¡Basta de asesinar a las y los defensores del territorio!

Comunicado de la red Mexicana de Afectados por la minería (REMA) tras el asesinato de Juan Ontiveros Ramos, defensor rarámuri de la Sierra Tarahumara, ocurrido dos semanas después del asesinato de Isidro Baldenegro, otro defensor de la región - A 4 de febrero del 2017

La Red Mexicana de Afectados por la minería (REMA) con profunda indignación condenamos el reciente secuestro y asesinato del indígena rarámuri Juan Ontiveros Ramos, Comisario de Policía de Choréachi, municipio de Guadalupe y Calvo, Estado de Chihuahua.

Este hecho violento se une al perpetrado el 15 de enero pasado: mientras el Relator Especial sobre la situación de Defensores de Derechos Humanos hacía una visita a nuestro país, Isidro Baldenegro López, también indígena rarámuri de la comunidad de Coloradas de la Vírgen del mismo municipio, fue asesinado de 6 impactos de bala.

Tanto Isidro como Juan llevaban años luchando contra el crimen organizado por el despojo de su tierra y sus bosques; el padre de Isidro fue asesinado en 1986 por la misma causa y desde entonces a la fecha más de 10 indígenas han corrido la misma suerte.

 

Isidro Baldenegro recibió el premio Goldman 2005, que es el máximo galardón internacional para los y las defensores del medio ambiente, mismo que recibió en 2015 nuestra compañera Berta Cáceres, defensora de los ríos en Honduras contra la empresa DESA, quien fuera también asesinada un año después.

Este mismo premio fue entregado a Máxima Acuña, indígena peruana de Cajamarca que defiende su tierra de la empresa minera Yanacocha, quien ha sido víctima de varios atentados y cuyo esposo hace apenas unos días fue encarcelado.

Todo parece indicar que la consigna de las empresas saqueadoras de nuestros bienes comunes naturales es, además de violar los derechos de los pueblos, hacer a un lado a cualquiera que intente detenerlos. Los y las defensoras del territorio son hostigadas, perseguidas, violentadas y asesinadas por las empresas y sicarios contratados por ellas, sin que los sistemas de procuración de justicia de México y otros países hagan su trabajo para impedirlo.

Desde la REMA exigimos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a la Procuraduría General de la República y a la Secretaría de Gobernación su inmediata intervención para esclarecer los inadmisibles asesinatos de Juan Ontiveros Ramos e Isidro Baldenegro López, se detenga la violencia y se garantice la seguridad e integridad de las Comunidades de Choréachi y Coloradas de la Vírgen en el Estado de Chihuahua.

>> Acción Urgente: Matan a otro defensor rarámuri y su comunidad corre peligro (Amnistía)

Más información:

Nos matan por defender la vida

El Estado mexicano apuesta por liquidar a lo mejor de los Mexicanos

Alianza Sierra Madre A.C. Facebook y en la web