Hubo avances para los pueblos y la naturaleza en la COP14, pero la influencia de las empresas se mantiene

Artículo de Amigos de la Tierra Internacional (ATI) - A 13 de diciembre 2018

Las negociaciones de la 14a Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP 14) tuvieron como resultado algunas victorias para los pueblos y la naturaleza, pero las empresas siguen influyendo fuertemente el proceso.

Los últimos ocho años hemos estado trabajando en base a las Metas de Aichi de 2010-2020. En el marco de estas metas, el mundo supuestamente debía avanzar a grandes pasos en pos de solucionar la crisis de la biodiversidad. Durante este tiempo no se ha logrado prácticamente nada, más allá de algunos pequeños avances, y hubo importantes deterioros en varias áreas. Esto se debió a la falta de implementación de las Metas de Aichi por la mayoría de los países que son partes del Convenio. En la COP14, realizada del 17 al 29 de noviembre de 2018 en Egipto, uno de los ministros proporcionó información importante que demuestra que se ha invertido al menos 160 veces más en actividades y sectores destructivos que en la protección de la biodiversidad.

Consideración a los pueblos indígenas y las comunidades locales

Los pueblos indígenas y la sociedad civil lograron garantizar la aprobación de terminología para las áreas conservadas por comunidades indígenas y locales - ICCA, por su sigla en inglés. Este texto trata sobre las prácticas que llevan a cabo las comunidades para conservar sus propios territorios, como los bosques u otros tipos de ecosistemas. El concepto es muy similar a lo que en Amigos de la Tierra Internacional denominamos Manejo Comunitario del Bosque.

A su vez, logramos garantizar que se reconozcan "otras medidas de conservación eficaces basadas en áreas" (OECM, por su sigla en inglés), que refiere a las áreas que no son protegidas oficialmente, pero que son áreas ricas en biodiversidad y ecosistemas conservados, la mayoría de los cuales son manejados por pueblos indígenas.

El hecho que el Convenio reconozca que estos territorios son tan importantes como las áreas oficialmente protegidas es muy significativo, porque las áreas protegidas a menudo le arrebatan su gobernanza a los pueblos indígenas. Además, gran parte de la naturaleza mejor protegida se encuentra en estas áreas ICCA. Que su gobernanza esté en manos de los pueblos indígenas es importante para su conservación. Ahora, los gobiernos reconocen este hecho un poco más claramente.

Conflictos de intereses de las empresas

Al Convenio se introdujo un texto relacionado con los conflictos de intereses. Durante la COP14, la sociedad civil fue testigo de cómo las empresas se volvían más y más activas, y cómo los portavoces de las empresas presionaban a las Partes y buscaban ser parte de los órganos científicos asesores.

Aunque el texto que se aprobó sobre los conflictos de intereses no abarca lo suficiente como para reducir la influencia empresarial, estamos felices de que exista y de que los conflictos de intereses se hayan identificado como un problema. Esto es esencial, particularmente ya que los representantes de las industrias invitados a formar parte en calidad de asesores ahora tendrán que declarar la existencia de conflictos de intereses. Ahora tenemos una mayor conciencia del hecho de que hay intereses que son incompatibles con proteger la biodiversidad.

Presencia empresarial a todo nivel

El cabildeo empresarial se hizo visible en todo el proceso referido a la biología sintética y en todas las discusiones relacionadas con los impulsores genéticos y la Información Digital sobre Secuencias, que son formas sumamente avanzadas de organismos genéticamente modificados y transgénicos. Las empresas que están experimentando en estos campos quieren tener rienda suelta y nada de reglamentación. Las/os colegas de los grupos miembros de Amigos de la Tierra, entre ellos de Nigeria y Estados Unidos, trabajaron mucho para hacerle frente a la poderosa influencia empresarial.

Aunque como sociedad civil no logramos garantizar todas las reglamentaciones que hubiésemos querido, sí estatuimos el reconocimiento del Principio Precautorio. Toda empresa que quiera liberar al medioambiente un organismo impulsor genético, que puede exterminar o modificar toda una especie, tendrá que obtener en primer lugar el Consentimiento Libre, Previo e Informado de las comunidades locales y los pueblos indígenas.

Impiden el acceso y acaparan los beneficios

La mayoría de las Partes deberían estar haciendo más para cumplir con los tres objetivos principales del Convenio sobre la Diversidad Biológica: conservación de la diversidad biológica, 'utilización sostenible' de los componentes de la biodiversidad, y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos.

La delegación de Suiza en particular impidió que se avanzara en lo relativo a la participación justa y equitativa en los beneficios que se derivan de la Información Digital sobre Secuencias. Aunque esto aparentemente no tiene que ver con las plantas reales, implica que los códigos genéticos de, por ejemplo, las plantas que existen en la Amazonia, puedan enajenarse vía la Internet. De ese modo, la participación justa y equitativa en los beneficios puede eludirse. El interés suizo es proteger a su gran industria farmacéutica, y por eso la delegación impidió el avance del texto relacionado con este tema. No obstante, entre las Partes hubo algún grado de reconocimiento de que hay que trabajar más en torno a este tema, por lo que aspiramos a que en la COP15 que se realizará en China en 2020 se establezca la reglamentación al respecto.

2020 y más allá

Ahora estamos iniciando el proceso de construcción de un nuevo plan estratégico que se implementará a partir del año 2020. En la COP14 se aprobó el proceso de planificación, que todos los delegados abogaron que sea participativo e inclusivo, aunque nos preocupa que al leer la letra chica, esto en realidad no suceda.

Amigos de la Tierra Internacional y nuestros abnegados aliados seguiremos presionando por un proceso que sea genuinamente participativo. Estamos trabajando mancomunadamente para que se incorporen nuestras demandas por justicia social, economías fuertes que respeten los límites planetarios, la inclusión de los pueblos indígenas y las comunidades locales, y la inclusión de la agroecología –componentes todos que sabemos son vitales para salvar a la Naturaleza.

En los próximos dos años contaremos con una voz fuerte para mostrarle al mundo lo que debe hacerse.

Más información:

COP 14: El Convenio sobre la Diversidad Biológica debe conducirnos a un mundo que viva dentro de los límites planetarios

COP 14: Poder corporativo y disminución de la biodiversidad

La sociedad civil exige medidas contra la pérdida de biodiversidad

Foto: Mariann Bassey de Amigos de la Tierra Nigeria durante la COP 14