Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Tijuana el 29 de noviembre

Tijuana, Baja California – A 29 de noviembre 2018

Observaciones en el espacio del deportivo Benito Juárez:

– Autoridades presentes: A una cuadra del deportivo ha habido en todo momento presencia de la Policía Federal antimotines.

– Situación del lugar: Iniciaron las lluvias en Tijuana, situación que afectó al Polideportivo Benito Juárez; por la mañana cientos de personas empezaron a recoger sus pertenencias ya mojadas y decidieron salir del lugar debido a la inundación en los campos del deportivo. Al preguntarles a donde irían, algunos manifestaron que buscarían espacios en calles aledañas y otros mencionaban que la lluvia es una oportunidad de cruce. El albergue se encontraba en pésimas condiciones, ya que el agua estancada llegaba a las carpas de algunos y el paso se cerraba por el lodo.

– Personal de American Friends Service Committee LAC estuvo detectando casos vulnerables para brindar alternativas de estancia en los albergues de la ciudad. Al menos 5 familias con niños pequeños y una mujer con 7 meses de embarazo manifestaron su interés en moverse a otro espacio.

– Durante el transcurso de las 10:00 a.m. a las 2:00 p.m. fuimos testigos del sentimiento altruista de la ciudadanía; quienes llevaron diversos alimentos entre ellos; caldo de pollo, ceviche y más tarde pollo del Costco.

– Durante la mañana se observaron muestras importantes de solidaridad de la ciudadanía de Tijuana; grupos llevaron comida para repartir entre las personas migrantes. Es importante mencionar que estos apoyos se entregaron a las afueras del deportivo, lo que no permitió que fuera repartido equitativamente, ya que quedaban fuera de alcance de las mujeres y niños que permanecían adentro.

Traslado al espacio «El Barretal»:

Al rededor de las 18:00 hrs comenzaron los traslados de los migrantes al nuevo albergue ubicado en El Barretal, en la colonia Marian Matamoros. La mayoría de las personas no querían trasladarse, comentaron que no confiaban en que las autoridades los llevarían a otro albergue, sino que muy posiblemente era para deportarlos.

Al menos 5 camiones salieron con los primeros migrantes que trasladaron al Barretal acerca de las 19:00 hrs de la noche de este jueves.

A las 21:30 hrs continuaban trasladando a las personas al nuevo espacio. Por medio de megáfonos, policías y personal del DIF anunciaban a los migrantes fuera del albergue Benito Juárez sobre los autobuses que los llevarían al nuevo lugar, donde les prometían tendrían mejores condiciones y no se mojarían. Dentro, personal de DIF continuaba haciendo llegar la misma información, pero la mayoría de las personas se quedaba.

Se observó que las personas expresaban que no querían trasladarse al otro lugar porque estarían lejos de la garita o lejos de donde pueden sacar sus documentos para trabajar en México. Más tarde personal del DIF comentó que los sacaría a más tardar el día de mañana viernes 30 de noviembre.

De notas de prensa:

– Alrededor de las 22:00 hrs el Diario Frontera publicó en su página de Facebook la siguiente información: «Un migrante tuvo que ser rescatado por bomberos Tijuana luego de intentar cruzar a Estados Unidos por Playas de Tijuana, fue socorrido de lado mexicano y trasladado a un hospital; extra oficialmente de acuerdo a testigos se menciona que fueron tres los que quisieron burlar la frontera, sin embargo se desconoce el paradero de los otros dos hombres.» Esta información fue publicada también en otros medios.

– Por la noche medios de comunicación comentaron sobre un accidente en Freeway 8 en Estados Unidos; camioneta que transitaba a alta velocidad, seguida por la Border Patrol, se volteó, causando heridos y 3 personas fallecidas.

FIRMAN:

American Friends Service Committe, Latinoamerica y el Caribe.

Universidad Iberoamericana Ciudad de México – Tijuana.

Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Tijuana el 28 de noviembre

Tijuana, Baja California – A 28 noviembre de 2018

  • En este día, según el Consejo Estatal de Atención al Migrante, se encuentran en Baja California cerca de 8,500 personas de la Caravana Migrante.

Es cada vez más perceptible para los observadores la militarización en la frontera; en el área de Playas de Tijuana hay trabajos de reforzamiento del muro con vallas de púas que serán instaladas y la presencia de los Marines y elementos de la Border Patrol de Estados Unidos.

En notas de prensa:

-El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, reveló que el Gobierno Federal será el encargado de habilitar y operar un segundo albergue para atender a la Caravana Migrante.

– Autoridades municipales y del gobierno del estado analizaron el espacio que podría ser el segundo albergue para personas migrantes; la opción podría ser el lugar conocido como ‘El Barretal’ ubicado en la zona Este de Tijuana, cerca de El Florido, pero este se encuentra en condiciones de abandono.

Observaciones en el espacio del deportivo Benito Juárez:

– Accesos: tienen acceso al recinto autoridades, organizaciones de DDHH, organizaciones de la sociedad civil con acreditación, personas voluntarias acreditadas y prensa acreditada. Los cuerpos policiales se encuentran afuera y en las inmediaciones. La prensa se mantuvo al margen, ya tienen un pequeño lugar designado y horario de intervención y entrevistas.

– Autoridades en la zona: la Marina se encuentra a cargo del comedor, la policía federal está en las afueras del albergue y el DIF en la entrada del espacio registrando entradas y salidas del albergue.

– No existen espacios diferenciados, además de que las condiciones no son óptimas para tener un campamento; las personas duermen en tiendas de acampar, hay personas ajo lonas o cobijas, directamente en el piso o tierra. El espacio es insuficiente, tanto que hay personas durmiendo afuera de las instalaciones por el poco espacio y al mismo tiempo, porque es más higiénico estar afuera que adentro.

 

– En cuanto a la higiene del albergue, se percibe un olor desagradable debido a la cantidad de basura, dentro y fuera del espacio. Frente a esta ausencia de recolección de basura por parte del municipio, personas de la Caravana han hecho esfuerzos de limpieza, pero sin el material necesario para esto (escobas, bolsas para basura, etc.).

– La alimentación sigue siendo insuficiente, las personas mencionan que algunos siguen quedándose sin comer. En la observación realizada por personal de la Licenciatura en Enfermería de la Universidad Iberoamericana Tijuana, mencionan la ausencia de frutas y proteína en la alimentación que se ofrece a las personas dentro del albergue.

Observaciones:

– Siguen siendo preocupantes las condiciones de higiene y sanitarias. Los baños portátiles son insuficientes, las regaderas no cuentan con agua caliente y el encharcamiento de agua son un riesgo para la salud y la integridad física de las personas.

– Vemos necesaria la intervención de educación y promoción a la salud para las personas.

FIRMAN:

American Friends Service Committe, Latinoamerica y el Caribe.

Universidad Iberoamericana Ciudad de México – Tijuana.

Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Tijuana el 26 de noviembre

Tijuana, Baja California – A 26 noviembre 2018

  • El Consejo Estatal de Atención al Migrante informó que actualmente hay en Baja California 8084 personas de Centroamérica de la Caravana Migrante, 6 mil 834 en Tijuana y 1250 en Mexicali.
  • La Comisión Nacional de Derechos Humanos informó que ya son 1700 personas las que han decidido regresar a sus países de origen de forma asistida.
  • La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informa que a la fecha 81 personas se han registrado y han manifestado interés para un retorno voluntario.
  • A la fecha se han registrado 2 partos de mujeres en la Ciudad de Tijuana; una mujer de 33 años originaria de Honduras y el otro de una mujer de El Salvador de 17 años, ambas sin ninguna complicación.

La Oficina Mayor del Ayuntamiento, a través de María de los Ángeles Olague Contreras, Oficial Mayor del Ayuntamiento, y de Ricardo Chavarría, Tesorero Municipal, informó que el ayuntamiento de Tijuana solicitó al Gobierno Federal intervenir para redirigir a un nuevo contingente de 3,000 migrantes centroamericanos que se encamina hacia a esta ciudad. Informaron también que hasta el momento no han podido conseguir un espacio en renta para el segundo albergue, debido a que los propietarios, al saber el destino que tendrá la instalación, rechazan la petición de renta.

El Instituto Nacional de Migración (INM) está asistiendo en los retornos voluntarios. Alrededor de las once de la mañana en las afueras del albergue Benito Juárez, fueron trasladadas por agentes del INM a la Estación Migratoria 23 personas, entre ellos 1 mujer embarazada, 2 menores de edad y el resto hombres, quienes manifestaron su voluntad para retornar a sus países de origen.

Según información del Grupo Beta, 300 personas han aplicado para solicitud de empleo en México, 110 para retorno asistido y en el módulo de información de American Friends Service Committee y Coalición Pro-Defensa del Migrantes al menos 20 personas mostraron interés en irse a los albergues de la ciudad.

Observaciones en el espacio del deportivo Benito Juárez:

– Accesos: hay dos puertas, por uno de los accesos hay entrada autorizada por lista de nombres e instituciones y en la otra la entrada es sin registro.

– Presencia de prensa: afuera del albergue se observó presencia de medios locales, nacionales e internacionales (binacionales) y transmisiones en vivo. Se observó a Univisión, TV Azteca, Infonort , ADN40.

– Situación del lugar: El espacio es reducido para la cantidad de personas, y está mayormente ocupado por instalaciones improvisadas de acampadas. El espacio destinado para recreación y atención de personas se ha ido reduciendo también. Es preocupante la situación de higiene y los baños son insuficientes. Se observaron basureros desbordados y agua estancada.

