Loading
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/acciongk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/blog marianogk-is-98.pnglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/desagk-is-98.jpglink
http://otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/global 2016gk-is-98.pnglink
«
»
  1. 0
  2. 1
  3. 2
  4. 3

La basura no tiene quién la reciba

La basura no tiene quién la reciba

"El consumismo aumentó considerablemente, a la par de la falta de una cultura de no generación, separación y reciclaje"

Por Emilio Godoy. IPS

El BordoMÉXICO, ene (IPS) - El cierre del mayor vertedero de México desnudó la ausencia de una política integral para la recolección, depósito y manejo de los desechos urbanos, con derivaciones ambientales y sanitarias, según especialistas.

El gobierno izquierdista de la capital mexicana decidió en diciembre clausurar el Bordo Poniente, el mayor depósito de basura ubicado en el oriente citadino, sin haber elegido una alternativa al respecto. Ahora los municipios aledaños a la metrópoli se niegan a aceptar los envíos.

"Hemos insistido con ‘metropolizar’ los servicios públicos, la basura, el agua, el transporte y la energía, que son los que más hacen crisis ahora. Buena parte de la basura de la ciudad de México proviene de habitantes del área conurbana, la gente que viene a trabajar, y el comercio informal", dijo a IPS el director del no gubernamental Centro de Ecología y Desarrollo, Iván Restrepo.

Desde la década del 80, Restrepo y su equipo han hecho el seguimiento de la situación de la basura en este país latinoamericano.

El Bordo operó desde 1985 en una superficie de 600 hectáreas y recibía cada día 12.600 toneladas de basura, 7.000 de las cuales provenían de municipios del vecino Estado de México (Edomex), según la Secretaría (ministerio) capitalina de Obras y Servicios.

Además, en su subsuelo están enterrados 70 millones de toneladas de desperdicios, con serias consecuencias, como contaminación del agua y el aire.

La clausura definitiva del vertedero ha provocado una disputa entre el gobierno nacional, el de la ciudad y ahora el del Estado de México, pues el primero presionaba desde 2008 para cerrarlo y el segundo logró extender el funcionamiento hasta 2011. Mientras, la administración del Edomex se resiste a aceptar depósitos en su territorio.

Solo este comienzo de año, las autoridades federales y citadinas se pusieron de acuerdo respecto al programa de cierre definitivo, dentro del cual el régimen de la Ciudad de México convocará a una licitación internacional para usar el metano surgido de la descomposición de los residuos.

La crisis se agudizó por "un proceso de densificación de zonas urbanas, por el cual se concentran los residuos de modo atípico", señaló Ramón Ojeda, secretario general de la Corte Internacional de Arbitraje y Conciliación Ambiental (Ciaca). "El consumismo aumentó considerablemente, a la par de la falta de una cultura de no generación, separación y reciclaje", comentó a IPS.

La Ciaca, con sede en la ciudad española de San Sebastián, recomendó en 2008 la clausura del Bordo, la compensación por el daño ecológico y la inversión de 71 millones de dólares en el saneamiento del sitio.

Esta instancia nació en México en 1994 con el propósito de resolver conflictos ambientales mediante la negociación entre Estados, individuos y entes legalmente constituidos, como empresas y organizaciones no gubernamentales.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estima una generación anual de más de 40 millones de toneladas de basura y de los cuales sólo se recicla 15 por ciento.

"Estamos tirando riqueza a la basura y está todo el problema de la falta de reúso y reciclaje. El objetivo es que se recicle al menos 60 por ciento. Hay que establecer rellenos sanitarios que cumplan todas las normas de seguridad. Un relleno no se improvisa", recomendó Restrepo.

"Vamos a tener un problema de basura por un buen tiempo. No se va a agravar si se toman medidas ahora, pero se necesita una estrategia de largo plazo", anticipó el experto.

El Centro de Ecología y Desarrollo identificó al menos 30 proyectos de botaderos fallidos desde los años 80 debido a una mezcla de varios factores, como la falta de voluntad política y corrupción.

El área metropolitana, habitada por alrededor de 24 millones de personas, sólo cuenta con dos vertederos en el Estado de México, amenazados por el rebalse a causa de la extinción del Bordo Poniente.

