Loading
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/585genegk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/maria ensepetitgk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/acciongk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/blog marianogk-is-98.pnglink
«
»
  1. 0
  2. 1
  3. 2
  4. 3

Las mineras trasnacionales, grandes destructoras del medio ambiente

Las mineras trasnacionales, grandes destructoras del medio ambiente

-Opositores a las explotaciones a cielo abierto analizan los daños causados por este modelo
-Estas empresas ocasionan el rompimiento del tejido social de las comunidades donde se asientan
-Urge encontrar alternativas sustentables acordes a las necesidades de los pueblos afectados, dicen


Fernando Camacho Servín. La Jornada. 21 de julio de 2012.

REMALas actividades de las grandes empresas mineras trasnacionales se han convertido en uno de los mayores polos de destrucción del medio ambiente y del rompimiento del tejido social de las comunidades donde se asientan, por lo que es urgente encontrar alternativas económicas sustentables desde la óptica y las necesidades de los pueblos afectados.

Así lo afirmaron integrantes de diversas organizaciones sociales durante la inauguración del diplomado Alternativas al modelo extractivo minero, organizado por la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema), en donde se analizaron las implicaciones negativas de dicha actividad económica.

En 11 años han extraído más de 250 toneladas de oro

Alejandro Villamar, miembro de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, subrayó que en los recientes 11 años, las compañías mineras han extraído del país más de 250 toneladas de oro, 2.5 veces más que el obtenido durante los 300 años de dominio colonial, y en la actualidad tienen en concesión un tercio del territorio nacional, equivalente a la superficie de España.

"Eso les puede dar una idea de la velocidad, intensidad y magnitud de cómo han destruido y dividido pueblos, y en muchos casos también envenenado y condenado el futuro de varias generaciones", sin que el gobierno lo impida, por lo cual es necesario diseñar nuevos modelos de desarrollo a partir de las necesidades de la gente, y no de las trasnacionales.

El activista indicó que el 95 por ciento de los 2 mil 735 yacimientos mineros del país son de pequeña escala –de acuerdo con cifras del Censo de Población y Vivienda 2010– y no producen daños ambientales graves, "el problema es la minería de alta contaminación y alta destrucción" que no es regulada por el gobierno.

Una muestra del poder de dichas entidades, subrayó, es el hecho de que en el golpe de Estado contra el ex presidente hondureño Manuel Zelaya, en junio de 2009, las empresas mineras hayan aportado recursos y personal para fortalecer la asonada de los militares insurrectos.

Gustavo Lozano, del Centro Mexicano de Justicia Ambiental, detalló por su parte que los pasados 14 y 15 de julio se realizó en Guatemala el llamado Tribunal Popular Internacional de Salud, iniciativa promovida por el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero, en donde se realizó un juicio simbólico contra la empresa canadiense Goldcorp.

Dicha compañía, explicó, ha sido una de las que mayores afectaciones ha causado en diversos países del continente americano, como lo demuestran los casos de las minas en San Miguel Ixtahuacán, Guatemala; Carrizalillo, México, y Valle de Siria, en Honduras.

En todas ellas, ha habido registro de "daños brutales" tanto para la población como para el medio ambiente, entre ellos la aparición de múltiples enfermedades respiratorias y gastrointestinales, además de partos prematuros o con malformaciones, y muertes ocasionadas por inhalación del cianuro que se utiliza en la minería a cielo abierto para separar el oro u otros metales preciosos de la roca.

La llegada de las mineras, dijo, rompe el tejido social de las comunidades al ofrecer un modelo de empleo y desarrollo económico insustentable que divide a quienes lo rechazan de quienes lo apoyan por necesidad o ignorancia; atenta contra la estabilidad alimentaria de los pueblos, y da pie a fenómenos como el aumento del alcoholismo y la drogadicción, por lo que llamó a organizarse para repudiar la entrada de esas compañías.

Rurik Hernández, del Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier, aseveró que en años recientes Goldcorp ha tenido un crecimiento "rápido y agresivo" en el mercado internacional, en gran medida por los megaproyectos de la mina Los Filos, en Carrizalillo, Guerrero, y Peñasquito, en Zacatecas, además de otra decena de yacimientos de menor tamaño, entre ellos el de Camino Rojo, cercano a la zona sagrada huichola de Wirikuta.

Medidas cautelares en favor de guatemaltecos

La peligrosidad de Goldcorp es tal, advirtió, que incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares en favor de varias personas en Guatemala, luego de que agentes de seguridad de la compañía y militares cercanos a ella fueran acusados de violar a mujeres en las comunidades donde se asentaban las minas.

Por todo ello, indicó, es lamentable que la Universidad Nacional Autónoma de México haya aceptado un donativo de dicha empresa canadiense, supuestamente para apoyar un programa de becas para la Fundación UNAM.

