Loading
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/585genegk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/guancasco twittergk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/represa de violenciagk-is-98.pnglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/escaramujo 71gk-is-98.pnglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/acciongk-is-98.jpglink
«
»
  1. 0
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. 4

EL ESCARAMUJO 25: LOS ESQUIROLES DE LA CFE. EL CASO DE LA REPRESA PASO DE LA REINA, OAXACA, MÉXICO

EL ESCARAMUJO año 6 Número 25

escaramujoLOS ESQUIROLES DE LA CFE
EL CASO DE LA REPRESA PASO DE LA REINA, OAXACA, MÉXICO

 

Gustavo Castro Soto
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
1 de Octubre de 2012, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

DESCARGAR COMPLETO: ESCARAMUJO 25: Esquiroles de la CFE. Caso Paso de la Reina, Oaxaca  (5 págs.PDF -176Kb)

 EXTRACTO:

Desde el año 2007 se conformó el “Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (COPUDEVER)” integrado por consejeros representantes de las localidades que serían afectadas por el Proyecto Hidroeléctrico Paso de Reina en Oaxaca, México. Luego de varios foros y 4 declaratorias exigen al gobierno federal y estatal que se “respete su derecho como pueblos indígenas a decir No al proyecto, sin presiones ni amenazas que pueda dividir y violentar las comunidades. Las comunidades y el consejo han hecho algunas acciones de incidencia pública y defensa jurídica. Con respecto a la incidencia han acudido a instancias que tienen que ver con el proyecto y se ha solicitado una audiencia con el Presidente de la República Mexicana Felipe Calderón Hinojosa, sin que exista respuesta hasta el momento. Esto demuestra que los Pueblos Indígenas no son atendidos cuando recurren a instituciones formales.”1

Tres años después de iniciada la resistencia, del 5 al 7 de febrero del 2010 se llevó a cabo en la comunidad de Paso de Reina, el VII encuentro del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER). El Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Ríos Verde (COPUDEVER), La Ventana, EDUCA, y el Centro de Derechos Humanos Ñu’u Ji Kandii, fueron los anfitriones de las organizaciones indígenas, campesinas, sociales, redes, investigadores y otros aliados en la lucha contra las presas en el país. Más de 300 personas de Jalisco, Colima, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y el Distrito Federal se dieron cita en el lugar. Entre las experiencias que se compartieron estuvieron los afectados por la Presa la Yesca.

Mientras las comunidades se mantienen en resistencia frente al proyecto durante cuatro años, y muy conocida su lucha, la Ong denominada “Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población, A.C.” (IMIFAP “Yo quiero, yo puedo”), pretende ayudar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a justificar la represa a cambio de un jugoso contrato. El IMIFAP no escucha ni toma en cuenta los antecedentes de la resistencia desde 2007 por sus intereses económicos.

Esta Asociación Civil fue fundada hace 16 años y tiene un presupuesto anual de 1.5 millones de dólares. Dice prestar sus servicios a Naciones Unidas, a grandes empresas trasnacionales como Procter & Gamble y a gobiernos para la “reducción de barreras psicosociales”, entre otros objetivos. Presume haber tenido financiamiento de más de 100 organismos nacionales e internacionales. En otro ataque de megalomanía, las 4 psicólogas que forman la institución, dicen haber beneficiado en sus programas “Yo quiero, yo puedo” a más de 19 millones de personas en 14 países, y haber desarrollado, implementado y evaluado más de 40 programas “Yo quiero, yo puedo” de desarrollo comunitario, educación y salud integral y preventiva.

Entre los lineamientos que la CFE da al IMIFAP se establece que la presa Paso de Reina es un “proyecto estratégico de infraestructura para el Sistema Eléctrico Nacional”. Por ello la CFE podría ofrecer en la expropiación un mayor pago por las tierras en 4 comunidades en el municipio de Tataltepec de Valdés donde prevén tener resistencia a la venta de sus tierras de cultivo que pretenden inundar. La CFE recomienda al IMIFAP que su intervención sea “muy bien planeada en su vertiente sociopolítica, debido a que existe un grupo minoritario (proyectado gracias a la mitificación negativa del proyecto, por parte de la Diócesis local) pero con potencial de radicalización en la región, que ha expresado una clara oposición al proyecto hidráulico de la CFE -sólo en parte debido a la expropiación e inundación de las tierras arriba señaladas.”

