EL ESCARAMUJO 46: LA GUERRA DE BAJA INTENSIDAD CONTRA LAS COMUNIDADES EN RESISTENCIA CONTRA LA REPRESA EL ZAPOTILLO (Séptima y Última Parte)

EL ESCARAMUJO año 7 Número 46

LA GUERRA DE BAJA INTENSIDAD CONTRA LAS COMUNIDADES EN RESISTENCIA CONTRA LA REPRESA EL ZAPOTILLO (Séptima y Última  Parte)

 

Marco Von Borstel
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
10 de Octubre de 2013, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

LEER COMPLETO: EL ESCARAMUJO 46: La Guerra de Baja Intensidad contra las comunidades en resistencia contra la represa El Zapotillo (VII y Última) (8 págs. PDF - 432Kb)

9- CONCLUSIONES

La GBI utiliza esencialmente el miedo y la violencia en sus diversas formas, dimensiones y niveles para cumplir los objetivos que se plantean los estados y corporaciones que manejan las estrategias de intervención actual en el continente. Dicha doctrina a permeado a las diversas esferas de poder de nuestros países, adaptándose y tomando múltiples manifestaciones, que se expresan en la manera de encarar los conflictos por parte de la autoridad, lo que sucede de forma diferenciada con cada lucha social o movimiento popular, pero con una lógica similar. Hoy en día esta doctrina extiende sus alcances hasta la normalización en la percepción social de la violencia, que se dio en Colombia tras la intervención de los EEUU y se está dando en México con la guerra contra el crimen organizado y en toda la región con la expansión de las leyes antiterroristas. La GBI nos convierte en objetivos de violencia psicológica a todos y todas, de forma permanente, sus mecanismos ya son parte del sistema impuesto por la misma estructura del capitalismo y tiene bases enraizadas en la sociedad y la cultura hegemónica. Su perspectiva de origen, es de carácter militar y su doctrina, transformada a través de los años, influencia las estructuras de poder político, militar y policial, así como a los medios de comunicación, los programas de desarrollo, la construcción de infraestructura, los programas educativos y la relación social entre los individuos y grupos.

Creemos que tras la investigación realizada, es evidente que existe una relación intrínseca entre la doctrina de Guerra de Baja Intensidad y las tácticas implementas por la autoridad en el caso de la presa El Zapotillo. Es clara la relación del proyecto de esta presa, con los planes regionales y locales de las corporaciones, dentro de la lógica geopolítica. Otra constatación, es que la forma de actuar de las autoridades no varía mucho en comparación con otras luchas socio ambientales o de ecologismo popular que se están dando en América Latina y el mundo, las diferencias radican en las instrumentaciones concretas y la intensidad de la violencia por contextos y coyunturas particulares, pero en sí, existen muchas manifestaciones de similitud en las tácticas implementadas. Esto lo atribuimos a la externalización que hicieron los EEUU, a través del entrenamiento de cuadros políticos y militares de nuestros países, el envío de la Fuerzas de Operaciones Especiales, a los lugares de conflicto y por lo tanto a la internalización, paulatina, durante los últimos 30 años, de la doctrina GBI en las diferentes instancias de toma de decisión pública y fuerzas de seguridad del estado.

Es importante hacer notar que el momento coyuntural que vive el país y el contexto de guerra contra el crimen organizado, que aunque aún no ha habido relaciones muy directas con la lucha, en los municipios de alrededor de la comunidad ha habido muchos casos de asesinatos, incautación de laboratorios y enfrentamientos entre grupos armados, por lo que aumenta la vulnerabilidad de los miembros del movimiento. Se debe tomar en cuenta el creciente nivel de violencia y su expansión por todo el territorio nacional, aunado al proceso electoral que se vivirá en 2012, para los análisis y las líneas de acción, porque como se vio, el tema del fuego cruzado u otros trucos son el marco ideal utilizados para acabar con personas que amenacen los intereses del estado y se diluya entre tatos casos la presión por un acto de esa naturaleza.