"Nos extraña que la máxima casa de estudios acepte dinero sucio de Goldcorp, por eso hacemos un llamado enérgico para que lo devuelva", como hicieron en su momento diversos académicos de la Universidad de Córdoba, Argentina.

Pronunciamiento del 1er Encuentro Trinacional Salvemos el Rio Lempa

 

Pronunciamiento del 1er Encuentro Trinacional Salvemos el Rio Lempa


Pronunciamiento del 1er encuentro trinacional Salvemos el Rio Lempa (Guatemala, Honduras y El Salvador), llevado a cabo del 13 al 15 de julio en la comunidad de Santa Marta, El Salvador:

lempaNosotros y nosotras, habitantes de Guatemala, Honduras y El Salvador, integrantes de las organizaciones y comunidades reunidas en el “Primer Encuentro Trinacional Salvemos el Río Lempa”,  con base en el análisis de la situación de nuestros territorios y haciendo memoria de la importancia histórica, cultural, económica y espiritual de nuestro río Lempa y consideramos que:

1.  El rio Lempa y sus habitantes están en peligro por la explotación indiscriminada y voraz de los bienes comunes;

2. Que el río Lempa actualmente se encuentra contaminado y afectado por las cuatro represas construidas, los agrotóxicos y los desechos industriales;

3. Que en las montañas de Guatemala y Honduras que integran la cuenca alta del río Lempa, en donde se asegura el nacimiento del río gracias a sus bosques, pero ahora son sometidos a una intensa deforestación, desechos agroindustriales y privatización.

4. En la cuenca media del río se encuentra la capital de El Salvador con su crecimiento urbano descontrolado, las principales industrias y una importante actividad agropecuaria, los cuales aportan muchos desechos contaminantes a nivel biológico y químico.

5. En la cuenca baja se viven las consecuencias del uso inapropiado del río, en su cuenca media y superior, en esta zona las inundaciones son frecuentes por la explotación irracional que realizan los grupos económicos poderosos, que explotan los recursos, rompiendo el ciclo natural del agua.

6. Las afectaciones ambientales y sociales, en el curso de todo río, ya son muy graves,  y de continuar esas tendencias de afectación que dañan de manera directa la cadena alimentaria y los ecosistemas, la vida será insostenible;

7. Que los gobiernos de los tres países, no tiene una política clara y definida de manejo integral y participativo de protección  del río lempa y su cuenca y por el contrario son responsables de los que está ocurriendo por las políticas blandas existentes que permiten que se sigan degradando los recursos de los pueblos. Lo único que impulsan es la política a favor de la trasnacionalización y la privatización junto con los organismos internacionales y los tratados de libre comercio, violando los derechos humanos de las comunidades.

8. Y que el río  se encuentra seriamente amenazado por la inminente realización de nuevas represas, proyectos minero metálicos y mega proyectos de destrucción del bosque natural.

Por lo tanto declaramos que

Defenderemos férreamente nuestra cultura, y nuestros territorios luchando unidos por la cancelación de todos los proyectos de explotación indiscriminada de los bosques, represas hidroeléctricas y minería metálica y de piedras preciosas.

Lucharemos por la recuperación y promoción de nuestras economías mediante la implementación de los sistemas de producción agropecuaria agroecológica, que garanticen la seguridad alimentaria de nuestros pueblos.

Nos oponemos a toda la lógica del capitalismo verde, la militarización, criminalización y represión de los movimientos sociales, que acompaña este modelo de despojo y destrucción de nuestros territorios.

Promoveremos y demandaremos de nuestro gobiernos la creación y puesta en práctica de políticas y normativas que regulen la actividad humana en la cuenca, a fin de disminuir y eliminar el flujo de cualquier contaminante a los cuerpos de agua de la misma.

Exigimos el respeto a las consultas comunitarias y al consentimiento libre, previo e informado de las poblaciones, desde sus propios usos y costumbres, sin intervención de los gobiernos nacionales y sin su conceptualización.

Implementaremos una campaña masiva para declarar el río Lempa, libre de contaminación y de mega proyectos extractivos, poniendo en función a los medios de comunicación comunitarios y creando la red de las y los corresponsales de El Salvador, Honduras, Guatemala y México, quienes serán la vos directa de los pueblos organizados.

Nos constituimos como Asambleas Comunitarias Trinacionales en Defensa del Río Lempa y permaneceremos en alerta y movilización permanente por el legítimo derecho que tenemos como pueblos de salvaguardar nuestros derechos, cultura y territorios.

Que nos articularemos con otras luchas y esfuerzos en defensa de los territorios y bienes comunes en la región Latinoamérica.

Y firmamos esta declaratoria en la Comunidad Santa Marta, Cantón Santa Marta, Municipio de Victoria departamento de Cabañas a los 15 días del mes de Julio del 2012.