Afuera del albergue se observó presencia de un grupo religioso de la Iglesia del Nazareno, del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), de una Caravana de Salud de la SEGOB, de la Dirección de Atención al Migrante del gobierno de Tijuana dando información sobre retorno asistido, la CNDH, el IMSS, el DIF, el Seguro Popular, y la COMAR. Además está World Vision y personal de UNICEF haciendo actividades con los niños y niñas.

Resaltamos el papel de la Marina encargándose de la elaboración y repartición de alimento a las personas dentro del espacio. Además, alrededor del albergue se observa presencia de Policía estatal, municipal y federal.

Las personas migrantes dentro del albergue señalaron que no hay suficiente comida, pues la Marina solo da alimento dos veces al día, y no alcanzan a comer todos, es más fácil conseguir alimento fuera del albergue por la gente de sociedad civil que va a repartir alimento. Se tuvo conocimiento de una persona llevaba dos días en el albergue y no había tenido acceso al alimento que reparten en el albergue porque no alcanza.

Observaciones:

– Es urgente que el municipio de Tijuana se haga cargo de la recolección de basura dentro del albergue. Preocupan las condiciones de salubridad y hacinamiento en el espacio y repercuciones que esto tiene en la seguridad, integridad y salud de las personas.

– Se hace cada vez más urgente la presencia de organizaciones y personas voluntarias capacitadas para brindar información sobre opciones de regularización en México, proceso de asilo en Estados Unidos y retorno asistido.

– Se han registrado 3 casos de viruela (dos adultos y un niño) y varios casos de diarrea y fiebre, así como enfermedades respiratorias.

FIRMAN:

American Friends Service Committe, Latinoamerica y el Caribe

Universidad Iberoamericana Ciudad de México – Tijuana

Éxodo centroaméricano: Actualización sobre la situación en Jalisco a 14 de noviembre

Monitoreo del Éxodo Migrante en la Zona Metropolitana de Guadalajara – Actualización de monitoreo del 12,13 y 14 de noviembre del 2018
 
Foto: El auditorio Benito Juárez en Guadalajara, Jalisco, el 13 de noviembre – Crédito: Mario Marlo / Somos el medio
 
A partir de la colaboración de voluntarios de «FM4. Paso Libre» y el Programa de Asuntos Migratorios del ITESO, compartimos con ustedes algunas observaciones durante nuestra participación en la atención de las personas migrantes que integran la «Caravana Migrante» tanto en el espacio del Auditorio Benito Juárez como en los puntos carreteros ubicados los días 12 y 13 de noviembre a la entrada y salida de la ciudad principalmente. Del día 14 de noviembre se reportan las actividades convocadas por el gobierno estatal para informar las siguientes acciones que estará coordinando para el paso de los siguientes grupos por el estado de Jalisco.
 
Lunes 12 de noviembre
 
1. Servicios y funcionamiento general
 
Observamos un funcionamiento adecuado de los servicios generales (comida, baño, médicos, psicológicos, víveres, ropa, colchonetas, organización en general, etc.), sin embargo, sí se observó que no hubo suficiente ropa para entregar a las personas migrantes. El personal apoyando en los servicios brindaba un trato amable.
 
Notamos dificultad y deficiencia en el registro del acceso de las personas «no migrantes», como prensa y voluntarios. Esto a su vez entorpecía el ingreso de las personas migrantes por lo que también se observaron dificultades en el registro de la gente que entraba y salía.
En la cocina observamos que para su funcionamiento estaba a cargo el personal del DIF y de la Fiscalía. En todo momento se sirvió comida para quienes iban llegando. Se estaba considerando brindar 3 comidas y una colación. A partir de este día, consideramos que la acción de repartir y servir comida estuvo bien realizada. Por la noche hubo personas que se quejaban de que no había comida y por eso querían salir del albergue, aunque vimos que en cocina había muchas charolas de pan dulce, y ollas con café caliente. Hasta cerca de las 11:00pm todavía reportaban en comedor que se podía seguir entregando boletos de comida, pues seguían llegando personas al albergue.
 
No se pudo resolver la petición de las personas migrantes de apoyarles a recibir dinero de sus familiares. Ante esta negativa no observamos mal trato por parte de las autoridades. Si bien hubo, en general, buen trato, consideramos que hicieron falta personas para que quienes estaban atendiendo los servicios no tuvieran que hacer dobles turnos. Específicamente en el área de comedor sí se detectaron algunos comentarios despectivos por parte de funcionarios.
 
Observamos muy pertinente la participación del ACNUR dando una charla sobre el procedimiento de refugio tanto en México como en Estados Unidos.
 
a. Fuera del Auditorio «Benito Juárez»
 
A las 17:00 h aproximadamente se observó un grupo de 30 personas migrantes en un pequeño jardín con un quiosco al frente del Auditorio. Por medio de las autoridades se les pidió que reingresaran al lugar. Las personas migrantes que se encontraban en el Quiosco externaron que no estaba interesados en ingresar al recinto a pesar de lo señalado por las autoridades. Esta situación generó
tensión porque los vecinos del lugar habían externado su preocupación por la presencia de la «caravana» en el Auditorio; finalmente, algunas de las familias reingresaron al recinto. Observamos a un par de migrantes que no se mostraron respetuosos en su trato con las autoridades que les pidieron su ingreso.
 
Más tarde se hizo de nuestro conocimiento que autoridades desalojaron a todas las personas de ese jardín y del Quiosco, se pusieron vallas en el lugar y se nos comunicó trasladaron a las personas a una zona que habilitaron en la parte de atrás del auditorio. Esto no lo pudimos confirmar.
 
b. Puntos de recepción carreteros
 
En la caseta «La Joya» estaban alrededor de 25 autos de policía, camionetas, patrullas, camiones polarizados. También había ambulancias y paramédicos. Las autoridades presentes eran: Policía Municipal, Fuerza Única de Jalisco, Protección Civil. Además, estaban presentes la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (6 personas) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (2 personas).
 
Un grupo de religiosas y religiosos se organizó para recibir a las personas que iban llegando en los raites. Mientras las personas esperaban se les daba agua, comida y atención médica si así se requería. Una vez en el autobús personal de la CEDHJ se subía a explicarles a donde iba y a darles confianza. Se calcula que ningún migrante esperó más de 20 min. para subirse al transporte. Se detectaron algunos migrantes con megáfono organizando a la gente y dando instrucciones.
 
2. Seguridad
 
Nos preocupó la fuerte presencia de medios de comunicación, sin identificación o cumpliendo una regulación para el acercamiento con sobre las personas o zonas del albergue que podían filmar. Seguimos reiterando que para grabar a las personas migrantes se necesita su consentimiento expreso y ponderar la seguridad de las mismas. Se debe de tomar en cuenta que muchas de ellas tienen perfil de solicitantes de protección internacional y hacer pública su imagen podría ponerles en riesgo.
 
3. Atención a grupos vulnerables (mujeres, NNA, LGBTTTI)
 
A las 17:00 h observamos la llegada de un grupo mixto, entre quienes venían varias personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTI. El representante de la Federación de Estudiantes Universitarios apoyó a habilitar el espacio específico para la atención de este grupo (puerta 12). De servicios se les brindó comida, asistencia médica, colchonetas y cobijas. Observamos que les abordó un –aparente- periodista que les solicitó acompañarles en el camino. Asimismo, vimos que llegó el Fiscal de Derechos Humanos a preguntar cómo se encontraban.
 
Martes 13 de noviembre
 
Consideraciones
 
Dada las particularidades que se vivieron durante este día no fue posible seguir de manera exacta el guion elaborado previamente para la tarea de monitoreo. Sin embargo, compartimos los puntos relevantes que pudimos recuperar desde el equipo «FM4. Paso Libre» y PRAMI ITESO. No queremos dejar de lado que, si bien estas dos partes llevamos a cabo la tarea del monitoreo, destacamos la participación de actores como los Scalabrinis, la FEU, el Albergue El Refugio, Cáritas y otros actores pertenecientes a la Iglesia, CEDHJ, CNDH y Sociedad Civil tanto para la labor humanitaria como difundiendo información sobre los acontecimientos y necesidades que se iban presentando y resolviendo. El trabajo coordinado y solidario entre todos estos actores mencionados ha sido muy importante y fundamental para dignificar el caminar de las personas pertenecientes a la Caravana.
 
Reconocemos y agradecemos la labor de Coordinación por parte del Instituto Jalisciense del Migrante movilizando a Protección Civil, Bomberos y DIF, que canalizaron recursos a las personas que se encontraban en la zona del Arenal.
 
1.Servicios y funcionamiento general
a. Dentro de las instalaciones del Auditorio «Benito Juárez»
 
Desde las 09:00 am que llegaron los equipos voluntarios al espacio del Auditorio Benito Juárez se hizo evidente la incertidumbre de las personas migrantes que aún se encontraban ahí. En el ingreso estaban ya las personas ordenadas en filas en los carriles dispuestos con vallas, esperando subirse a autobuses para su traslado a donde les iban a llevar; y en el interior iban recogiendo sus pertenencias para disponerse a partir, y los mismos migrantes también hacían labor de limpieza recogiendo y acomodando basura.
 
Cerca de las 10:00 AM, una persona de la caravana con megáfono en el interior del albergue, informaba que no se les estaba llevando hasta donde les habían dicho las autoridades, que solo los estaban sacando de la ciudad, y les instaba a esperar mientras que sus compañeros que no bajaban de los camiones en la caseta donde estaban, hacían presión para que cumplieran lo que en la noche anterior había sido un acuerdo con autoridades. Algunas personas del grupo que escuchaba no quisieron, y comenzaron a salir para irse por su cuenta. A partir de ahí, muchos grupos iniciaron su caminata a lo largo del Periférico hacia la caseta El Arenal, en la autopista hacia Tepic, Nayarit.
 
