LANZAMIENTO DE LA CAMPAÑA NACIONAL E INTERNACIONAL POR LA LIBERTAD DE LOS 13 PRESOS POLITICOS DEL FPDT DE ATENCO

Nosotras y nosotros, personas y organizaciones, a casi tres años de los terribles acontecimientos represivos en San Salvador Atenco, deseamos expresar:

  1. Que el movimiento en defensa de la tierra que surgió en 2001 frente a la iniciativa gubernamental de expropiar la tierra para construir un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México, es un movimiento social cuyas causas y demandas son justas, legítimas y atendibles y que la violencia nunca debió ser la respuesta del Estado a este movimiento de campesinos y pobladores. El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) representa ese movimiento. El Estado se equivocó al polarizar el conflicto en ese entonces y optar por una salida autoritaria a esta problemática social.

  2. Las innumerables violaciones a los derechos humanos en el operativo impulsado por los gobiernos federal, estatal y municipal son un lamentable hecho que ha sido documentado nacional e internacionalmente por reconocidos organismos defensores de los derechos humanos. Diversas instancias del Estado e incluso funcionarios federales han reconocido la gravedad de las violaciones y los atropellos cometidos en San Salvador Atenco. No existe duda alguna de que dichas violaciones fueron cometidas. Lo que estuvo a discusión la semana pasada fue si La Suprema Corte de Justicia señalaría a los responsables de dichas violaciones. No fue así.

Nosotras y nosotros, consideramos por la forma, repetición y patrones de las detenciones, brutalidad policiaca, abusos sexuales contra las mujeres detenidas, tortura e irregularidades procesales, que es evidente que quienes cometieron directamente estas violaciones recibieron órdenes de hacerlo. Son el Estado mexicano y los altos funcionarios que estuvieron a cargo de los operativos, responsables de las violaciones a los derechos humanos cometidos en San Salvador Atenco. Dichos operativos tuvieron dos intencionalidades políticas: tratar como criminales a quienes son un movimiento social legítimo y tratar de desarticular y descabezar la estructura organizativa del mismo movimiento. El Estado se equivocó al no poder procesar un pequeño conflicto de tan sólo ocho vendedores de flores y al polarizar dicho conflicto. El 3 y 4 de mayo de 2006, el Estado lanzó un operativo planificado, deliberado y calculado para promover el miedo y el castigo ejemplar a través de la violencia autoritaria al movimiento social del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y las organizaciones solidarias que los acompañaban. El capítulo para lograr la justicia para las víctimas está incompleto. La justicia está pendiente.

  1. A raíz de esos lamentables acontecimientos, permanecen presos 13 personas con penas que alcanzan hasta 112 años en un penal de máxima seguridad. Todos ellos fueron condenados a terribles injustas sentencias por delitos que no cometieron. Ellos no son delincuentes, algunos son los líderes más visibles del movimiento en defensa de la tierra y otros más, sencillos y humildes pobladores, algunos incluso que nunca habían participado en movimiento social alguno. La forma en que fueron detenidos, los abusos y violaciones a los derechos humanos a los que fueron sometidos, las irregularidades en sus procesos y condenas hacen ver de nueva cuenta que están presos sin un verdadero sustento jurídico y legal.

Estas 13 personas son presos políticos. Y los caminos de la justicia no pueden continuar mientras las violaciones a los derechos humanos continúen. Estas violaciones continúan mientras ellos están presos. Se hace urgente de forma nacional e internacional exigir la LIBERTAD de los 13 presos y por ello nos hemos reunido numerosos actores y actrices, músicos, periodistas, escritores, pintores, académicos, religiosos, defensores de los derechos, organismos civiles, solidarios, familiares de los detenidos, abogados defensores y el propio Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra para realizar el siguiente:

LLAMADO A LA SOCIEDAD CIVIL NACIONAL E INTERNACIONAL

Llamamos a la sociedad civil nacional e internacional, a las mujeres y hombres, de todas las edades, de todas las entidades del país, de todos los continentes del mundo, que estén en el campo o en la ciudad, de todas las profesiones, artes y oficios, de todas las orientaciones y preferencias sexuales, a todas las personas, familias, colectivos, organizaciones, redes y movimientos indígenas, sindicales, campesinos, urbano populares, de mujeres, ambientales, de derechos humanos, estudiantiles y religiosas que luchan por la libertad y la justicia a participar en la campaña nacional e internacional LIBERTAD y JUSTICIA para ATENCO. Que comienza este 17 de febrero y su primera fase terminará los días 3,4 y 5 de mayo de este mismo año, con la intención de sumar las voces que pedimos:

  • La LIBERTAD de los 13 presos políticos

  • La revocación de las sentencias

  • El respeto irrestricto de los derechos humanos de los detenidos y perseguidos

  • El castigo a los responsables materiales e intelectuales de la represión y las violaciones a los derechos humanos

  • Condenar y detener la criminalización de los movimientos sociales en México.

ATENTAMENTE

Comité Libertad y Justicia para Atenco:

Personas participantes: Samuel Ruiz García Obispo emérito de la Diócesis San Cristóbal de las Casas, Ofelia Medina actriz, Manu Chao músico, Julieta Egurrola actriz, Carlos Montemayor escritor, Ana Francis Mor, actriz, Raúl Vera Obispo de la diócesis de Saltillo, Coahuila, Francisco Toledo pintor, Diego Luna actor, Roco vocalista de la banda de rock Maldita Vecindad y los hijos del Quinto Patio, Adolfo Gilly académico, Luis Villoro filósofo, Bruno Bichir actor, Paco Ignacio Taibo II escritor, periodista, Daniel Giménez Cacho actor, Miguel Angel Granados Chapa periodista, Demián Bichir actor, Fray Miguel Concha Malo fraile dominico, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Luis Hernández Navarro periodista, Rubén Albarrán vocalista de la banda de rock Café Tacuba, Jorge Zarate actor, Los de Abajo banda de ska y rock.

Organismos participantes:

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez,

Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS),

Comité Cerezo,

Comité Monseñor Romero,

Colectivo de abogados Zapatistas (CAZ),

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad A.C.,

Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT),

Mujeres sin miedo,

Servicios Legales y Estudios Jurídicos,

Servicios y Asesoría para la paz (SERAPAZ)

MÁS INFORMACIÓN: http://www.atencolibertadyjusticia.com

LOS INDIGENAS PRESOS DE CERRO HUECO

Hoy, Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y Día Internacional de los Pueblos Indios, queremos solicitar su apoyo para que por organización, comunidad, ciudad o país, adopten a cada uno de los 49 indígenas presos por causas políticas en el penal de Cerro Hueco, Chiapas, además de otras dos personas que también forman parte de la organización «La Voz de Cerro Hueco».

Seguir leyendo el artículo:  LOSNDIGENASHUECO.pdf

LIBERACIÓN, RESPUESTA Y DIALOGO

Durante la semana pasada, muchos acontecimientos emergieron para conformar las líneas principales de la realidad chiapaneca. La liberación de los presos, la situación del Diálogo de San Andrés y sus actores y las condiciones de la zona norte, tienen todos ellos su relación a nivel nacional.

Seguir leyendo el artículo:  LIBELOGO.pdf

LOS PRESOS DEL PENAL DE CERRO HUECO

Según fuentes oficiales (el Anuario Estadístico del Estado de Chiapas, 1995, del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática -INEGI-), el estado de Chiapas cuenta con 13 Centros de Readaptación Social (CERESO) en 10 municipios: Acapetahua, Berriozábal (de menores infractores), Comitán. Huixtla, Pichucalco, San Cristóbal de Las Casas, Villaflores, Yajalón, dos en Tapachula y 3 en Tuxtla Gutiérrez. También cuenta con 10 cárceles municipales en igual número de municipios: Bochil, Playas de Catazajá, Cintalapa, Chiapa de Corzo, Venustiano Carranza y las cárceles distritales de: Copainalá, Motozintla, Ocosingo, Salto de Agua y Tonalá.

Seguir leyendo el artículo:  LOSPRHUECO.pdf