Firmantes:
ADES (Asociación de Desarrollo Económico y Social de Santa Marta, Cabañas)
COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras)
CODECA (Comité de Desarrollo Campesino, Guatemala)
MTC (Movimiento de Trabajadores Campesino, San Marcos Guatemala)
Otros Mundos Chiapas
MAPDER (Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos)
REDLAR (Red Latinoamericana de Afectados por Represas)
M4 (Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero)
COMPA (Convergencia de Movimientos y Pueblos de las Américas)

IV FERIA POPULAR ALTERNATIVA 20, 21 Y 22 JULIO

 IV FERIA POPULAR ALTERNATIVA 20, 21 Y 22 JULIO EN SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS

FERIASintamos el llamado a participar en la creación de una cultura de encuentro e intercambio comercial, cultural y humano entre productores y consumidores en un marco de justicia y solidaridad por un consumo responsable.

   Desde este Viernes 20 al Domingo 22 se lleva a cabo en la Plaza de Catedral de San Cristóbal de las Casas la IV Feria Popular Alternativa, en la que participan diversos grupos de productoras y productores independientes ofreciéndonos
de 9am a 8pm exposición y venta de productos alimenticios y artesanales, pláticas y proyecciones sobre soberanía alimentaria y género, talleres culturales e infantiles...
¡y muchas cosas más!...

¡ESCUCHA LA INVITACIÓN!

Biopatentes o la apropiación mercantil de la vida

Biopatentes o la apropiación mercantil de la vida

Por Pedro Rivera Ramos

ecoportal.net

biopatentesLas biopatentes forman parte de la estrategia capitalista que se inicia con la apropiación privada de las semillas agrícolas y continúa con la aparición de los híbridos. Luego aparece la transgénesis como anillo al dedo e inaugura con ello, una nueva fase en la escalada por el control de las semillas, los campesinos y los alimentos.

Como concepto, las llamadas biopatentes contienen una connotación ideológica y mercantil muy pronunciada. Es atribuible, si seguimos el hilo discursivo de las corporaciones transnacionales que están detrás de ellas, al tipo de propiedad intelectual que concede derechos exclusivos y monopólicos de explotación y usufructo, a los que por vía legal logran obtener una cuestionable propiedad privada sobre organismos vivos (plantas, animales, microorganismos), procesos biológicos o componentes esenciales de la vida. Es decir, que las biopatentes o patentes biológicas, representan las piezas inconfundibles de un sistema abusivo y fuera de control de transferencia arbitraria de propiedad sobre la vida, que las naciones industrializadas pretenden imponerle a toda la Humanidad. Esta singular manera de extender el concepto de propiedad a la vida y sus formas diversas, ha necesitado que las oficinas de Patentes de las naciones poderosas, interpreten con laxitud las exigencias tradicionales nacidas hace más de cinco siglos para conceder patentes y que soslayen con excesiva facilidad y no poco interés en garantizar el lucro desmedido de las transnacionales, que los “descubrimientos novedosos” por ellas encontrados, ya existían en la Naturaleza y sólo han sido alterados recientemente en uno o en unos cuantos caracteres.

Pero no se puede hablar sobre patentar la vida o los seres vivos sin mencionar a la llamada prospección biológica; actividad tan antigua como el colonialismo que soportaron las naciones latinoamericanas y caribeñas y que hoy con muchas más razones, tiende a semejar una verdadera acción de biopiratería o de despojo de nuestros recursos naturales y el saber contenido en ellos. De modo que la exploración sistemática de nuestros territorios por representantes o enviados de las grandes empresas farmacéuticas o de ingeniería genética, en la búsqueda de algún recurso biológico o bioquímico con utilidad mercantil, se viene haciendo en la mayoría de los casos, sin la anuencia de los Estados involucrados y mucho menos, de sus comunidades campesinas e indígenas.

Aún cuando se puedan desarrollar e invocar justificaciones y normas legales, para conceder propiedad privada sobre plantas y animales a través de las Patentes y del llamado Derecho del Obtentor, regulado por la Unión Internacional de Protección Vegetal (UPOV) en su versión 91, lo cierto es que tal proceder carece de legitimidad alguna, ya que esas plantas y animales llegaron hasta nuestros días gracias al trabajo de domesticación, conservación y mejoramiento, que desde la aparición de la agricultura hace ya 12,000 años atrás, fueron realizando los seres humanos. Por ello resulta además contrario a cualquier ética, reclamar propiedad sobre organismos vivos o sus componentes básicos, que por ser obra del trabajo y esfuerzo colectivo, pertenecen a toda la Humanidad. Sin embargo, las empresas transnacionales empeñadas en controlar totalmente nuestra alimentación y los recursos esenciales para producirlos, con su poderoso poder económico y su muy respetable arsenal de influencias y presiones políticas, han conseguido lo que algunas décadas atrás podría parecer impensable: obtener derechos de propiedad sobre nuestros principales cultivos alimenticios y sobre bienes intangibles asociados también a éstos.

