Los pueblos de Chiapas nos unimos al Día de Acción Global contra las represas

Comunicado de La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, la Red Mexicana de Afectados por la Minería en Chiapas (REMA-Chiapas) y el Movimiento mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos en Chiapas (MAPDER-Chiapas) - A 14 de marzo 2017

Tierra Sagrada de Los Mártires de Acteal,
                          Municipio de Chenalhó, Chiapas, México,
A 14 de marzo del 2017,

A las Organizaciones Sociales y Políticas
A las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativos
A la Prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A las Juntas de Buen Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena (CNI)
Y a la opinión pública,

    Hermanos y hermanas,

    Estos días, 13 y 14 de marzo 2017, nos encontramos en esta Tierra Sagrada de Acteal los miembros de Las Abejas con lo/as hermano/as de otros municipios, provenientes de las diversas regiones del territorio chiapaneco (Altos, Sierra, Costa, Selva y Frontera) y miembros de varias organizaciones y movimientos en defensa de la Madre Tierra. Todos somos parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA-Chiapas) y del Movimiento mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER-Chiapas) y nos reunimos en el marco del Día Internacional de Acción Contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida, que celebramos cada 14 de marzo.

    Desde el contexto de la resistencia en contra de los megaproyectos y también desde el análisis y la reflexión sobre el sistema capitalista del mal gobierno y los proyectos de las grandes empresas transnacionales, nos pronunciamos hoy no solo contra los proyectos hidroeléctricos que amenazan los territorios de Chiapas, sino contra todas las manifestaciones del modelo extractivo. No queremos en nuestros territorios ni minas, ni pozos petroleros, ni extracción de gas de esquita mediante fracturación hidráulica o fracking, ni gasoductos, ni parques agroindustriales, ni monocultivos, ni transgénicos,  ni agroquímicos, ni supercarreteras, ni proyectos ecoturísticos. Tampoco somos de acuerdo con la multiplicación de Áreas Naturales Protegidas (ANP), la creación de zonas de salvaguarda y la llegada de la gendarmería ambiental, que son formas de generar control sobre los territorios bajo el maquillaje de la "Economía verde".

     Como lo vemos claramente tanto desde los pueblos indígenas como desde los pueblos campesinos y pescadores de Chiapas, todos esos proyectos extractivos significan el despojo de nuestras tierras y conllevan muerte, destrucción y pobreza. Se inscriben en el proyecto de creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en la región sureste de México.

    En este día internacional de lucha por los ríos, reiteramos que las represas hidroeléctricas tienen muchos impactos negativos: inundan tierras productivas y habitadas, causan desplazamientos forzados y deforestación, disminuye la calidad de los alimentos y destruye los ecosistema y la biodiversidad. Sobre todo, no son proyectos pensados para generar energía para nuestras casas, sino para empresas y otros estados. Por ello rechazamos rotundamente todos los proyectos hidroeléctricos previstos en Chiapas y especialmente los que ahora se amplían: La Angostura, y Chicohasen II.

    Por otra parte, exigimos la cancelación definitiva de las 99 concesiones mineras que existen en todo Chiapas, de los 12 proyectos de pozos petroleros que amenazan la zona zoque, el parque agroindustrial de Tapachula y las infraestructuras previstas en el marco de la creación de una ZEE en Chiapas, que son la ampliación de la carretera San Cristóbal-Palenque y del Puerto Chiapas, el gasoducto "Salina Cruz-Guatemala", el tren "Chiapas Mayab".

    Los que somos pueblos originarios, nuestro corazón se entristece porque ya tiene años que empezó este plan de despojo desde el gobierno y hasta hoy en día lo estamos sufriendo en nuestras comunidades, ejidos y colonias. Vemos que al gobierno y a los grandes poderosos no les importa que nosotros formemos parte de esta tierra antes de que ellos vinieran a implementar sus proyectos. Para nosotros, la tierra es sagrada y la respetamos, le pedimos permiso en todo lo que hacemos en ella, siguiendo el ejemplo de nuestros antepasados porque en ella vivimos, trabajamos, cultivamos, cosechamos para nuestro sustento. Pero el gobierno no respeta nuestras raíces como  descendientes del pueblo maya, como si para él no existiéramos.

    Ahora que el mal gobierno quiere adueñarse de nuestras tierras que nos dejaron nuestros padres, vemos que es igual como la historia de Nabot que está en la Biblia (1era de Reyes, Capítulo 21, 1-29). El rey Ajab quería quitarle su viña a Nabot que tenía heredada por sus padres. Le decía que iba a cambiarla por otra, mejor que la que tenía. Pero Nabot no quiso venderla ni cambiarla, porque era la herencia de sus padres, por lo que el rey se molestó mucho y su esposa Jezabel buscó la forma de asesinar a Nabot para quedarse con la viña. Por eso Dios mandó al profeta Elías para advertirle al rey que su crimen fue inaceptable y que recibirá una condena.

    Nosotros estamos viviendo la misma situación: el gobierno nos ofrece cada vez más apoyos y programas para engañar a las comunidades.  Nos ponen una venda en los ojos para que no veamos y no nos demos cuenta de que estamos entregando nuestra propia tierra y territorio, de tal manera que ellos puedan ejercer sus proyectos extractivos.

    Pero nosotros, los pueblos originarios, campesinos y pescadores de Chiapas, no nos vamos a detener ante esta situación. Vamos a seguir exigiendo nuestros derechos, clamando contra las injusticias y luchando por defender nuestra tierra y proteger nuestras semillas nativas. Por eso, nosotros como Sociedad Civil Las Abejas de Acteal y como organizaciones miembros de REMA y MAPDER Chiapas, en una sola voz exigimos al gobierno que nos reconozca, nos respete y tome en cuenta nuestra palabra y decisiones.

    El gobierno no tiene ninguna facultad para despojarnos de nuestras tierras, ni para oprimirnos en nuestro propio territorio. Así pues los invitamos a todos, hermanos y hermanas, de otras organizaciones y colectivos, a unir nuestras fuerzas, a seguir luchando juntos y juntas contra este sistema de muerte, a defender nuestros derechos a la vida, al territorio y al medio ambiente sano.

    Sigamos el ejemplo de otros hermanos y hermanas nuestras que nunca se rindieron a pesar de las amenazas contra su vida, como nuestra hermana hondureña Berta Cáceres, asesinada hace un año y doce días por luchar contra las represas y los megaproyectos en Honduras, o como nuestros hermanos rarámuris Isidro Baldenegro y Juan Ontiveros Ramos, asesinados en enero de este año por proteger los bosques y el territorio de la Sierra Tarahumara. Sigamos también el ejemplo de Mariano Abarca, luchador social de Chicomuselo asesinado por oponerse a la mina canadiense Blackfire, de la compañera oaxaqueña Bety Cariño, defensora del pueblo triqui, de Noé Vázquez, asesinado por oponerse a una represa en Veracruz y muchos otros más. No alcanzamos a nombrar todos los que murieron por defender la vida pero sus espíritus y los de nuestro antepasados nos acompañan en esta defensa de nuestra Madre Tierra.

    Particularmente nos pronunciamos por:

  • La justicia para todo/as lo/as que fueron asesinado/as por defender la vida, para los 45 masacrados de Acteal y los 4 no nacidos, así como para los 43 estudiantes de Ayotzinapa;
  • La liberación inmediata de Silvia Juárez Juárez, integrante del movimiento en defensa del territorio en la zona zoque de Chiapas, detenida injustamente el 21 de febrero por oponerse a los 12 proyectos de pozos petroleros en su territorio;
  • El cese inmediato al hostigamiento de lo/as integrantes de Sociedad Civil Las Abejas por parte de militares y paramilitares. Además denunciamos que la demanda de justicia por la masacre de Acteal de 1997 no ha sido atendida por la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH);
  • El cese inmediato a la criminalización de los miembros del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS) víctimas de difamación por resistir a la minería en Acacoyagua y Escuintla, zona Costa de Chiapas

Por  eso, hermanos y hermanas, queremos que nuestra voz sea escuchada en cada rincón de nuestro planeta, y seamos ejemplo para aquellos que todavía no se hacen conciencia. Con lo que estamos viviendo en nuestro país, sigamos con nuestra lucha pacífica contra el sistema de la hidra capitalista de muerte y contra  las reformas estructurales de Peña Nieto.

¡Ríos para la vida, No para la Muerte!
¡No a las represas!
¡No a la minería!
¡No a las empresas extranjeras, nacionales y trasnacionales!
¡No a la extracción de petróleo!
¡No a la devastación de la madre tierra!
¡Queremos paz con justicia y dignidad!
¡No al gobierno opresor!
¡La tierra no se vende ni se compra!
¡La tierra es de quien la trabaja!

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas De Acteal,
Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA - Chiapas)
Movimiento de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER- Chiapas)

 

Más fotos de Otros Mundos A.C. y La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal aquí

Leer más sobre el tema:

AUDIOS - Territorios en Disputa, una serie radiofónica de Hijos de la Tierra

Defensores de los ríos de América Latina llaman a movilizarse el 14 de marzo, día de acción internacional contra las represas

El Escaramujo 65: LAS ZONAS ECONOMICAS ESPECIALES I

El Escaramujo 66: LAS ZONAS ECONOMICAS ESPECIALES II

COP 13 - Conservación y areas de salvaguarda, la cara más reciente del modelo extractivo en México