Funcionarios iniciaron a comunicar a las personas voluntarias y migrantes que se iba a cerrar el espacio y que había necesidad de desalojarlo. En un primer momento se manejó la versión de que «iban a fumigar» y por ello se requería desocupar el espacio. El equipo «FM4. Paso Libre» y el personal de ACNUR fueron de los últimos en desalojar el espacio pues solicitaban una comunicación oficial sobre esta decisión. Consideraron que era necesaria debido a que durante el proceso de coordinación que se había llevado a cabo durante días previos, la comunicación con instancias gubernamentales, incluyendo con la Secretaría general de Gobierno,
había sido fluida. De ahí que nos tomó por sorpresa no estar enterados sobre esta decisión.
 
A las personas migrantes que quedaban dentro del espacio las subieron a camiones y les trasladaron hacia el mismo punto carretero en donde ya se encontraban más personas desde las 06:00 AM. A la par de este momento de desalojo del Auditorio Benito Juárez personas voluntarias de «FM4», Scalabrinis, ITESO, CEDHJ, entre otros, ya se estaban movilizando al espacio para monitorear el trayecto por Periférico hasta la caseta, y apoyar con víveres para atender las necesidades a las personas que se encontraban varadas en carretera.
 
b. En los puntos carreteros
 
A partir de las 09:00 AM estuvimos comunicándonos con la CNDH y la CEDHJ quienes nos informaron ir en camino hacia el Arenal donde se encontraba el grupo de personas que desde las 05:00 AM había salido de las instalaciones del Auditorio Benito Juárez, supuestamente, rumbo a Nayarit. Las personas que abordaron estos transportes en la madrugada no fueron llevadas hasta Nayarit sino hasta la caseta del Arenal en donde estuvieron esperando varias horas en la carretera a que les dieran respuestas o apoyo para continuar su camino. Se les pidió que desalojaran los camiones en la madrugada. Personas presentes en el lugar nos compartieron que algunos no esperaron respuestas y continuaron sus caminos en raite.
 
Después de las 10:30 AM, tras anunciarles en el Auditorio que necesitaban desalojar, las personas comenzaron a caminar por todo el periférico hasta Av. Vallarta. A las 13:30 en la desviación donde comienza la autopista hacia Tepic, había un grupo bastante grande
concentrado. En este punto empezaron a llegar patrullas federales y Protección Civil a entregar aguas y apoyar en caso de que alguien recibiera asistencia médica. La gente se encontraba acalorada y cansada.
 
Las personas empezaron a caminar por grupos pequeños hasta la caseta «El Arenal». Para las patrullas fue complicado dar acompañamiento a los grupos por las vías rápidas y por la dispersión de los mismos. Había mucho riesgo en el Periférico y en la carretera debido a que unos caminaban dentro de los carriles y acotamiento, algunos descansaban en las vallas centrales de la autopista por ser la única sombra en el camino.
 
Las personas que esperaban en la caseta eran cerca de 900; había un gran número de familias compuestas por mujeres, niños y niñas. En el trayecto de la autopista equipo de FM4, de ITESO, Padres Scalabrinis, así como una camioneta del DIF repartimos agua, jugos fruta, galleta, y en la caseta una camioneta pick up del ayuntamiento del Arenal repartía naranjas y botellas de agua.
 
Al llegar a la caseta estaba un equipo de 5 personas de la CNDH, y nos comentaron que en Hostotipaquillo y Magdalena tenían otros dos puntos de guardia. También estaba Protección Civil, bomberos, Policías Federales, Fiscalía del Estado. En la caseta se estuvo de manera permanente desde las 15 hrs. aproximadamente, hasta media noche, equipo de ITESO y Cáritas, padres Scalabrinianos, FM4, académicos de UdeG, y algunos voluntarios, monitoreando y apoyando en la distribución de víveres.
 
A pesar de que llegaron insumos y víveres para las personas, durante la tarde hubo poco apoyo de comida. Hubo poca presencia de medios en el lugar. La CNDH fungió como interlocutor entre autoridades, caravana y sociedad civil. Al ver la dificultad para que las personas de la caravana avanzaran en raite, y sabiendo de que en Ixtlán Nayarit les esperaban camiones, la CNDH solicitó a quienes estábamos ahí (ITESO, Cáritas, UdeG, CEDHJ) apoyo para trasladarles hacia allá, priorizando a mujeres, niños, personas mayores o enfermas.
 
A las 18:30 el grupo de aproximadamente 900 personas que aún se encontraba en la caseta se reunió en Asamblea y definió que no seguirían su camino por ya ser de noche. Por ello, se prepararon para dormir en ese punto de la carretera. Personal de la CNDH comentó que se quedaría a monitorear y apoyar la situación. También había presencia de Policía federal.
 
Se nos informó que a media noche Cáritas envió apoyo con seminaristas que llevaron comida y cobijas. También nos informaron que un grupo de aproximadamente 150 personas estaba varado en el municipio de Magdalena, y personal de la CNDH y un sacerdote de Cáritas fueron en su búsqueda, hasta que finalmente supieron que ya habían avanzado a La Concha, municipio de Escuinapa, Sinaloa.
 
En acuerdo con dirigentes de la Caravana y la CNDH, se decidió que los autobuses llegarían a las 5:30 AM del día miércoles 14, para trasladarles hacia Ixtlán.
 
Miércoles 14 de noviembre
Desde las 05:00 AM, el equipo de ITESO, Cáritas, FEU-UdeG, CEDHJ y CNDH estuvimos en la recepción de camiones para el traslado de la caravana. Al llegar, las personas ya estaban esperando de manera ordenada en filas. En total fueron 22 viajes, para trasladar aproximadamente a 950 personas hacia Nayarit. El apoyo fue de Cáritas con 5 camiones, FEU con 3, CEDHJ con 2 e ITESO con 12.
 
Toda la jornada se dio en calma sin ningún incidente. Un representante de la Caravana, nos informó que al medio día ya todos los camiones habían llegado a su destino Ixtlán, y que de ahí ya estaban siendo movilizados hacia La Concha, Sinaloa, por los autobuses que dispuso el gobierno de Nayarit. CNDH y Policia Federal aseguró que ellos iban a estar monitoreando esta movilización.
 
El gobierno del Estado convocó a reuniones para plantear la postura ante las caravanas siguientes e informó que:
– No se abrirá otro albergue dado que hubo irregularidades y desórdenes en el funcionamiento del anterior por la actitud de varias personas migrantes.
– Se brindará atención humanitaria a las personas migrantes, pero solo es un esquema de paso por la ciudad, no para que se queden a dormir. El Gobierno afirma que no tiene recursos para acercar otro tipo de apoyos, alimentos o espacios, por lo tanto, sólo habrá agua y fruta y vigilancia policiaca.
– No se proveerá de transporte dado que no hay recursos para ello.
– La forma de atención a los siguientes grupos será a partir de la instalación de módulos de atención al migrante desde la entrada al estado hasta la salida (recorriendo el macro libramiento de la ciudad). Los cuerpos policiacos acompañarán a las personas migrantes todo el trayecto hasta la última caseta antes de salir del Estado. En caso de que se necesite atención médica grave se brindará hospitalización.
– Si tuvieran que pernoctar en alguno de los puntos de atención se llevarán cobijas y habrá vigilancia policiaca para seguridad.
– El INM ofreció un módulo en el centro de la ciudad para repatriación voluntaria, acelerar trámites de refugio que quieran iniciar estos grupos y potencial trabajo para quienes reciban documentación adecuada para ello.
 
Organizaciones eclesiales, Universidades y OSC como nosotros, estamos analizando de qué manera apoyar ante este nuevo esquema propuesto por el Gobierno Estatal.
 
Desde FM4 expresamos nuestra preocupación por la población con mayor la vulnerabilidad (NNA, mujeres y adultos mayores), las necesidades que éstas puedan llegar a tener en su paso por la ruta designada y la seguridad que se les brindará.
 
RECOMENDACIONES GENERALES:
 
1. Reforzar las condiciones de seguridad que se vayan tener en este esquema de atención (módulos a largo de una vía rápida) planteado por Gobierno del Estado. Hemos pedido que se considere la situación de los grupos más vulnerables y personas enfermas.
2. Que organismos de Derechos Humanos (como CEDHJ y CNDH) continúen monitoreando y acompañando a las personas migrantes asegurando así el cumplimiento y respeto a sus DDHH.
3. Cuestionar de fondo qué pasará con las personas migrantes que lleguen a la frontera Norte de México.
 
En ese sentido, creemos importante empezar a vislumbrar y a construir estrategias a mediano/largo plazo que faciliten el cumplimiento del objetivo último de las personas migrantes de vivir una vida digna y libre de violencia.
 
FIRMAN:
PRAMI ITESO DIGNIDAD Y JUSTICIA EN EL CAMINO AC
(FM4. PASO LIBRE)
 

Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Chiapas y Oaxaca los 8 y 9 de noviembre

Comunicado del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas – Costa de Chiapas, 8 y 9 de noviembre de 2018

Foto: Matías Romero, Oaxaca, el 8 de noviembre 2018 – Roselia Chaca/El Universal

Las más de dos mil personas que conforman el tercer grupo de este Éxodo Migrante comenzaron desde el 8 de noviembre a acelerar su paso por tierras chiapanecas. En tan solo dos días, transitaron del municipio de Mapastepec, Chiapas, hasta Matías Romero, Oaxaca, en donde lograron unirse en la tarde de hoy al segundo grupo que está conformado por alrededor de mil quinientas personas.