En la actualidad la actividad de patentar seres vivos, está fuertemente concentrada en grandes corporaciones transnacionales, que intervienen no sólo en semillas agrícolas, sino además en plaguicidas, medicamentos humanos y veterinarios, fertilizantes, alimentos, etc. Gran parte de la supuesta “mejora” que estas empresas vienen desarrollando hoy, por ejemplo, con los cultivos alimenticios, descansa en la producción de plantas transgénicas con resistencia a herbicidas o capaces de producir la toxina del Bacillus thuringiensis. También buscan que tecnologías tan perversas como lucrativas, como “Terminator” y “Zombie”, les sean finalmente permitidas. Naturalmente que todo esto exige contar con patentes con el objetivo, según nos aseguran, de recuperar sus inversiones, protegerlas durante un largo tiempo y garantizarle a sus socios las ganancias correspondientes. En este contexto, muy poca participación y beneficio pueden alcanzar los sistemas de mejoramiento nacionales y mucho menos los fitomejoradores independientes.

Las biopatentes o patentes biológicas para el sector agropecuario, forman parte de la estrategia capitalista que se inicia con la apropiación privada de las semillas agrícolas y continúa con la aparición de los híbridos. Luego aparece la transgénesis como anillo al dedo e inaugura con ello, una nueva fase en la escalada por el control de las semillas, los campesinos y los alimentos. De ese modo, es que el énfasis actual por patentar los elementos fundamentales para producir alimentos, amenazan con desplazar ahora y en el futuro inmediato a los campesinos e indígenas de sus tierras y hacer de la agricultura, un negocio enteramente capitalista, donde lo que importa no es la producción de alimentos para la Humanidad, sino el lucro y la ganancia.

Aquí en Panamá, un ligero repaso a las legislaciones que rigen la materia de Patentes y Derecho del Obtentor, pone de manifiesto que las mismas responden íntegramente a las concepciones predominantes sobre el llamado libre comercio y sobre la necesidad de proteger inventos y descubrimientos, bajo la supuesta finalidad de estimular el desarrollo de la ciencia y de la creatividad humanas. Sin embargo, para el caso específico de las patentes biológicas y los derechos sobre variedades vegetales, no parece que tales objetivos sean los que orienten el creciente interés por patentar la vida.

De allí que, pese a que la legislación nacional que crea la Dirección General de Registro de la Propiedad Industrial (DIGERPI), establece claramente que exceptúa de patentabilidad “las especies vegetales y las especies y razas animales” y que nuestra adhesión en la UPOV es al Acta del 78, que concede algunas libertades en cuanto a las cosechas y el mejoramiento, existen razones poderosas para creer que esto va a cambiar pronto, una vez entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Panamá. Este engendro exige que nuestro país se adhiera según su capítulo 15, al menos a 10 normas internacionales relacionadas con la propiedad intelectual, entre ellas a la versión 91 de la UPOV, para convertir, como recientemente ocurrió en Chile, el Derecho de Obtentor en una verdadera patente sobre variedades vegetales.

Resulta evidente que las poderosas transnacionales y sus tecnologías fundadas únicamente en el negocio capitalista, no tienen el más mínimo interés en resolver los problemas del hambre en el mundo. Lo que persiguen fundamentalmente, es tener el control sobre el principal eslabón del sistema alimentario y obligar a los más de 1,400 millones de campesinos del planeta que guardan sus semillas para las siembras próximas, a comprarlas inevitablemente todos los años. Esto lógicamente, contribuirá a acentuar en mayor grado, la pérdida irreversible de la biodiversidad universal.

Por ello, urge retirar cuanto antes las patentes de cualquier forma de vida, principalmente de las plantas y animales de la esfera mercantil y de todo espacio o foro económico internacional. De no hacerlo, aumentará la pobreza en el área rural; se reducirá significativamente la riqueza biológica y natural del planeta; se transformará el paisaje y la vida en los campos y la agricultura perderá, finalmente, su verdadera razón de ser.

Más Artículos...

  1. COPINH invita: Jornada y Movilización “LEMPIRA, Señor de la Sierra, en Defensa de Nuestras Soberanías, Cultura, Territorios y Bienes de la Naturaleza”
  2. Goldcorp debe suspender operaciones mineras en Mesoamérica
  3. Transmisión en vivo del Tribunal Popular Internacional de Salud – 14 y 15 de julio
  4. EL ESCARAMUJO 24: ¿Cómo va el enREDD+o en Chiapas?
  5. CUARTO ANIVERSARIO DEL PACTO CERO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES DE CHIAPAS

Recibir el Boletín Mensual

RSSfacebooktwitteryoutube