AUDIO - "Nos lo dijo el río": Poesía en Defensa de la Tierra y el Agua

En este 3 de mayo, día de la Santa Cruz en el que se agradece la pronta llegada de la temporada de lluvia y se bendicen las semillas, les compartimos el audio del encuentro "Nos lo dijo el río", noche de poesía en defensa de la Tierra y el Agua, organizada por la librería La Cosecha y Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México en San Cristóbal de las Casas el pasado 27 de marzo.

Nos reunía en aquella fecha el deseo de celebrar juntos el 24º aniversario del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) que sigue caminando en defensa del pueblo lenca y del río Gualcarque amenazados por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca a un año del asesinato impune de su coordinadora Berta Cáceres.

Nos acompañaron poetas de San Cristóbal de las Casas, Ruperta Bautista, Xun Betán, el colectivo Snichimal Vayuchil y Xuno López, quienes leyeron sus textos en tsotsil, tseltal y castellano. El público también llegó cargado de propuestas literarias en defensa de las culturas y lenguas indígenas y de los bienes comunes naturales.

>> Escuchar y Descargar el audio completo

Maíz rojo, por Colectivo Snichimal Vayuchil

Tu color resplandece
En los verdes campos
La belleza de tu ser
Alegría de tus cantos

Hermoso cabello
Verde tu alma
La fragancia de tu piel
Se expande en el horizonte

Hermoso amanecer
Florece tu corazón
Pétalos rojos
Maíz amarillo

Atardeces el día
Alegre tu mente y tu corazón
Sonrisas del ser
Ojos brillosos

Menú Natural, por Ruperta Bautista

Electrocutando la esencia de sus propios huesos,
Colgados cual aretes en los cuatro puntos cardinales,
Homo Sapiens diversos agarrados a la piel del mundo,
Sin frenos está su forma cuadrada de pensamiento.

Mastican de prisa la joven carne verde-azul
Extrayendo verdades secas a una fría respiración;
Saborean una silenciosa tonada universal,
Brindando de su cuerpo, licor rojo.

Manos filosas a través de los años
Cortan en trozos el vestido cósmico,
Haciendo una ensalada de savia negra,
Guisan platillos de máquinas ideológicas.

Como hipólitos resbalan en su ardiente trampa
Refugiándose del calor alterado de la naturaleza,
Corren sudorosos destruyéndose en la olla de sus obras.

Derriten las multicolores notas del globo
Sobre brillantes charolas emocionales.
Exprimen desesperado vapor planetario
A través de su hirviente aceite filosofal.

Xuno López y Ruperta Bautista (Foto: Otros Mundos A.C.)

 Flor de la estrella, por Xun Betán

Cuentan en mi pueblo
Que cuando se corta un árbol
Se muere una estrella

Dicen nuestros abuelos
Que cuando se muere una semilla
Nace una nueva vida

Y que la vida
Solo necesita un poco de agua
Y cuidar para crecer sana

Dicen en mi pueblo
Que cuando asesinan a una mujer
La madre luna llora

En sus lágrimas brotan
Flores que forman estrellas

Así sucedió con un alma
El alma de Berta Cáceres
Que hoy nos recuerda
Como una esperanza en la vida

Dicen en mi pueblo
Que Berta vive en la ceiba
Que ha regresado en los campos verdes
Para quedarse con nosotros siempre
Para proteger la vida
La madre Tierra

La flor de la estrella
Es la esperanza para la lucha
Es la luz que nos guía
Es la fuerza de hombres y mujeres

La flor de la estrella
Es la semilla que vivirá en el corazón

La flor de la estrella
Es la que busca la paz en la vida

Así dicen en el pueblo
Para dar fuerza a nuestra lucha

Xun Betán y el colectivo Snichimal Vayuchil (Foto: Otros Mundos A.C.)

Asesinato, por Ruperta Bautista

En la silueta de los ecos muere el agua
El panico bebe el dolor
El regreso espera
Color de funeral baña las praderas
Masacre de gigantes vidas en los cerros
Heridos caen agonizantes
Sangre verde derramada
La muerte reina en la selva

Aquí estamos, por Xun Betán

Aquí estamos y aquí estaremos
Esperando los rayos del sol
Y la luz de la luna

Aquí estamos y aquí estaremos
Como estas historias de pueblos indios
Viviendo el racismo, el despojo y la exclusión

Aquí estamos y aquí estaremos
Sembrando flores y cultivando la Madre Tierra

Aquí estamos y aquí soñaremos
El despertar de las montañas y de las almas

Aquí estamos y aquí recordaremos
El silbo del viento clamando justicia
El llanto de madres sin flores y sin sus hijos

Aquí estamos y aquí danzaremos
Con nuestros hilos de colores y el humo para los dioses

Aquí estamos y aquí estaremos
Semillas de la esperanza
El maíz nuestro sustento

Aquí estamos y aquí viviremos
Contando las 45 estrellas de Acteal
Las 43 luces de Ayotzinapa

Aquí estamos y aquí lucharemos
Mientras lleguen mis hermanos menores
Vuestros hermanos del corazón florido

Más lectura:

El COPINH celebra 4 años de resistencia y lucha de la comunidad Río Blanco en defensa del río Gualcarque