El grueso de este grupo son personas de origen salvadoreño, pero también se encuentran personas guatemaltecas, hondureñas, nicaragüenses y hemos conocido casos de personas mexicanas que se han unido en el camino por el sur del país.

Constatamos en estos dos días que el Estado mexicano continúa apostando por una estrategia de disuasión y desgaste para que las personas migrantes desistan en su caminar. Este 9 de Noviembre, el Instituto Nacional de Migración (INM) realizó distintos operativos de detención en la entrada al Estado de Oaxaca –a la altura del municipio de Tapanatepec- , con el uso de violencia y en momentos de ausencia de organizaciones observadoras de Derechos Humanos y de la CNDH. Estos operativos dejaron un saldo de aproximadamente 30 personas detenidas, incluyendo familias completas y menores de edad.

Asimismo, hay una intención, que a primera vista luce contradictoria, de forzar la aceleración de la movilidad de los grupos con la acción de Policía Federal, INM (incluyendo el Grupo Beta) y otras entidades federales y estatales de conseguir aventones para las personas migrantes. Sin embargo, estos transportes más adelante son parados y registrados por las mismas entidades para presionar, asustar y en algunos casos detener a las y los migrantes.

A esta situación se suma una constante falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno para la atención humanitaria integral que se mantiene desde que el primer grupo del Éxodo transitó por el sur del país. La asistencia humanitaria está supeditada a la voluntad política y a los recursos de los ayuntamientos municipales, sin articulación y apoyo de los otros dos niveles. Esto se evidencia en las diferencias entre los municipios que se ven gradualmente sobrepasados en temas como atención médica, alimentación y sanidad de los espacios en donde son alojadas las personas migrantes.

En este último tema, extendemos nuestra preocupación sobre los lugares que son determinados para alojar a las personas, ya que en Mapastepec y Arriaga fueron asignadas unidades deportivas aisladas de las áreas urbanas que ponen en mayor vulnerabilidad a las personas, sobre todo a quienes optan voluntariamente por el retorno, pues quedan aisladas y desprotegidas en estos espacios luego de que el grupo reactiva su camino.

Hacemos un llamado enérgico a la acción institucional rápida e integral con las personas que solicitan el retorno voluntario y el refugio, ya que al hacer sus solicitudes no reciben información sobre sus procedimientos y están expuestas a largos tiempos de traslado y con ausencia de atención.

Por otro lado, organizaciones que somos parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas mantenemos nuestra presencia en el punto fronterizo de Ciudad Hidalgo y en la ruta hacia la ciudad de Tapachula. En la zona se mantiene el dispositivo de seguridad fronteriza desplegado hace unas semanas para la disuasión y detención de personas migrantes. Si bien el 8 de Noviembre fueron desmanteladas las vallas y barricadas que rodeaban el punto de internación migratoria, continúa la fuerte presencia de la Policía Federal y Estatal, Gendarmería, SEMAR e INM.

Asimismo, pudimos observar personas detenidas en camionetas del INM. En Tapachula seguimos atentas a la situación de las personas que fueron desalojadas de la extensión de la Estación Migratoria, la Feria Mesoamericana, y de personas migrantes que se encuentran en situación de calle en varios parques y zonas céntricas de la ciudad a la espera del avance de sus procedimientos de reconocimiento de su condición de refugiadas y otros procesos de su derecho a la protección internacional.

Por último, compartimos que el día de hoy realizamos el relevo con organizaciones de la sociedad civil en Oaxaca que seguirán la labor de monitoreo y observación de Derechos Humanos de los grupos del Éxodo Migrante, que están prontos a internarse en una de las regiones más peligrosas para las personas migrantes, como quedó constatado con el paso del primer grupo migrante por municipios de Veracruz y Puebla.

Una vez más reconocemos el apoyo y solidaridad comunitaria y de diversos grupos religiosos hacia las y los migrantes, que aunque vaya mermando por las propias condiciones locales de pobreza y desigualdad, sigue siendo una fuente de esperanza y fuerzas para las personas en su tránsito por el sur de México.

FIRMAMOS:

Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, A.C., American Friends Service Committee Oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes A.C., Formación y Capacitación A.C., Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), Médicos del Mundo Francia y España, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Vicaría de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Servicio Pastoral a Migrantes San Martín de Porres, Centro de Derechos Humanos Tepeyac A.C. y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Chiapas el 7 de noviembre

Comunicado del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas – Mapastepec, A 7 de noviembre de 2018

Foto: A mediodía el 7 de noviembre, la mayoría de los integrantes de la caravana de salvadoreños ya arribaron a Mapastepec, Chiapas, después de ser apoyados por transportistas y protección civil desde Escuintla, Chiapas. Crédito: Cortesía

Organizaciones que formamos parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, reportamos que el día 6 de noviembre, se presentó una oferta de empleo por parte del Instituto Nacional de Migración a varias de las personas migrantes instaladas en la «Feria Mesoamericana«, en la ciudad de Tapachula. Según se dijo, el trabajo consistiría en labores de 
limpieza, pintura, entre otras actividades, para el mantenimiento de las instalaciones de la Feria; el proyecto pertenece, de acuerdo a lo reportado, al programa «Estás en tu Casa».

Sin embargo, aunque la información se haya confirmado por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), todavía no hay claridad sobre su puesta en marcha, y se hace importante conocer por ejemplo el monto salarial que recibirán, la jornada de trabajo que deberán cubrir y el tiempo de duración del empleo, en el marco de los principios más básicos de las políticas públicas.

Por otra parte, entre el día de ayer y el día de hoy, se reportó la presencia de aproximadamente 150 personas de origen guatemalteco en la frontera de Ciudad Hidalgo-Tecún Umán. Y el día 7 de noviembre se continuó observando -al igual que en días anteriores- la presencia de patrullas de la Policía Federal (PF) y vehículos del Instituto Nacional de Migración (INM) cerca de la frontera de Ciudad Hidalgo-Tecún Umán. También se observaron policías municipales vigilando los caminos que cruzan el río Suchiate hacia el lado mexicano, así como patrullas de la PF y de la Gendarmería Nacional y una ambulancia de la PF circulando a alta velocidad en las inmediaciones de la localidad de Suchiate.

Permaneció también el destacamento de la Secretaría de Marina en el paso entre El Coyote y el Limón. Seguimos denunciando que la presencia de todos estos cuerpos de seguridad abona a la criminalización de las personas migrantes y refugiadas, y al detrimento de su estado anímico.

Asimismo se reporta que en ciertas horas del día el paso de personas por puente fronterizo pareció normalizarse; en este mismo sentido, se observó que la atención médica que se proporciona en el centro de salud cercano se ha regularizado. Más al norte, en el municipio de Huixtla, se registró el día de hoy, 7 de noviembre, por la madrugada, la salida del tercer grupo migratorio -también conocido como la tercera caravana- que salió de Huixtla para dirigirse hacia Mapastepec. Este grupo se compone de aproximadamente 2,300 personas, principalmente de origen salvadoreño, siendo la mayor parte hombres jóvenes y hombres de edad madura; en menor proporción se observa la presencia de mujeres y de menores de edad.

Esta tercera caravana logró avanzar a buena velocidad gracias al ofrecimiento de «aventones», durante su ruta fueron acompañados por la Policía Federal y por Protección Civil, y no se identificó en este tramo hostigamiento por parte del INM. Sin embargo, nos preocupa la falta de registro sobre los transportes que ofrecen «aventón» y el número aproximado de personas que se llevan, sobre todo para prevenir posibles secuestros.

Se identificó el día de hoy a un grupo de 20 personas que solicitaron retorno asistido en Mapastepec, a quienes les ofrecieron trasladarlos a la Casa Migrante para contactarles con el Grupo Beta del INM.

Al llegar a Mapastepec, se ofreció a las personas alimentación básica, agua, atención médica y alojamiento en la Unidad Deportiva. Se presenta escasez de baños para una población tan numerosa. Los que hay están inundados, tapados y en muy malas condiciones. La alimentación es ofrecida por el instituto para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal y por varias iglesias locales, mientras que la atención médica es facilitada por la organización Madre Tierra, A.C., la Cruz Roja y religiosas voluntarias que están asistiendo a las personas migrantes de manera básica. Están curando, principalmente, las heridas en los pies provocadas por las largas caminatas, y lo han venido haciendo con cada uno de los grupos migratorios. Los recursos económicos y materiales son pocos, pero la voluntad y la solidaridad de estas personas y organizaciones es mucha.

A pesar de lo anterior, se ha identificado una disminución de la atención prestada a esta caravana. Los grupos que asisten se encuentren desgastados y los recursos disponibles han mermado considerablemente, presentándose desabasto incluso en instituciones como Cruz Roja y Protección Civil. Esto repercute en las condiciones de salud y de ánimo de las personas migrantes; el día de hoy, por la tarde, se reportaban en Mapastepec alrededor de 75 personas lesionadas principalmente en sus rodillas y en las plantas de sus pies. Estas lesiones y heridas se han agudizado por la falta de atención médica a lo largo del trayecto recorrido.

Sin embargo, el ánimo no decae del todo pues todavía hay energía al final del día para un partido de fútbol: un «mascón» dicen en El Salvador, una «chamusca» en Guatemala, una «cascarita» en México. Las condiciones pueden ser por demás complejas pero, finalmente, siguen necesitando algo básico: convivir, distraerse, reír… mantener la esperanza.