Ese depósito dejó de captar 3.600 toneladas de desechos, mientras que 3.000 sirven para la elaboración de compost, 800 se reciclan, entre botellas plásticas, cartón y metales, y 600 se destinan a la obtención de combustible alternativo, según la Secretaría de Obras y Servicios.

Las restantes 4.600 toneladas no tienen aún un destino y son la mecha de la bomba actual de residuos.

En 2009, el gobierno del Distrito Federal de México detuvo su plan de construcción de los Centros Integrales de Reciclado y Energía debido a la oposición de los pobladores de las zonas elegidas. Estas instalaciones aprovecharían los residuos orgánicos para convertirlos en compost, reciclar los inorgánicos y generar electricidad.

La Ley Federal de Residuos de 2003 estipula el manejo de los residuos y los lineamientos para abrir y cerrar un botadero, pero no aclara quién es el dueño de la basura –el generador, el recolector o el administrador del depósito-- hasta que esta llega a manos de las autoridades, sean federales o municipales, y que dificulta su empleo para fines económicos.

"Estamos ante un caos ambiental y regulatorio. Se le debe quitar facultades al poder público y entregarlas a la ciudadanía, sin privatizar el servicio, para tener una organización con representación diversa que tome en cuenta a los expertos, las universidades, los ciudadanos y las empresas", sugirió Ojeda, cuya dirección al frente de la Ciaca finalizará en 2013.

Una nueva forma de vivir: Respeto por la naturaleza, para salvar el planeta

Una nueva forma de vivir: Respeto por la naturaleza, para salvar el planeta

Ana Muñoz Álvarez - CCS
pobrezaEl índice de desarrollo humano descenderá en un 15% en 2050 si el calentamiento global y el actual modelo productivo no cambia. Es la dura conclusión a la que llega el informe de 2011 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). “Se trata de la forma en que elegimos vivir nuestra vida, conscientes de que todo lo que hacemos tiene consecuencias para los 7.000 millones de habitantes del planeta”, advierte Helen Clark, administradora de esta agencia de Naciones Unidas.

En junio de 2012, el mundo tendrá una nueva ocasión para tomar medidas para mejorar la relación entre hombres y medio ambiente en la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible. El calentamiento del planeta y la falta de respeto a la Naturaleza será, según el informe del PNUD, un peligro grave para los avances realizados hasta ahora a favor de los más pobres del planeta. Desde 1970 y el año 2010, los países con peores índices de desarrollo humano avanzaron en la tabla un 80%. Y si en los próximos 40 años la tendencia sigue como hasta hoy, esos países más pobres alcanzarían para 2050 un nivel de desarrollo humano igual o mejor que los países que ocupan los primeros puestos de la tabla. Sin embargo, el PNUD advierte que todo ello pasa porque los gobiernos tomen “medidas decididas para frenar el cambio climático, evitar la degradación del medioambiente y reducir las desigualdades en acceso a la salud, educación e ingresos entre países y los propios ciudadanos de cada país”.

Ya hoy, la mitad de los casos de hambre y desnutrición que se dan en el mundo tienen que ver con factores medioambientales, por sequías, por desastres naturales o por contaminación de las aguas… Y si no se pone remedio, el deterioro del medioambiente puede llevar a que el precio de los alimentos siga aumentando, hasta llegar a un incremento del 50%, según alerta el PNUD. Las consecuencias de los altos precios de la comida pueden suponer graves retrocesos en la lucha contra la pobreza.

En la pasada cumbre del Clima de Durban, quedó claro que los gobiernos no tienen como prioridad la reducción del CO2. La crisis económica ha hecho que países como Canadá declaren que no van a cumplir sus compromisos con Kioto, ni con el medioambiente. Los países emergentes tampoco ven claro que su crecimiento se vea perjudicado si son más limpios. Sin embargo, los expertos nos insisten que una buena calidad de vida no tiene por qué ir acompañada de un alto consumo de carbono y con la destrucción del entorno que nos rodea. En la actualidad, los gobiernos destinan más de 300.000 millones dólares a subvencionar el uso de combustibles fósiles en vez de hacerlo para la mejorar la sostenibilidad del planeta.