La CFE, como es conocida su experiencia en trampas y mañas, le solicita al IMIFAP “mantener ante estos sectores y comunidades, una imagen de autonomía y cuyo interés por la región proviene, por ejemplo, de intervenciones previas en otras partes de Oaxaca y otros estados y localidades similares”. Este es un elemento fundamental que las comunidades y resistencias contra las represas deben tomar atención, en aquellas instituciones que aparentemente trabajan con autonomía en las regiones donde se pretenden instalar los proyectos de represas.

Para realizar todo ello, el IMIFAP le cobraría a la CFE 100 mil pesos para que un analista elabore indicadores, 600 pesos por entrevista; mil pesos diarios a una persona que observa en la plaza y otros lugares públicos, 40 mil pesos a un analista, 45 mil pesos la hora de taller, 300 mil pesos para los encuestadores, etc.

Si la CFE acepta el resultado de las dos fases anteriores, se contrataría al IMIFAP por cuatro años más para implementar el “Programa de Desarrollo Comunitario Integral para cada uno del resto de los municipios cercanos al proyecto hidráulico”.

En definitiva, estas son las estrategias que usa la CFE para la imposición de un proyecto de represa. Las comunidades y sectores organizados deberían estar atentos a estas acciones que dividen a las comunidades, que no les toman en cuenta y que dan por supuesto que la obra va, que se realiza, y para ello es necesario “reducir las barreras psicosociales” y logar que “sientan suyos los programas”.

DESCARGAR COMPLETO: ESCARAMUJO 25: Esquiroles de la CFE. Caso Paso de la Reina, Oaxaca  (5 págs.PDF -176Kb)

VER TODOS LOS ESCARAMUJOS

 

Presidente de ATI Nnimmo Bassey recibirá Premio Rafto 2012 por su lucha por los derechos humanos

Comunicado de Prensa
Amigos de la Tierra Internacional

 

Presidente de ATI Nnimmo Bassey recibirá Premio Rafto 2012 por su lucha por los derechos humanos

basseyBERGEN (Noruega)/ LAGOS (Nigeria), 27 DE SEPTIEMBRE DE 2012. Amigos de la Tierra Internacional, la mayor federación de organizaciones ambientalistas de base, tiene el orgullo de anunciar que su presidente, Nnimmo Bassey, quien es también Director Ejecutivo de Amigos de la Tierra Nigeria [1], recibirá el premio Rafto 2012 por su lucha por los derechos humanos.[2]

El Premio Rafto 2012 será entregado el 4 de noviembre en Bergen (Noruega). Desde 1987, la Fundación Rafto otorga cada año el Premio Rafto de Derechos Humanos a defensores de los derechos humanos y de la democracia.
 
Varios de los laureados con el premio Rafto recibieron posteriormente el Premio Nobel de la Paz. [3]
 
Hoy a las 10 de la mañana se realizó el anuncio de que Nnimmo Bassey recibirá el premio Rafto 2012 en una conferencia de prensa en la Casa Rafto de Derechos Humanos en Bergen, Noruega.
 
El Premio Rafto 2012 le será otorgado a Nnimmo Bassey en reconocimiento a su larga trayectoria de lucha por los derechos de las personas a la vida, la salud, la alimentación y el agua en un mundo afectado por el cambio climático y la destrucción ambiental generalizada.
 
"A través de su trabajo sobre derechos y su crítica al actual sistema, Bassey ha demostrado que los derechos humanos pueden contribuir a mitigar los efectos de esos cambios", afirma la Fundación Rafto.
 
Nnimmo Bassey afirmó:
 
"Me siento honrado y estoy muy agradecido por el anuncio. Tengo una muy buena opinión de la Fundación Rafto debido a su compromiso con los defensores de los derechos humanos. He luchado contra la contaminación del petróleo y en defensa de los derechos humanos en Nigeria durante décadas. He defendido a las comunidades afectadas, con las que exigimos justicia. Ejercemos presión con la convicción de que la verdad vencerá".

Nnimmo agregó: "Esperamos que pronto se haga justicia, luego de una importante audiencia judicial contra la gigante petrolera anglo-holandesa Shell en Holanda. La terrible contaminación que Shell provocó en Nigeria será examinada durante una audiencia judicial que tendrá lugar el 11 de octubre en La Haya. Se prevé que el veredicto será anunciado a comienzos de 2013".[4]

Nnimmo Bassey es uno de los principales defensores y activistas por el medio ambiente y los derechos humanos. Bassey ha luchado incansablemente contra las prácticas de las empresas multinacionales y contra la devastación del medio ambiente que provocan, al destruir las vidas y pisotear los derechos de la población local.

PARA MÁS INFORMACIÓN

[1] Para leer la biografía de Nnimmo Bassey y acceder a una selección de retratos fotográficos en alta resolución y de uso libre, por favor visite: http://www.foei.org/en/media/photos/nnimmo-bassey-photos

[2] Para más información acerca del Premio Rafto 2012, por favor visite: www.rafto.no

[3] Los ganadores del Premio Rafto que luego recibieron el Premio Nobel de la Paz son: Aung San Suu Kyi, Birmania (Premio Rafto en 1990), el pueblo de Timor Oriental por Josè Ramos‐Horta (Premio Rafto en 1993), Kim Dae‐jung, Corea del Sur (Premio Rafto en 2000) y Shirin Ebadi, Irán (Premio Rafto en 2001).

[4] Para más información acerca del caso judicial contra Shell visite: http://www.foei.org/en/media/archive/2012/key-hearing-in-court-case-on-oil-giant-shells-nigerian-oil-pollution

Entre la ilusión desarrollista y el pensamiento post-desarrollista

Entre la ilusión desarrollista y el pensamiento post-desarrollista

por Maristella Svampa / Cronicon
(extracto)

desarrolloEn América Latina, las izquierdas -sea en su matriz anticapitalista como nacional-popular- han sostenido y continúan sosteniendo una lectura productivista, y tienden a minimizar o presta escasa atención a las nuevas luchas sociales concentradas en la defensa del territorio y los bienes comunes.

Se ha escrito mucho acerca de las dificultades que tiene una gran parte de los movimientos sociales actuales para comprender e involucrarse en la compleja dinámica de reconstrucción del Estado, en el marco de procesos nacionales caracterizados como "gobiernos en disputa". Sin embargo, muy poco se ha hablado acerca de la ilusión desarrollista que hoy caracteriza a los gobiernos de la región y de las consecuencias que ello podría aparejar en términos de proyectos de sociedad.

Más aún, pareciera que las discusiones acerca de los modelos de desarrollo posible han quedado relegadas a un segundo plano o sencillamente escamoteadas, en virtud de las altas tasas de crecimiento económico y el superávit fiscal que los gobiernos exhiben como carta de triunfo, luego de un largo período de estancamiento y regresión económica. Desde nuestra perspectiva creemos que, en no pocas ocasiones, la posibilidad de abrir un debate público sobre los antagonismos que se van gestando a partir de las nuevas dinámicas del capital se encuentra obturada, no sólo por razones económicas y políticas sino también por obstáculos de tipo cultural y epistemológico, que se refieren a las creencias y representaciones sociales. Con ello, buscamos subrayar la importancia que adquieren ciertos imaginarios y narrativas nacionales -y regionales- acerca del desarrollo, íntimamente ligados a una determinada concepción de la naturaleza americana.

ILUSIÓN DESARROLLISTA, NATURALEZA E IZQUIERDAS

Distintos autores han subrayado el carácter antropocéntrico de la visión dominante sobre la naturaleza, como "canasta de recursos" y a la vez como "capital". Pero en América Latina, esta idea se vio potenciada por la creencia de que el continente es, para retomar al sociólogo boliviano R. Zavaletta, "el locus por excelencia de los grandes recursos naturales". La "ventaja comparativa" de la región sería, como señalaba el venezolano F. Coronil, su tendencia (histórica) a exportar Naturaleza. Desde esta óptica, paisajes primarios, escenarios barrocos, en fin, extensiones infinitas, que tanto han obsesionado a viajeros y literatos de todas las épocas, van cobrando una nueva significación al interior de los diferentes ciclos económicos. Un ejemplo lo ofrece el actual boom minero, que alcanza a casi todos los países latinoamericanos e incluye las altas cumbres cordilleranas, donde se encuentran las cabeceras de importantes cuencas hídricas hasta ayer inalcanzables y convertidas hoy en el objetivo de faraónicos proyectos, como el de Pascua Lama -el primer proyecto binacional del mundo, compartido por Chile y la Argentina- o los emprendimientos mineros en fase de exploración en la Cordillera del Cóndor, en Ecuador y Perú. Otro ejemplo emblemático es el "descubrimiento" de las virtudes del litio: hasta ayer, el Salar de Uyuni era tan sólo un paisaje primario, que hoy cobra una nueva significación ante la exigencia de desarrollar energías sustitutivas del petróleo. De este modo, el nuevo paradigma biotecnológico termina por resignificar aquellos recursos naturales "no aprovechados" o territorios "improductivos", insertándolos en un registro de valoración capitalista.