El grupo descansa esta noche y repone fuerzas en la Unidad Deportiva de Mapastepec. Mañana, a las 3 a.m., iniciarán otra larga caminata hacia Arriaga; les espera un tramo complejo, que seguramente traerá nuevos retos y dificultades. Más adelante, esperan unirse a la segunda caravana, pues comprenden los riesgos que corren -en particular en estados como Veracruz- y juntas y juntos se saben más fuertes y más seguros.

Es importante señalar que, hasta el momento, el gobierno del Estado de Chiapas no ha implementado ninguna estrategia de ayuda humanitaria que permita la coordinación con las distintas dependencias del gobierno local y su articulación con las dependencias federales. Si bien se habilitó en un primer momento la Feria Mesoamericana, es importante señalar que no fue para brindar esta asistencia, sino para hacer las veces de una extensión de la Estación migratoria siglo XXI, en privación de libertad, y cuyo cierre llevó a por lo menos 2 mil personas a quedar en situación de calle.

Quisiéramos, finalmente, señalar la marcada desinformación entre la población migrante con respecto a la posibilidad de retornar a sus países de origen. En este sentido, se recomienda la activación del ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para que puedan monitorear y acompañar el proceso de retorno de las personas que así lo deseen.

Continuamos exigiendo al Estado mexicano la garantía de los derechos y la protección de todas las personas, así como la asistencia y atención especial a quienes se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad.

FIRMAMOS:

Organizaciones firmantes: Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American Friends Service Committee Oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Formación y Capacitación A.C., Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), Otros Mundos A.C., Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

Éxodo centroamericano: Actualización sobre la situación en Chiapas el 5 de noviembre

Comunicado de la Misión de Observación del Éxodo Centroamericano en Chiapas – Tapachula, A 5 de noviembre de 2018

Foto: La caravana de migrantes salvadoreños toma un descanso en el centro de Tapachula, Chiapas, antes de continuar su camino hacia Estados Unidos, el 4 de noviembre (Crédito: Lissette Lemus)

Organizaciones parte del Grupo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas; hemos registrado el desalojo de la extensión del centro de detención Siglo XXI que se instaló en la «Feria Mesoamericana» en Tapachula. Durante la semana observamos la ejecución de medidas de alternativas a la detención a través de las cuales se canalizaron diariamente entre 80 a 100 personas a albergues de puertas abiertas y espacios acondicionados como tales. Si bien desde el principio manifestamos que la habilitación de esta feria como extensión del centro de detención migratorio no garantizaba la seguridad e integridad física y emocional de las personas refugiadas detenidas, condicionando la asistencia humanitaria a permanecer en esta condición de detención e impedía que las personas accedieran a información sobre su situación, lo cierto es que su cierre no fue planificado.

De esta manera, el sábado 3 y domingo 4 de noviembre nos percatamos de que, bajo términos distintos a las alternativas a la detención, fueron desalojados cerca de 2,000 personas (aproximadamente) que se encontraban dentro de la feria, mismas que han quedado mayormente expuestas.Con esta acción, el Estado mexicano, como Estado receptor, incumple las obligaciones que tiene a garantizar servicios básicos como parte de los procesos de atención, recepción e identificación.

Es importe reiterar que a la fecha nos fue negada por parte de las autoridades responsables, toda información que nos permitiera conocer la situación de las personas que estaban detenidas en la Feria, desde el momento de su ingreso, estancia, y salida, hecho que se agrava como consecuencia de este cierre que ha sido de forma abrupta y arbitraria al no contar con una planificación previa de salida, que posibilitara a las personas tener claridad sobre la información necesaria para realizar y/o continuar el proceso de solicitud de refugio. Esta situación la hemos podido constatar con la atención directa que desde nuestras oficinas hemos tenido que implementar de forma emergente respondiendo a las condiciones antes señaladas.

Desde nuestros comunicados anteriores hicimos un llamado a que no se condicionara la asistencia humanitaria a la aceptación de la detención, solicitando, además, que, a la salida de las personas de este lugar, se garantizara asistencia ya que, por la emergencia y el número de personas, podían quedar en mayores condiciones de vulnerabilidad de las que ya se encontraban a su ingreso. Por esta razón, afirmamos que la retirada del Estado y el incumplimiento de su obligación de protección, expone la vida e integridad física de las personas, con especial estado de vulnerabilidad a niños, niñas y adolescentes.

Las organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales bajo una situación de contingencia, se han y nos hemos visto en la tarea de responder en logística, asistencia, asesoría y acompañamiento para las miles de personas que se encuentran en Tapachula y que al encontrarse en mayor estado de vulnerabilidad, por estar en situación de calle y carentes de servicios de asistencia básica, son un reto social, sobre todo porque se convierten en presas de mensajes xenofóbicos y políticas de criminalización que promueven una mayor segmentación social.

Retomamos nuevamente que «Ante estos contextos se reafirma la necesidad de transformar la política de Estado en materia migratoria, las medidas que aquí se tomen pueden representar una oportunidad para una reorientación y construcción por parte del Legislativo y Ejecutivo de una política de Estado centrada en las personas y sus derechos en México«. (Ver comunicado del Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria – GTPM)

Por otra parte, en Ciudad Hidalgo seguimos observando la presencia de la Secretaria de Marina, Policía Federal y agentes del Instituto Nacional de Migración en el rio, quienes han instalado la vigilancia constante del paso de personas por las balsas y particularmente en el puente. Presencia que abona a la criminalización de las personas migrantes y refugiadas.

En otros puntos del monitoreo, como la carretera Tuxtla–Tapachula; obtuvimos información sobre un grupo de 1,800 personas aproximadamente que conforman el segundo grupo del éxodo, que se encontraban caminando hacia Oaxaca entre las 8:00 y 9:00 de la mañana, con dirección a Tapanatepec. Este grupo se mantuvo con presencia de Policía Municipal, Federal y de Vialidad, así como Protección Civil. Dentro de este grupo, ante un menor seguimiento de necesidades humanitarias pudimos observar mayores problemas de salud, como resfríos y deshidratación.

También observamos que en el trayecto entre Arriaga y Huixtla se redujo de manera considerable la presencia institucional prestadora de servicios de salud y asistencia humanitaria así como de autoridades de Policía Federal e INM.

En Huixtla observamos la llegada del tercer grupo del éxodo conformada por un aproximado de 2,000 personas que en su mayoría señalaron ser de El Salvador, de quienes se monitoreó su difícil y riesgoso ingreso a México por el Río Suchiate desde el viernes 1º de noviembre. Hacia las 15:00 horas del día de hoy, habían cerca de 200 personas en la plaza central del pueblo, después de una hora sobre la carretera a 7 km del centro de la ciudad, visualizamos el contingente mucho más grande conformado por quienes tuvieron que caminar más kilómetros sin facilidad de «aventones», debido a un bloqueo organizado por la CNTE. Por tanto, se evidenciaron condiciones extremas de cansancio y deshidratación. A pesar de esto, percibimos entusiasmo por continuar la ruta. Cabe señalar que durante este tramo estuvieron custodiadas por Policía Federal y acompañadas por ACNUR, CNDH y Cruz Roja, al igual que de Protección Civil y Policía Municipal a su llegada al municipio de Huixtla.

De acuerdo con testimonios de las personas, hay mayor hostigamiento por parte de Policía Federal e INM tanto a ellas, como a las personas de las comunidades en la ruta, con amenazas de que al solidarizarse están incurriendo en «tráfico de personas». Es importante señalar que este hostigamiento afecta sobre todo a grupos que en la marcha se separan por agotamiento físico.

Con relación a este punto, es importante decir que la Ley de Migración, en su artículo 159, señala que no se impondrá pena a las personas de reconocida solvencia moral, que por razones estrictamente humanitarias y sin buscar beneficio alguno, presten ayuda a la persona que se ha internado en el país de manera irregular […], haciendo una diferenciación en las medidas establecidas para su protección.

Algunas personas mencionan que hay otros individuos que se han acercado al grupo ofreciéndoles trámites más rápidos para el reconocimiento de la condición de asilo. Esta situación nos preocupa en particular porque sabemos que hay personas que se dedican a enganchar a personas a través de este tipo de ofrecimientos o a través de ofertas de trabajo, colocándolas en riesgo de ser víctimas de secuestro para trata sexual o laboral. Si bien es un tema que ha sido señalado, hasta el momento no existe ningún tipo de medida que prevenga este tipo de actos.

Seguimos llamando a no olvidar la responsabilidad del Estado en garantizar los derechos y la protección de todas las personas, con especial atención a quienes como hoy se encuentran en estado de mayor vulnerabilidad.

FIRMAMOS:

Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes A.C., Formación y Capacitación A.C., Otros Mundos A.C., Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C.

Actualizaciones anteriores:

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso por Veracruz el 3 de noviembre

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso de Oaxaca a Veracruz el 2 de noviembre

En la prensa:

«Que Donald Trump nos abra las puertas»

Cuatro caravanas, más de 10 mil migrantes en ruta hacia Estados Unidos

Éxodo centroamericano: Aclaraciones sobre la posible desaparición de migrantes en Veracruz

Comunicado de la Misión de Observación del Éxodo Centroamericano en Veracruz – Xalapa, Veracruz, A las 23:00 horas el 5 de noviembre de 2018

Foto: Migrantes centroamericanos en la ciudad de Córdoba, Veracruz, México, el 5 de noviembre de 2018.- Rodrigo Abd / AP

Este lunes 5 de noviembre salieron de Veracruz hacia Puebla y la Ciudad de México (CDMX) los más de 2 mil migrantes rezagados que se quedaron hasta la noche del domingo albergados en la ciudad de Córdoba, en el centro del estado de Veracruz, luego de 3 días en la entidad y 25 de travesía desde Honduras, Guatemala y El Salvador, de donde partieron la gran mayoría el 12 de octubre pasado.