Desde el PNUD se recomiendan medidas para mejorar nuestra relación con el medioambiente. Por un lado, establecer políticas encaminadas a mejorar los derechos reproductivos y a controlar el crecimiento demográfico. A menos población, menos presión al medioambiente. También, explica que hay que mejorar y apoyar más las iniciativas de desarrollo sostenible que se dan en el mundo, pero con especial atención a las comunidades más pobres. Para ello, hay que cambiar el objetivo de rendimiento y rentabilidad económicos, por los de la sostenibilidad, el desarrollo común y la solidaridad. Por último, añade que hay que fomentar la participación de la ciudadanía en las políticas medioambientales para conseguir un mayor apoyo y cumplimiento de las mismas.

Se agota el tiempo. El calentamiento global está llegando a unos límites de no “retorno”. Los expertos advierten de que si la temperatura de la Tierra sigue aumentando habrá importantes consecuencias: miles de especies desaparecerán, subirá el nivel del mar y se inundarán zonas costeras y millones de personas sufrirán la escasez de agua y de alimentos. Un futuro que aún podemos cambiar. Está en nuestras manos.

Ana Muñoz Álvarez - Periodista
Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS)
www.solidarios.org.es

Durban 2011: La Cumbre de la catástrofe climática

 

Durban 2011: La Cumbre de la catástrofe climática

DurbanLas negociaciones del clima de la ONU, culminadas el pasado 11 de diciembre, han sido un retroceso en la lucha para frenar el cambio climático. Los países industrializados han cedido a los intereses económicos, demostrando una gran falta de voluntad de acción para poner fin a uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la humanidad.

Amigos de la Tierra ha analizado los resultados alcanzados con el “no acuerdo” y extrae como conclusión que nos encontramos ante una situación de urgencia extrema. El texto salido de Durban ni contempla acciones justas y vinculantes para reducir las emisiones de CO2, ni presenta ningún avance de provecho en el Fondo Verde para el Clima. Además legitima las falsas soluciones como el comercio de carbono y la captura y almacenamiento de carbono, y lo que es más grave, entierra el único acuerdo legalmente vinculante internacional, el Protocolo de Kyoto.

La presión e influencia de los grupos empresariales más contaminantes explican el desastroso resultado de Durban. Estos lobbys han terminado socavando los intereses de la ciudadanía, favoreciendo la inacción de los gobiernos industrializados respecto las responsabilidades adquiridas en Kyoto.

Sin lugar a dudas, Estados Unidos, que en su momento no suscribió Kyoto, ha sido el principal responsable de desmantelar el nuevo marco vinculante para la reducción internacional de emisiones. Países como Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Rusia, y la Unión Europea en menor medida, se han alineado con Estados Unidos para reemplazar el acuerdo con compromisos insuficientes y voluntarios de reducción.

Las perspectivas de futuro no resultan nada alentadoras ya que las promesas hechas en la ciudad sudafricana encarrilan el mundo hacía un incremento de la temperatura media global de hasta 6° Celsius. Esta cifra es inadmisible ya que condenaría a la mayor parte de África y a los pequeños estados insulares a sufrir las consecuencias de una catástrofe climática.

"En la víspera de las negociaciones del clima, cientos de familias en Durban perdieron sus hogares y sus vidas en inundaciones devastadoras. Desde el Cuerno de África a Tailandia y desde Venezuela a Tuvalu, cientos de millones de personas están sufriendo una crisis climática que no han provocado”, afirmó Alejandro González, representante español de la delegación de Amigos de la Tierra Internacional durante las dos semanas de negociación en la ciudad sudafricana.

Amigos de la Tierra Internacional considera que para salir de la crisis económica, social y medioambiental es indispensable transformar la economía mundial. La asociación también señala que un acuerdo justo, ambicioso y legalmente vinculante para el clima es fundamental, y a su vez, insta a los países industrializados a pagar su deuda climática y brindar los fondos públicos suficientes para la adaptación de los países empobrecidos ante el cambio climático.

Fuente: www.ecoportal.net

Buen 2012

LES DESEAMOS BUEN 2012:

Más Artículos...

  1. Video: Cambio Climático - Crisis Climática
  2. Honduras: En el Aguán nacerá el niño Jesús en medio de la represión
  3. Comunicado de las Abejas de Acteal del 22 de diciembre del 2011
  4. CIDH PRESENTA INFORME SOBRE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES DE LAS MUJERES
  5. Ocupa La Migra… Ningún Ser Humano es Ilegal

Recibir el Boletín Mensual

RSSfacebooktwitteryoutube