(...)

consumoEn términos más generales, la ilusión desarrollista, promovida por los gobiernos progresistas más radicales como Bolivia y Ecuador, aparece hoy asociada a la acción del Estado productor y relativamente regulador junto a una batería de políticas sociales, dirigidas a los sectores más vulnerables, cuya base misma es la renta extractivista. Ciertamente, no es posible desdeñar la recuperación de determinadas herramientas y capacidades institucionales por parte del Estado nacional, el cual se ha vuelto a erigir en un actor económico relevante y, en ciertos casos, en un agente de redistribución. Sin embargo, en el marco de las teorías de la gobernanza mundial, que tiene por base la consolidación de una nueva institucionalidad basada en marcos supranacionales o meta-reguladores, la tendencia no es precisamente que el Estado nacional devenga un "mega-actor". Al contrario, la hipótesis de máxima apunta al retorno de un Estado moderadamente regulador, capaz de instalarse en un espacio de geometría variable, esto es, en un esquema multiactoral de complejización de la sociedad civil, ilustrada por movimientos sociales, Ongs y otros actores, pero en estrecha asociación con los capitales privados multinacionales, cuyo peso en las economías nacionales es cada vez mayor. Ello coloca límites claros a la acción del Estado nacional y un umbral inexorable a la propia demanda de democratización de las decisiones promovida por las comunidades y poblaciones afectadas a causa de los grandes proyectos extractivos.

No hay que olvidar tampoco que el retorno del Estado a sus funciones redistributivas se afianza sobre un tejido social diferente al de antaño, producto de las transformaciones de los años neoliberales, y en muchos casos en continuidad -abierta o solapada- con aquellas políticas sociales compensatorias, difundidas en los años `90 mediante las recetas del Banco Mundial. Por último, más allá de las retóricas industrialistas que despliegan los gobiernos progresistas, los cambios económicos en curso se han orientado a profundizar el modelo extractivista, en el marco de una fuerte trasnacionalización de la economía, lo cual viene acompañado por la tendencia a la reprimarización de la economía y la consolidación de enclaves de exportación, altamente dependientes del mercado internacional. En este contexto y mal que le pese, el neodesarrollismo progresista comparte con el neodesarrollismo liberal tópicos y marcos comunes, aun si busca establecer notorias diferencias en relación con el rol del Estado y las esferas de democratización.

PARADOJAS DEL NEODESARROLLISMO PROGRESISTA

tipnisEste escenario de contrastes que presenta hoy América Latina abre a un terreno de grandes acechanzas. Uno de los rasgos más notorios de la época es que el Consenso de los Commodities impuso una brecha, una herida, en el pensamiento crítico latinoamericano, el cual en los `90, mostraba rasgos mucho más aglutinantes, frente al carácter monopólico del neoliberalismo como usina ideológica. Así, el presente latinoamericano refleja diferentes tendencias políticas e intelectuales: por un lado, están aquellas posiciones que dan cuenta del retorno del concepto de Desarrollo, en sentido fuerte; esto es, asociado a una visión productivista que incorpora conceptos engañosos, de resonancia global -Desarrollo sustentable en su versión débil, Responsabilidad Social Empresarial, gobernanza- al tiempo que busca sostenerse a través de una retórica falsamente industrialista. Sea en el lenguaje crudo de la desposesión del neodesarrollismo neoliberal, como en un neodesarrollismo progresista que apunta al control del excedente por parte del Estado, el actual modelo de desarrollo se apoya sobre un paradigma extractivista, se nutre de la idea de "oportunidades económicas" o "ventajas comparativas" proporcionadas por el Consenso de los Commodities, y despliega ciertos imaginarios sociales -la ilusión desarrollista- desbordando las fronteras político-ideológicas que los años `90 habían erigido. Por encima de las diferencias que es posible establecer en términos político-ideológicos y los matices que puedan hallarse, dichas posiciones reflejan la tendencia a consolidar un modelo neocolonial de apropiación y explotación de los bienes comunes, que avanza sobre las poblaciones desde una lógica vertical (de arriba hacia abajo), colocando en un gran tembladeral los avances alcanzados en el campo de la democracia participativa e inaugurando un nuevo ciclo de violación de los Derechos Humanos.

