16-18 de noviembre 2017: Encuentro en Montevideo por la Democracia y contra el Neoliberalismo

Nota informativa de Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México

Las más de 30 organizaciones y movimientos sociales de las Américas que hacen parte de la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo están reunidas en Montevideo, la capital uruguaya, en un Gran Encuentro por la Democracia y el Neoliberalismo del 16 al 18 de noviembre 2017. La Jornada es un proceso de trabajo y de articulaciones de los movimientos populares más importantes de las Américas, entre los cuales movimientos sindicales, campesinos, indígenas, feministas, ambientalistas y antiimperialistas, que pone especial énfasis en la necesidad de las movilizaciones con planteamientos políticos articulados y que generan unidad en los diversos actores. Nació en La Havana en noviembre 2015 durante el "Encuentro Hemisférico" organizado en la capital cubana a diez años de la derrota al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA)".

>> Seguir la transmisión en vivo en Facebook <<

>> Programa del Encuentro <<

La principal avenida de Montevideo se pobló esta mañana de miles de personas que participan del Encuentro de Montevideo. "Los movimientos sociales del continente y Amigos de la Tierra América latina y el Caribe (ATALC) se movilizan hoy en Montevideo por la Justicia Ambiental, por la Articulación de los Pueblos para lograr derrotar al Neoliberalismo construir una democracia desde todas la organizaciones, los movimientos y los pueblos del mundo", explicó Danilo Urrea, facilitador de ATALC presente en esta movilización en la que participaron más de 3.000 compañeros y compañeras que llegaron de todos los países de las Américas.

Marcharon junto a trabajadores y militantes de Uruguay, en medio de un paro parcial definido por la central sindical uruguaya, el PIT-CNT, para apoyar la movilización de este encuentro. Con el retroceso de derechos laborales en Brasil y Argentina, el PIT-CNT resolvió apoyar el arranque del encuentro con un paro parcial, al que sumó reivindicaciones de carácter nacional. Una de ellas, es la defensa de la negociación colectiva, puesto que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estudia una queja interpuesta por los empresarios uruguayos, que reclaman por el derecho a trabajar que tienen los trabajadores que no se adhieren a un paro, durante la ocupación de un lugar de trabajo.

Video: La marcha inaugural del Encuentro de Montevideo

En el 2015, "a diez años de la derrota del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), los movimientos sociales de América latina reunidos en La Havana, Cuba, decidimos rearticularnos nuevamente y apostarle una vez más a la unidad de los pueblos en la lucha para enfrentar la nueva arremetida neoliberal", explicó Karin Nansen, presidenta de la federación Amigos de la Tierra Internacional, durante el panel "Seguimos en la lucha: Pueblos en movimiento" organizado en el primer día del Encuentro.

"No aceptaremos que nos impidan diseñar proyectos políticos de y para los pueblos", agregó la activista, según quien la Jornada se inspira de "la lucha de los 500 años de resistencia campesina, negra y popular contra el colonialismo y el racismo que se impusieron en América latina, de la lucha de lso años 1990 contra las privatizaciones de nuestros servicios públicos y de nuestros bienes comunes como el agua, de las luchas feministas y de las luchas de las clases trabajadoras, que nos dan la fuerza para continuar".

Como en el 2005, cuando los pueblos de América Latina se unieron para impedir la puesta en marcha del ALCA, hoy les toca frenar la creación de un nuevo marco jurídico neoliberal contenido en los tratados de libre comercio actualmento en proyecto, como el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), que once países de la región pacífica (Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapore y Vietnam) siguen negociando aún después de la salida de los Estados Unidos de las discusiones. "A pesar de que hubo modificaciones, el TPP zombie sigue incluyendo el controvertido Arreglo de diferencias relativas a inversiones (ISDS, por sus siglas en inglés) que permite a las corporaciones extranjeras demandar a gobiernos ante tribunales de comercio secretos por adoptar cualquier medida ambiental que afecte sus expectativas de ganancias", denunció Amigos de la Tierra Internacional en un comunicado publicado el 15 de noviembre.

Foto: Karin Nansen en el primer día del Encuentro / Crédito: Radio Mundo Real

"No pasarán porque los pueblos estamos movilizados contra estos tratados de libre comercio ya que conocemos sus consecuencias. Impiden que podamos ejercer nuestras demandas y proponer políticas públicas en función de los pueblos y de nuestros derechos", dijo Karin Nansen. Destacó la salida del gobierno de Uruguay del Tratado sobre Comercio de Servicios (TISA) en el 2015 tras una fuerte movilización social en contra de las negociaciones secretas como un ejemplo de que "los pueblos somos capaces de comprender los que implican esos tratados y terminar con ellos". La semana pasada, la activista se encontraba en Ginebra con los miembros de la Campaña Global para Reivindicar la Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el Poder Corporativo y Poner Fin a la Impunidad para llamar a los Estados miembros de la ONU a adoptar un Tratado Vinculante que prevea sancionar a las empresas transnacionales que violan derechos humanos.



Video: la victoria contra el TISA en Uruguay

Invitado a participar en el panel "Seguimos en lucha: desafíos frente a la ola conservadora y los ataques a la democracia", el expresidente de Uruguay José (Pepe) Mujica llegó bajo los aplausos para compartir sus palabras de ánimo y de resistencia ante la asamblea. "Ser militante es una forma de luchar por la libertad y por otorgar una estatura a la existencia humana, de carácter distinta", declaró el que presidó el país del 2010 al 2015. "No estamos para aplastarnos, para competir, para tener más honor, para tener más plata, estamos para amar", dijo.

En el mismo panel participó la activista estadounidense Cindy Wiesner, de Grassroots Global Justice y de la Marcha Mundial de las Mujeres Estados Unidos, quien recordó que el actual presidente de Estados Unidos Donal Trump "representa un movimiento blanco nacionalista y fascista". Agregó que "el ochenta porciento de la población no apoya a Trump" y que es urgente luchar por la democracia en su país, por lo que los sectores progresistas norteamericanos necesitan de la solidaridad de América Latina.

Video: Resúmen del primer día del Encuentro de Montevideo

Más lectura:

Somos responsables del futuro que queremos

Declaración Final del Encuentro de Montevideo por la Democracia y Contra el Neoliberalismo

Resistencias populares frente el poder de las Transnacionales