La Procuraduria Agraria de Colima pone en riesgo la vida de los defensores de los derechos humanos

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México; 24 de Febrero de 2014

Al Gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno.
Al Presidente Municipal de Comala, Braulio Arreguín.
Al Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Ramírez Marín.
Al Procurador Agrario, Cruz López Aguilar.
A la Procuraduría General de la República, Delegación Colima.
A la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Colima.
A la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
A la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos
A Amnistía Internacional.
A la Opinión Pública.

Las declaraciones de la Lic. María Elena Díaz Rivera, delegada de la Procuraduría Agraria del estado de Colima, ha puesto en riesgo la vida de los miembros de la asociación civil Bios Iguana en el estado. Son sumamente preocupantes las acusaciones infundadas en el contexto del conflicto agrario de los Bienes Comunales de Zacualpa. La organización ha apoyado con información sobre sus derechos agrarios a los comuneros, pese a la delegada y su vinculación con los intereses empresariales y con una minoría que pretende imponer su voluntad contra la mayoría de los comuneros. Por ello, en Asamblea han decidido destituir Comisariado de Bienes Comunales, Carlos Guzmán.

En el marco de este proceso, la delegada Díaz Rivera ha difamado en los medios de comunicación que los miembros de la organización Bios Iguana roban a los comuneros, de tener “sembradíos” en la comunidad, de ser gente de Michoacán, entre otras aseveraciones infundadas, dolosas y ambiguas. La Lic. Díaz Rivera excede sus funciones y abusa de su autoridad. Por otro lado, los mismos comuneros como los Hijos Ausentes que radican en California, Estados Unidos, han desmentido los difamaciones de la delegada. Sin embargo, esto ha provocado amenazas de muerte, acoso, intimidación y otras acciones de parte de los comuneros destituidos y afectados sus intereses personales; así como agresiones de parte del mismo personal de la Procuraduría Agraria de Colima. El día viernes 21 de febrero el Lic. Carlos Soulé de la Procuraduría Agraria violentó física y verbalmente a tres integrantes de Bios Iguana, por lo que ya ha sido denunciado en la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Colima. El sábado 22 de febrero el mismo Lic. Soulé amenazó de muerte en la calle al abogado de Bios Iguana. Otros han sido perseguidos y acosados por las calles de la capital del estado. Por su lado, el día de hoy, Rubén Guzmán Aranda, hijo del ex presidente de Bienes Comunales, amenazó de muerte a los miembros de Bios Iguana haciendo eco de las falsas acusaciones de la delegada Díaz Rivera.

Ante esta situación, hacemos responsable de las agresiones de que son objeto los miembros de la organización Bios Iguana y de los comuneros de Zacualpan, al Gobierno del Estado de Colima quien tiene conocimiento de los hechos, a la Lic. Díaz Rivera delegada de la Procuraduría Agraria de Colima y al ex Comisariado de Bienes Comunales de Zacualpan.

Atentamente,

Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México