Acompañar su tránsito en el territorio veracruzano implicó un enorme esfuerzo solidario de entre 50 y 100 personas de colectivos de defensa de Derechos Humanos de todo el estado, comunidades religiosas y sociales que integramos la Misión, así como de algunas autoridades locales y miles de personas que, por el más básico sentido de humanidad, se organizaron o salieron espontáneamente a su encuentro para ofrecer a los niños centroamericanos, mujeres, hombres, enfermos o familias enteras, todo lo que tuvieron a su alcance.

Como denunciamos desde el primer día (sábado 3 de noviembre), la dispersión de la caravana-éxodo migrante en los 300 kilómetros de la ruta Veracruz fue producto de la frustración, el desconcierto y la desesperación provocada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, al ofrecer un apoyo que retiró tres horas después excusándose en la falta de agua en CDMX. Un doblez cruel, inicuo y contradictorio que no sólo dejó en la indefensión a más de 5 mil personas en la entidad que encabeza las estadísticas nacionales de violencia contra migrantes, sino que, insistimos, los vulneró aún más. Anímicamente, los devastó.

El miedo y la desesperación de los hermanos centroamericanos no eran latentes; eran patentes, manifiestos, explícitos. Si los migrantes hicieron a un lado la unidad que era su fuerza en el momento en que más la necesitaban; si caminaron 70 kilómetros de Sayula a Isla con llagas en los pies, insolación, hambre o sed, con todo y sus hijos de la mano o en los brazos; si se treparon desesperadamente en los camiones de carga y camionetas en la cuenca del Papaloapan; si viajaron a la intemperie, hacinados o encerrados bajo candado; si arriesgaron su vida sobre las llantas de refacción de los trailers o colgados de las redilas; si pagaron 50, 100 o 200 pesos a los taxis y transportes locales; si desoyeron incluso las advertencias de la Misión humanitaria por el alto riesgo que todo eso implicaba, fue en gran parte porque entendieron que tenían que salir cuanto antes del territorio de la muerte y la impunidad, de las fosas clandestinas y del infierno patrocinado por el Estado.

Porque sabían o fueron descubriendo rápidamente lo que significaba atravesar por Veracruz.

Conocemos la inquietud y el revuelo de alcance internacional que ha provocado la denuncia pública de la desaparición de 100 migrantes en Veracruz, realizada por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO). Puesto que observamos como ellos las condiciones en que transitó el éxodo por nuestro estado precisamos lo siguiente:

Para quienes integramos la Misión Veracruz fue IMPOSIBLE registrar y acompañar a cada uno de los miles de vehículos que los migrantes abordaban SIMULTÁNEAMENTE en los 300 kilómetros del trayecto en que se disgregó la caravana en la entidad. 
• Los días 3 y 4 de noviembre –en los poblados de Isla, Loma Bonita y Tierra Blanca- registramos 3 reportes de hermanos centroamericanos que en el caos de los traslados perdieron contacto con algún integrante de su familia (cónyuges), lo cual reportamos colectivamente a fin de ayudarlos en su búsqueda.
• Debido a la enorme cantidad y acelerada movilidad de los migrantes (en la esperanza de encontrar a sus familiares en el siguiente punto de la ruta), y por el caos provocado por los motivos que ya expusimos, no nos fue posible corroborar si las separaciones de familias eran temporales o sostenidas.
El 4 de noviembre, por la noche, desmentimos en un comunicado la desaparición de los camiones que hasta entonces era un rumor, luego de confirmar con el sacerdote que recibió a los migrantes en Puebla -Gustavo Rodríguez Zárate, de la Parroquia de Asunción- que a excepción de algunos retrasos, no había reportes de la desaparición de familiares y/o camiones en ese punto. Tampoco los había en los que nosotros cubrimos, a excepción de las tres personas ya mencionadas.
• Hasta el domingo 4 la Misión de Observación seguía en Veracruz, incluyendo a la DDHPO. Por tanto, no teníamos modo de confirmar si los familiares extraviados habían llegado a Puebla o a CDMX o estaban en tránsito, pues el arribo descontrolado y caótico a ambas ciudades desbordaba las capacidades de registro, atención y/o seguimiento.
• Como Misión de observación del éxodo migrante- Veracruz NO TENEMOS CERTEZA DE LA DESAPARICIÓN DE CIEN MIGRANTES en Isla, Veracruz, pues nadie en absoluto pudo tener registro de todos y cada uno de los centroamericanos que abordaron vehículos en el trayecto, ni de corroborar su llegada. Muchos de ellos en sucesivos transbordes.
Eso de ninguna manera significa que no haya ocurrido. Sabemos que los migrantes se han convertido en un botín y conocemos de sobra el negocio criminal que se ha desarrollado a sus expensas en los últimos años: robos, secuestros, extorsiones, trata, desaparición forzada, asesinatos y vejaciones de todo tipo, sobre todo en Veracruz. Es posible, es probable, desgraciadamente no podemos descartar que haya sucedido.
• Por tanto, RESPALDAMOS LAS DECLARACIONES DE LOS COMPAÑEROS OAXAQUEÑOS que desde la DDHPO han alertado sobre los indicios que ellos tienen de la desaparición, dado que tuvieron la información de primera mano y oportunidad de confirmar en Puebla con los propios migrantes que les presentaron sus denuncias y/o testimonios a su llegada.
• Afirmamos categóricamente que de haber subido en Sayula a los camiones que Yunes prometió, entonces tendríamos certeza de la integridad de más de 5 mil migrantes, entre ellos aproximadamente 2 mil menores. No la hay. Ningún censo fue posible en la improvisación del apoyo a la contingencia en la que no hubo mecanismos de intervención institucional reales y efectivos para ofecer la ayuda humanitaria que el gobernador de Veracruz, en su primer mensaje de Twitter, hacía parecer «una obviedad».
• Por el contrario, algunos integrantes de la Misión Veracruz fueron amenazados y amedrentados por agentes de seguridad del Estado (policía y migración), como denunciamos el 3 de noviembre, en un intento claro de criminalización de la asistencia humanitaria.
Respaldamos la decisión de la DDHPO de lanzar una alerta generalizada a todas las instancias, y hacemos eco de su denuncia, que lejos de desestimar las voces de los hermanos centroamericanos advierte de la alta probabilidad de un dolo eventual e irreparable.
• Exigimos al Estado mexicano realizar una investigación exhaustiva para confirmar o desmentir estos delitos, y a los tres niveles de gobierno, entender la movilidad humana como un derecho humano ante la búsqueda de mejores condiciones de vida, puesto que estamos ante una situación de emergencia que pone en riesgo la integridad de miles de hombres, mujeres y niños.
• Por último, exhortamos a los pueblos en la ruta migrante a hacer presente su acción solidaria en apoyo de los hermanos migrantes, sin xenofobia, racismo ni clasismo, como lo han hecho los pueblos en el camino hasta el día de hoy. Humanidad y solidaridad, es lo que pedimos a nombre de las personas que viajan buscando para ellos y para sus hijos una oportunidad de vivir.

FIRMAN:

Misión de Observación de Derechos Humanos del Éxodo Migrante-Veracruz
Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz Bety Cariño A.C.
Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolotl
Red Unidos por los Derechos Humanos (RUDH)
Pastoral Social de Paraje y de Amatlán de los Reyes-Veracruz
Colectivo Vive Migrante de Amatlán de los Reyes
Kolpin-Cordoba
Redes de Resistencia y Rebeldía (R3) de Xalapa, Veracruz, Grandes Montañas y Sur.

Más información:

Misión de Observación dice que los cien migrantes reportados como desaparecidos ya llegaron a Puebla

 

Dos camiones con 80 migrantes de la caravana desaparecen en Isla, Veracruz, denuncia CNDH

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso por Veracruz el 3 de noviembre

Dos comunicados de la Misión de Observación del Éxodo Centroamericano en Veracruz – A 3 de noviembre de 2018

Foto: El gobierno de Veracruz canceló los buses que había prometido poner a disposición de l@s migrantes de Sayula a la Ciudad de México (Crédito: AP)

1 – Yunes dispersó a migrantes en el «foco rojo» de la ruta por Veracruz; aumentó el riesgo de familias y la incertidumbre del éxodo (Ciudad Isla, Veracruz,  3 de noviembre de 2018. 19:00 horas) (DESCARGAR)

El incumplimiento de la promesa de transporte a la Ciudad de México, acción indolente del Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, detonó la frustración, desesperación y dispersión del éxodo de migrantes centroamericanos en el «foco rojo» de la ruta territorio veracruzano: más de 300 kilómetros -entre Oaxaca y los límites con el estado de Puebla-, que están de facto bajo el control del crimen organizado y las redes de corrupción gubernamentales de todos los niveles.

El contingente que se mantuvo más o menos compacto en su tránsito por Chiapas y Oaxaca, se dividió desde las primeras horas de este sábado 3 de noviembre en dos grandes grupos: el primero compuesto principalmente por hombres jóvenes que avanzó trepado o dentro de vehículos de carga rumbo a Puebla, y el segundo, de familias con niños, mujeres embarazadas o enfermos, que se dispersaron durante todo el día y parte de la noche entre Ciudad Isla, Loma Bonita, Tierra Blanca y Córdoba, escenario de desapariciones forzadas, extorsión, secuestro, asesinatos, redes de trata y crimen organizado.