(...)

HACIA UN PENSAMIENTO POST-DESARROLLISTA

desarrolloMás allá del neodesarrollismo imperante, en sus versiones progresistas y neoliberales, en América Latina existe una perspectiva crítica diferente, que hoy aparece ilustrada por diferentes organizaciones sociales y posicionamientos intelectuales que cuestionan abiertamente el modelo de desarrollo extractivista hegemónico y su concepto de naturaleza. En un contexto de retorno del concepto de desarrollo como gran relato y en sintonía con los cuestionamientos propios de las corrientes indigenistas, el campo del pensamiento crítico ha venido retomando la noción de "post-desarrollo" elaborada por Arturo Escobar , así como elementos propios de una concepción "fuerte" de la sustentabilidad. En efecto, al compás de los conflictos socio-ambientales se han ido forjando marcos interpretativos de la acción, que expresan un cruce entre discurso ambientalista y matriz indigenista; consignas movilizadoras en defensa de los bienes comunes, la justicia ambiental, el buen vivir y los derechos de la naturaleza; esto es, una gramática común latinoamericana. Asimismo, desde la tradición crítica del pensamiento latinoamericano, la perspectiva del post-desarrollo ha venido promoviendo otras valoraciones de la Naturaleza, que provienen de otros registros y cosmovisiones: pueblos originarios, perspectiva ambientalista, eco-comunitaria, eco-feminista, decoloniales, movimientos eco-territoriales, entre otros.

(...)
El tercer gran desafío que enfrenta el pensamiento post-desarrollista es proyectar una idea de transformación que diseñe un "horizonte de deseabilidad", en términos de estilos y calidad de vida. Gran parte de la capacidad de resiliencia 12 de la noción de desarrollo se debe al hecho de que los patrones de consumo asociados al modelo hegemónico permean el conjunto de la población. Nos referimos a imaginarios culturales que se nutren tanto de la idea convencional de progreso como de aquello que debe ser entendido como "calidad de vida". Más claro: hoy, la definición de qué es una "vida mejor", aparece asociada a la democratización del consumo, antes que a la necesidad de realizar un cambio cultural, respecto del consumo y la relación con el ambiente, en función de una teoría diferente de las necesidades sociales.

En suma, son muchos los desafíos, paradojas y ambivalencias que hoy afrontan el pensamiento post-desarrollista en sus diferentes vertientes, vinculada tanto a las movilizaciones populares y socioambientales, como al pensamiento crítico. No obstante, la discusión sobre el posextractivismo está abierta y muy probablemente éste sea uno de los grandes debates de nuestras sociedades y del pensamiento latinoamericano del siglo XXI.

LEER COMPLETA: AQUÍ

América Latina en Movimiento: En la ruleta de los TLCs

América Latina en Movimiento No 478

Septiembre 2012

En la ruleta de los TLCs

Descargar en formato PDF

Contenido:
alai
Mercosur - Unión Europea:
Las negociaciones por el libre comercio en suspenso
Julio C. Gambina

La Alianza del Pacífico:
Posible impacto en la integración latinoamericana
Mariano Bullón Méndez

El TPP: un proyecto neoliberal a ultranza
Sally Burch

Crisis y revancha neoliberal bajo los TLCs en México
Alejandro Villamar

A seis años de vigencia en El Salvador
CAFTA-DR: promesas y realidades
Raúl Moreno

Colombia y los TLCs
Enrique Daza

TLCs del Perú: Un balance
Alan Fairlie Reinoso

Qué significan los TLC para Chile?
Hugo Fazio

La OMC: En dónde queda la ronda de Doha?
Umberto Mazzei

Más Artículos...

  1. La deuda climática
  2. Agrocombustibles: Fogoneros del hambre
  3. Boletín informativo del Foro Agua y Saneamiento en Ocosingo
  4. México, Estados Unidos y América Central están a la espera de la sequía más atroz
  5. Encuentro Nacional: la Nación Ikojts en resistencia ante megaproyecto eólico

Recibir el Boletín Mensual

RSSfacebooktwitteryoutube