff”, en http://todoproductosfinancieros.com/ciclos-de-kondratieff/

 

DESCARGAR EL ESCARAMUJO 4: AQUÍ (.pdf 4 págs. 296Kb)