Podemos constatar que los objetivos iniciales de esta investigación fueron demasiado ambiciosos y no fue posible sistematizar minuciosamente y de
forma participativa, con la metodología propuesta, la relación entre los hechos de hostigamiento y las acciones de lucha, debido a condiciones
propias del movimiento y la distancia que tomé del proceso local, pero esperemos que las reflexiones vertidas en esta investigación y los
datos puedan ser de utilidad para el movimiento de Temacapulín y demás procesos de defensa del territorio con los que se compartirá el documento. A su vez se hará una devolución a la comunidad de la información y conclusiones para debatirlo conjuntamente y se entregarán copia de todos los archivos y textos recopilados durante este proceso, para que pueda servirles de insumos para la generación de estrategias de contención y acción.

Uno de los aprendizajes primordiales de esta investigación, es tener mayor claridad en la necesidad de que los procesos organizativos en defensa del territorio tenemos que generar espacios de análisis y formación, al respecto de las tácticas implementadas por la autoridad, tomando en cuenta el principio de ofensiva, calculando escenarios y generando mecanismos de blindaje, disuasión y prevención, que puedan minimizar y prevenir algunos de los efectos de las tácticas de GBI. Algunos de los aspectos a considerar para esta estrategia de contención, que son tomados de la `propia experiencia de Temaca y otras experiencias serían considerar elementos de: Organización, articulación, estrategia de comunicación e incidencia en la opinión pública, relevo de protagonismos y vocerías, colectivización de información y liderazgos, creatividad, unidad, puesta en marcha de protocolos de seguridad, contención psicológica y psicosocial, formación, mecanismos de observadores de derechos humanos, comunicación, documentación y denuncia de actos de hostigamiento.

A continuación sugerimos algunos temas que sería interesante profundizar y complementarían y darían más soporte al presente documento, tomando en cuenta que cada arista que se tocó en este artículo podría detallar y ejemplificar con mucha mayor precisión, como los ejemplos históricos de tácticas concretas y la esquematización de matices y estrategias implementadas en circunstancias similares.
- Forma contemporánea de la acumulación primitiva de capital
- Plan Mesoamérica, militarización y políticas públicas
- Represas, represión y estrategias de contención
- Hegemonía y hegemonía cultural
- Tipos de violencia. Violencia estructural, simbólica, cultural y sistémica
- Guerra y estrategias
- Operaciones psicológicas
- Interrelación entre GBI y programas de la CIA y FBI
- La doctrina GBI y su implementación en programas militares y civiles en nuestros países
- Leyes anti-terroristas y de seguridad nacional
- Consecuencias psicosociales de conflicto y amenazas
- Formas de blindaje para movimientos sociales
- Luchas por agua y ecologismo popular

Para terminar compartimos una reflexión de Pedro Oliver Olmo, en la cual nos plantea que los actos represivos de la autoridad, pueden serles contraproducentes:
La represión, que evidentemente se sufre, también puede convertirse en una oportunidad política, bien de forma totalmente inesperada, bien de forma conscientemente provocada. Nadie puede negar que la represión que ejerce el Estado produce daño y que la violencia institucional intenta y no pocas veces consigue por la fuerza impedir el desarrollo de la protesta. Pero ese empeño represivo no garantiza el triunfo de la respuesta estatal. De hecho, cualquiera podría poner ejemplos de actuaciones represivas que acabaron siendo contraproducentes para el poder político, a veces, incluso porque la propia represión desencadenó movilizaciones espontáneas que rápidamente aprovecharon el conocimiento convencional que pudieran tener del repertorio de protesta propio de los movimientos sociales...

Tomando en cuenta esto, creemos que el hecho de intentar entender con más precisión, como ejerce la autoridad la represión, sus metodologías, formas y tácticas y hacerlas evidentes, es parte fundamental del intento de que tengan un costo significativo para aquellos responsables y aunque muchas veces, no se pueda evitar ser objeto de actos violentos de la autoridad, pueda usarse como un efecto disuasivo. Es una propuesta para buscar revertir en cierta medida la violencia cultural, a través de transparentar sus formas de actuar. Es fundamental seguir investigando acerca del tema general de la violencia hegemónica y la GBI y en concreto de las luchas, como el caso de la que se está dando contra la presa el Zapotillo, con el fin de tener más elementos para desenmascarar y enfrentar dichos actos de dominación.

LEER COMPLETO: EL ESCARAMUJO 46: La Guerra de Baja Intensidad contra las comunidades en resistencia contra la represa El Zapotillo (VII y Última) (8 págs. PDF - 432Kb)

VER TODOS LOS ESCARAMUJOS