Esto, tras el desconcierto y la frustración que provocó la espera de dos horas –desde las cinco de la mañana- de los 150 camiones que el gobernador prometió llegarían a Sayula de Alemán para llevarlos a CDMX y que nunca llegaron. A primera hora, el grupo grueso de migrantes decidió reiniciar su marcha a pie o a como diera lugar por la ruta más peligrosa de la entidad, iniciando su travesía bajo medidas extremas en el viaje que aumentaron su vulnerabilidad y pusieron en riesgo sus vidas.

La atomización de la Caravana, que desde muy temprano fue partiéndose en pequeños grupos de 20, 50, 300 o 400 -según fueron consiguiendo aventón o algún tipo de transporte- fue rezagando a una retaguardia compuesta por más de 2 mil 500 personas, quienes caminando, de ride o en transportes diversos fueron avanzando hasta donde fuera posible en la ruta.

El tránsito, de modo aún más improvisado que en su salida de Oaxaca, hizo mucho más complejo el acompañamiento, la previsión de albergues, la atención a la salud, la cobertura de necesidades básicas –agua y alimentación-, y la organización de espacios seguros gestionados por la Misión de Observación del Éxodo, integrada en Veracruz por colectivos de Derechos Humanos e instituciones religiosas, así como la Cruz Roja, y las comisiones de Derechos Humanos estatal y Nacional.

En esta jornada tuvimos conocimiento del nacimiento de una bebé en el Hospital de Acayucan; de la atención de al menos 25 niños con fiebre, así como las deplorables condiciones de salud generalizada de los hermanos centroamericanos. Las organizaciones documentamos también el paso de diversos tipos de transporte de carga colmados de migrantes, seguidos por patrullas de la policía en la desviación de Isla, en Tierra Blanca, en Fortín y en Córdoba, sin poder tener certeza de su destino.

Por desgracia, la atomización del Éxodo hizo prácticamente imposible tener registro completo de incidentes de seguridad, salud y otros tipos. Tampoco fue posible revisar las condiciones de los hermanos migrantes hasta bien entrada la noche, cuando decidimos acompañar a las familias que quedaron en las ciudades intermedias de la ruta. La Misión de Observación del Éxodo migrante–Veracruz, integrada por diferentes organizaciones, y derivado de la jornada del día de hoy, declaramos lo siguiente:

  • Responsabilizamos al Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, por las consecuencias que la alta dispersión y fragmentación de la caravana pudiera tener en la zona de mayor riesgo en la entidad, así como de los migrantes centroamericanos que tomaron ruta hacia Puebla.
  • Condenamos la indolencia con la que se condujo el mando estatal, pese a contar durante el día con información de las condiciones de alto riesgo de los centroamericanos en esta región, entre ellos mujeres y menores de edad en condiciones deplorables de salud.
  • Exhortamos a los pueblos en la ruta migrante a hacer presente su acción solidaria en apoyo de los hermanos migrantes del Éxodo, para brindar atención humanitaria a niñas, niños, y menores de edad, tanto de salud como en su seguridad. Lo anterior relacionado a un creciente número de casos relacionados a enfermedades respiratorias, gastrointestinales, y otros cuadros infecciosos, además de lesiones relacionadas a las largas jornadas de caminata y exposición al sol.
  • Exigimos a los tres niveles de gobierno entender la movilidad humana como un derecho humano ante la búsqueda de mejores condiciones de vida, puesto que estamos ante una situación de emergencia que pone en riesgo la vida de miles de hombres, mujeres y niños.
  • Alertamos a organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y medios de comunicación, a generar acciones de presión a las autoridades de todos los niveles, pues nosotros que conocemos perfecto la violencia que se vive en Veracruz consideramos que la vida y seguridad del Éxodo en este trayecto corre peligro, como hemos documentado ya en cada uno de nuestros espacios de acción.
  • Informamos que algunas de las asambleas que se están llevando a cabo al corte de este comunicado en los cuatro sitios donde pernoctarán las familias, han decidido avanzar el día domingo 4 de noviembre, a partir de las 4 de la mañana rumbo a Córdoba, por lo que solicitamos se mantengan y fortalezcan medidas de acompañamiento y transporte seguro para los integrantes de la caravana.

2 – En Veracruz, criminalizan la asistencia humanitaria al éxodo migrante. La Misión de Observación en Córdoba recibe amenazas de la policía y migración. Los tratan de «polleros» (Córdoba, Veracruz. 3 de noviembre de 2018, 20:00 horas.) (DESCARGAR)

Por apoyar la asistencia humanitaria del éxodo de migrantes centroamericanos en su paso por el centro de Veracruz, agentes de Migración y de la Policía Federal amenazaron con iniciar procesos judiciales en contra del sacerdote Julián Verónica, de la Parroquia de Paraje, Amatlán de los Reyes e integrante de la Misión de Observación-Veracruz, e incluso de la presidenta municipal de Córdoba, Leticia López Landero.

El intento de criminalizar las acciones de apoyo en esta emergencia representa un cambio drástico en la política de atención a la situación de los centroamericanos en tránsito hacia Estados Unidos, que hasta el día de ayer recibieron la atención y el paso libre por parte de las corporaciones policiacas en territorio oaxaqueño y veracruzano.

Pese a las declaraciones públicas del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que ayer aseguró vía redes sociales que el gobierno daría asistencia humanitaria, los integrantes de la Misión de Observación de Derechos Humanos en Veracruz, fueron tratadas de «polleros», inhibiendo así las acciones de por sí complicadas ante la dispersión de la caravana en el tramo más riesgoso para migrantes y no migrantes de la entidad.

Cabe mencionar que la alcaldesa había contratado 10 camiones para dar certeza del tránsito hacia Puebla a mujeres, niños y familias completas que se dirigían a dicha entidad, tras una larga jornada de traslado desde el sur de Veracruz, mismos que fueron cancelados luego de recibir las amenazas de la policía estatal de frenar estas acciones, lo que inhibe claramente la capacidad de ayuda de las autoridades locales.

Haciendo eco de nuestros reportes, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) dijo estar «profundamente consternada» por la desprotección en que se ha dejado a la Caravana Migrante en el estado de Veracruz, luego de que la oferta de traslado humanitario del gobierno estatal a la Ciudad de México fuera cancelada, y que ha resultado en su fragmentación, cuya unidad, aseguró el organismo, era su principal fuente de protección, por lo que «una gran parte de las personas de la Caravana están no localizadas».

En el comunicado, indicó que según información recabada en el terreno, actualmente las personas migrantes están «desesperadamente» subiendo en camionetas privadas, «mismas que no se sabe si pertenecen o no a grupos del crimen organizado, en un estado en el que sin necesidad de situaciones extremas, como la actual, se reportan de manera regular secuestros y desapariciones de personas migrantes, a menudo destinados a trata de personas».

El organismo llamó a que con urgencia los tres niveles de gobierno aseguren las condiciones necesarias para que la Caravana permanezca junta y protegida, con particular énfasis en prevenir los riesgos diferenciados que podrían sufrir mujeres, mujeres embarazadas y niños, ofrezcan la asistencia humanitaria y de protección necesarias, de la mano con entidades eclesiásticas, organizaciones no gubernamentales y Naciones Unidas presentes en el terreno, y garanticen una asistencia policiaca suficiente.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló que es preciso garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), las recomendaciones de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y del Comité de Trabajadores Migratorios en relación con la protección de las personas migrantes de las caravanas que actualmente cruzan el territorio mexicano.

Como Misión de Observación en Derechos Humanos del Éxodo Migrante-Veracruz,

  • CONDENAMOS enérgicamente las acciones criminales del Gobierno del Estado de Veracruz y Gobierno Federal que ponen en mayor indefensión a los integrantes del éxodo que aún permanecen en la entidad.
  • Condenamos las amenazas e intimidaciones de policías estatales y federales, así como de agentes migratorios a choferes, ciudadanos, colectivos, defensores de derechos humanos, ciudadanía, pastores, sacerdotes y personas que solidariamente han respondido ante la necesidad de asistir a los migrantes vulnerados, especialmente a los menores, familias, mujeres embarazadas y enfermos.
  • Denunciamos la impostura del Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, que no solo desatiende el mandato constitucional y de atención a tratados internaciones que fundamentan la atención humanitaria en situaciones como ésta.
  • Insistimos en el llamado a redes solidarias para hacer eso del cuidado, la protección, defensa de la vida y el acompañamiento a los hermanos centroamericanos.

ORGANIZACIONES FIRMANTES

Centro de Derechos Humanos «Bety Cariño», Sur de Veracruz.
Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo, de Orizaba.
Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia Minerva Bello.
Red Unidos por los Derechos Humanos (RUDH)
Pastoral social de Paraje, Amatlán de los Reyes-Veracruz
Colectivo Vive Migrante de Amatlán de los Reyes
Redes de Resistencia y Rebeldía (R3) de Xalapa, Veracruz, Grandes Montañas y Sur

Actualizaciones anteriores:

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso de Oaxaca a Veracruz el 2 de noviembre

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso por Oaxaca el 1 de noviembre

En la prensa:

Yunes provoca que migrantes crucen zona de riesgo

Éxodo centroamericano: Actualización sobre el paso de Oaxaca a Veracruz el 2 de noviembre

 
Foto: Migrantes suben a la plataforma de un camión enfilando su rumbo a poblados de Veracruz. (Crédito: Diana Manzo/La Jornada)
 
El día de hoy la caravana, al contrario de otros días, inicia su andar de manera desorganizada; quizá las condiciones inhumanas del día anterior les han impedido reposar las fuerzas e iniciar con energía, sin embargo, la inercia los mueve, saben que la mejor manera de continuar es permanecer en el contingente mayor. Y así, sin poder llevar consigo las cobijas y la ropa empapada, deciden hacer un ejercicio de desapego, sacuden sus pies con decisión y avanza bajo el alba que empieza a despuntar.
 
Si alguna característica ha tenido este éxodo masivo de migrantes centroamericanos, ha sido el contraste permanente entre un día y otro. La toma de decisiones colectivas, la manera cómo conquistan el camino, en algunas partes con la certeza que da un transporte, en otras partes valiéndose por sus propios medios para avanzar. En este sentido, los contrastes también han marcado las poblaciones que les han recibido; el actuar de las instituciones gubernamentales entre un lugar y otro también son evidentes, por una parte, se enuncia toda la disposición de colaborar, pero también deciden fumigar un hotel abandonado que ha sido tomado como refugio, exponiendo a mujeres, hombres, niñas y niños que ante la imposibilidad de guarecerse del sol bajo mejores condiciones, buscaron refugios alternos.
 
Sin embargo, en este entramado de contradicciones, una cosa es manifiesta: la solidaridad de la gente de los pueblos, que extienden no sólo las manos sino el corazón para abrigar al desprotegido. Gente que no se amilana, que se apropia de los espacios sobre la carretera que va de Matías Romero a Acayucan y que reparte hasta raspar la olla. Despiden a sus fieles difuntos entre las velas y el aroma místico del copal y el cempasúchil, pero también ofrendan a los vivos con bolsas y botellas de agua, galletas, pan y enlatados. Los tamales, la fruta, el chocolate y el café no sólo son parte de la ofrenda, se vuelven señales de solidaridad, de empatía, de esperanza, de cualquier cosa que nutra la fuerza y el espíritu para seguir en el camino. Y así, con el ánimo renovado y con la certeza de saberse acogidos por las comunidades istmeñas de Oaxaca, el éxodo de migrantes reanuda su marcha con el ánimo de vivir una vida diferente y en colectividad. Semanas de convivir y auto-organizarse templan a este grupo -mayoritariamente de jóvenes, muy jóvenes- que ha inundado los caminos y comunidades oaxaqueñas para demostrar que la vida se busca, se provoca y se le da sentido. Y así, las ánimas vuelven sus pasos sobre el camino de velas y flores mientras el éxodo emprende su camino hacia el siguiente punto sobre la geografía.
En el pueblo de Donaji, todavía territorio Oaxaqueño, las hermanas y hermanos migrantes, fortalecid@s por la solidaridad de los traileros y otros vehículos que les permiten subirse, deciden seguir camino adelante ya por tierras veracruzanas, sin orden alguno, pero con la fortaleza y admirable valentía por buscar este sueño de una mejor vida para sus hijos e hijas.
 
«¡Ya llegaron a Sayula (Veracruz)!», nos informan. Como cien ya, con niños y niñas. Y siguen llegando… ya el contingente completo se desplaza par allá; 1,000 en Acayucan, nos señalan, 2,000 en Oluta, el resto en el campo deportivo, pero la lluvia amenaza, y muchos se trasladan hacia el cercano mercado municipal. ¿Completo? Casi completo: 18 personas desde Matías Romero, decidieron pedir su regreso voluntario. Están el grupo Beta de migración y la defensoría de derechos humanos de los pueblos de Oaxaca atendiendo. Angustios@s, están esperando el camión que les regresara directamente a la frontera – solo una hora o dos de tramite, les dijeron (poco probable) y casi ya estarán de vuelta en su casa…
 
En Donaji, también, el primer equipo de la misión de observación-Veracruz nos despedimos del equipo Oaxaqueño, muy agradecid@s nosotr@s por el compartir de sus experiencias y la introducción a este compromiso que hicimos de estar acompañando este éxodo a la vez tan dolido y tan esperanzado por el sueño de una mejor vida… «Mujeres y niñ@s, que suban primero». Otros y otras siguen caminando. Muchas carriolas con niños, con niñas… rebasamos un ciclista; «¡este también viene con nosotras!», dice la señora, con cierto orgullo y cariño.
 
Uno que otro grupo rezagado, auxiliados por los federales, sorprendidos (es gente «educada» nos dicen) y nosotr@s sorprendid@s por su manifiesta empatía con las mujeres, los niños, las niñas, los jovencitos y jovencitas que van caminando. La mayoría ya están en Sayula. Muy de noche, nos informan de dos accidentes, dos jóvenes que se cayeron de los trailers; uno se rompió la pierna, pero no sabemos donde lo internaron, probablemente en Matías Romero; el otro está atendido en el hospital de Oluta.
 
HACEMOS UN LLAMADO ATENTO A LA DEFENSORÍA DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS DE OAXACA Y A LA COMISIÓN ESTATAL DE DERECHOS HUMANOS DEL ESTADO DE VERACRUZ PARA QUE PRESTEN TODA LA ATENCIÓN REQUERIDA A ESTOS DOS JOVENES.
 
Tierra veracruzana
 
Ahí esta la banda jaranera del colectivo jaranero «Son altepee». ¡Gracias compas! Alegría, risas para olvidar un rato el cansancio de la noche sin dormir con esta lluvia que convirtió el suelo en fango apestoso y la angustia cotidiana de esta travesía.
 
Más tarde viene la reunión con la coordinación del éxodo, las instituciones, los representantes de diversos sectores de la Iglesia Católica y organizaciones presentes. EL GOBIERNO DEL ESTADO DE VERACRUZ PONDRÁ MÁS DE 100 AUTOBUSES PARA QUE TODOS Y TODAS PUEDAN LLEGAR DIRECTAMENTE A LA CIUDAD DE MÉXICO DONDE LOS RECIBIRÁN EN EL «DEPORTIVO MIXUCA». Ya en la asamblea nocturna, estallan los gritos «¡Viva México!», «¡Viva México!». Nosotr@s acompañaremos con una camioneta y algunos chavos jaraneros irán en los camiones como parte de esta misión de observación. Vari@s se ofrecen para apoyar con los gastos.
 
Todo va bien, y nos retiramos rumbo a la casa de uno de los chavos jaraneros para redactar este informe y descansar, cuando nos llega la mala noticia: EL GOBIERNO DEL ESTADO DE VERACRUZ DECIDIÓ CANCELAR EL APOYO DE LOS AUTOBUSES PORQUE EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MEXICO INFORMÓ QUE NO ACEPTABA LA LLEGADA DE LA CARAVANA BAJO EL PRETEXTO DE LA FALTA DE AGUA EN ESTOS DÍAS.
 
Regresamos a la explanada del mercado municipal para presenciar una nueva reunión: informan que hasta el lunes podrán viajar a la ciudad de México con los autobuses y que por mientras se les garantizará a l@s migrantes la estancia con alimentos en los albergues de la región. Un@s compañer@s empiezan a buscar alternativas para poder aprovechar los autobuses y llegar a Orizaba/Córdova, a Puebla o en el Estado de México. Pero nuevamente informan que el abastecimiento de agua está garantizado en el Deportivo Mixuca. Comunicamos la situación. Organizaciones asistentes en el Foro Social Mundial de Migraciones que se realiza en la Ciudad de México, precisamente en estos días deciden intervenir con el gobierno de la Ciudad; otros proponen un lugar alterno como la UNAM; pero informan que ya no hay problema con la sede, que el gobierno de la Ciudad de México da marcha atrás reconociendo que el tema de la falta de agua está resuelto. Faltan los autobuses. El gobernador del Estado de Veracruz se reunirá con su gabinete el 3 de noviembre a las 11 de la mañana, pero las y los migrantes se reunirán desde las 5 de la mañana…
 
El apoyo solidario sigue hasta de madrugada, no falta el café… ¡pero el pan de muerto ya se acabó!
 
DADAS LAS CONDICIONES DE VULNERABILIDAD DE LA POBLACION MIGRANTE EN ÉXODO, LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN HACEMOS UN LLAMADO:
 
  • AL GOBIERNO DEL ESTADO DE VERACRUZ A CUMPLIR CON LOS COMPROMISOS ESTABLECIDOS CON LA CARAVANA Y A GARANTIZAR LA SEGURIDAD Y LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS Y LOS MIGRANTES DURANTE TODO SU TRAYECTO EN TIERRAS VERACRUZANAS.
  • AL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO A QUE RECIBA LA CARAVANA;
  • EN AMBOS CASOS, VERACRUZ Y CIUDAD DE MÉXICO, QUE SUS RESPECTIVOS GOBIERNOS PRESTEN ESPECIAL ATENCIÓN A NIÑAS, NIÑOS Y MUJERES EMBARAZADAS;
  • A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS Y AYUDA HUMANITARIA PRESENTES, A CONTRIBUIR CON ENERGICA DECISIÓN CON AUTORIDADES Y SOCIEDAD CIVIL PARA EVITAR LA REVICTIMIZACIÓN DE FAMILIAS Y PERSONAS MIGRANTES.
ORGANIZACIONES FIRMANTES:
 
Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales, Centro de derechos de las victimas de violencia, Minerva Bello, Red de Defensoras y defensores Comunitarios de los pueblos de Oaxaca, Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec A.C., Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz Bety Cariño A.C.
 
Actualizaciones anteriores:
 
 
 
En la prensa: