COCA-COLA: LA HISTORIA NEGRA DE LAS AGUAS NEGRAS (Parte I)

Les compartimos un análisis sobre la refresquera Coca-Cola FEMSA hecho por nuestro compañero Gustavo Castro el 28 de octubre de 2003

>>Descargar en pdf<<

La Compañía Coca-Cola y algunos de sus directivos, desde tiempo atrás, han sido acusados de estar involucrados en evasión de impuestos, fraudes, asesinatos, torturas, amenazas y chantajes a trabajadores, sindicalistas, gobiernos y empresas. Se les ha acusado también de aliarse incluso con ejércitos y grupos paramilitares en Sudamérica.

La Coca-Cola también ha incidido en la vida de los productores de coca; es responsable también de la falta de agua en algunos lugares o de los cambios en las políticas públicas para privatizar el vital líquido o quedarse con los mantos freáticos. Incide en la economía de muchos países; en la industria del vidrio y del plástico y en otros componentes de su fórmula. Además de la economía y la política, ha incidido directamente en trastocar las culturas, desde Chamula en Chiapas hasta Japón o China, pasando por Rusia. La Coca-Cola es la bebida más conocida del mundo, el producto más ampliamente distribuido en el planeta y adquirible hoy en día en 232 países, muchos más que las naciones que forman la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sus ganancias pueden rebasar el presupuesto de varios países pobres.

La empresa presiona, extorsiona y chantajea a los pequeños comerciantes con contratos de exclusividad. Amenaza a la señora de la tiendita de la esquina si ésta quiere vender otro refresco más de Cola. Chupa grandes cantidades de agua de manantiales y se enriquece a costa de las tierras ejidales, comunales, municipales, federales y de campesinos e indígenas. En Chiapas persigue los mantos de agua del estado y anda regalando escuelas y pintando canchas de basquetbol para quedar bien con sus pobladores. Sin embargo beben tanta Coca-Cola desde los indígenas y zapatistas hasta el más “izquierdoso” del mundo, mientras que otros sectores de la población mundial, miles y miles, mantienen una resistencia y campañas de boycots contra los productos Coca-Cola. En algunas comunidades indígenas de Chiapas, algunas de ellas también zapatistas, han declarado la zona libre de Coca-Cola o decretado no consumir sus productos. Pero hay un problema: ¿cuál es la alternativa si no existe el agua purificada o entubada en muchas regiones rurales? Ya llegaremos a la problemática local y sus alternativas, primero veamos cuál ha sido la historia de esta empresa transnacional tan controvertida y al mismo tiempo más consumida del mundo.

ANTECEDENTES DE LA COCA

Principalmente en la cordillera andina de Sudamérica se cultivó la planta Erythroxylon coca de donde se extrae actualmente la cocaína que produce efectos psicoactivos. Por más de mil años la hoja de coca ha sido usada por la población indígena de la región, aunque, en comparación a la sustancia pura de la cocaína, la hoja de coca masticada por los indígenas produce los mismos efectos pero en el orden del 1%. Para los Incas del Perú las hojas de la planta tenían una alta importancia ritual y religiosa. También les permitían aguantar los trabajos físicos agotadores.

Veinte años antes de que se inventara la Coca-Cola, allá por 1860, en Alemania, un químico logró extraer de la hoja de coca peruana la cocaína pura. Se llamaba Albert Niemman. Entonces se demostró que los efectos de la hoja provenían de la cocaína. El que luego fuera psiquiatra nacido en Austria apenas tenía cuatro años de edad. Y más tarde, ya investigando en medicina, Sigmund Freud comenzó a analizar los efectos que producía la cocaína que luego se usó mucho como prescripción médica para aliviar la ansiedad, la depresión y la adicción a la morfina. Un médico amigo de Freud, Ernst Fleisch, comenzó a tomar cocaína para disminuir el dolor que le causaba la amputación de su dedo pulgar. Poco a poco creció su adicción a la cocaína en dosis cada vez mayores. Este fue uno de los primeros casos de psicosis causada por la cocaína. Más adelante, en 1905, se descubriría la procaína como anestésico local similar a la cocaína.

Los efectos medicinales de la hoja de coca ocasionaron un aumento enorme en su demanda en los contextos de guerra y depresión social. Durante la segunda mitad del siglo XIX se consumió más en Europa por su relación colonial con Sudamérica, y luego cada vez más en los Estados Unidos. Trece años antes de que se inventara la Coca-Cola, en 1863 el químico y empresario Angelo Mariani inventó el “Vino Mariani”. Inmediatamente patentó su fórmula que consistía en el extracto de la hoja de coca diluido en vino. Pronto se convirtió en la bebida más popular de Europa que curaba dolencias, dispepsia y otras dolencias comunes. Unos años después, en 1876, un cuáquero de Philadelphia lanzó al mercado su Hires Root Beer, una mezcla de bayas y raíces silvestres. Mientras tanto, en América Latina y el Caribe se derramaba mucha sangre, los pueblos se debatían en sus procesos de Independencia a la colonización europea.

EL ORIGEN DE LA COCA-COLA

Corría el año de 1831 cuando nació en Knoxville, en el estado de Georgia, Estados Unidos. Al cumplir los 17 años ya estudiaba en la Escuela de Medicina Botánica en el mismo estado. Más tarde John Pemberton vendía diversas productos medicinales patentados entre los que se encontraba el “Gran Vigorizante del Dr. Sandorf” o “Eureka Oil”. Como inventor, empresario, químico y farmacéutico, Pemberton tenía acceso directo al mundo de las drogas como la cocaína importada del Perú, la morfina y la marihuana. Algunas biografías lo describen como un coronel del ejército del sur de los Estados Unidos “adicto empedernido” a la morfina.

En 1880 Pemberton registró oficialmente un Vino de coca muy estimulante inspirado en el invento de Ángelo Mariani. Luego fundó la Pemberton Chemical Company. Al principio sus bebidas contenían un jugo alcohólico que describió como “vino francés de coca, tónico ideal”. Para 1886 en la ciudad de Atlanta, el alcohol estaba en su apogeo y los bolos -borrachos- caían por todos lados. La industrialización del país y los cambios vertiginosos en la economía y los estilos de vida acarrearon muchos trastornos sociales. Cantidad de remedios se inventaron para aliviar los síntomas de la modernidad norteamericana. Al doctor entonces se le ocurrió elaborar una bebida no alcohólica y además que fuera medicinal, con extracto de coca. Para ello habría que importarla del Perú. Tenía 54 años cuando inventó el famoso jarabe. Para algunos biógrafos accidentalmente fue mezclada con agua carbonatada en lugar de agua pura, y entonces creó esa mezcla efervescente.

La bebida se comenzó a vender en la ciudad de Atlanta con mucho éxito y se promocionó entonces como “un tónico efectivo para el cerebro y los nervios”. En el mismo año la farmacia Jacobs de Atlanta puso en venta el primer vaso de Coca Cola, bebida preparada con hoja de coca, nuez de cola, cafeína, unas esencias y varios aceites. En su primer anuncio publicitario en el rotativo Atlanta Journal el 27 de Mayo de 1886 se anunciaba la bebida como “Deliciosa, Refrescante, Estimulante y Vigorizante”. Sin embargo, Frank Robinson fue quien inventó el logo y el nombre “Coca-Cola” usando la combinación de sus ingredientes siendo anunciada así en 1887, año en que se tramitó la patente de los ingredientes de la bebida. Pero nunca registró la marca.

Al inicio y por sus características medicinales, Coca-Cola se vendió por primera vez en bares que no servían bebidas alcohólicas, y que, en la mayoría de las veces, formaban parte de las boticas y farmacias de la época. El producto es descrito como un refresco de bar y como un tratamiento para remediar la tisis. Pero a John Pemberton no le dura mucho el disfrute de su invento ya que muere el 16 de agosto de 1888 a los 57 años de edad. Los periódicos le llamaron “el más antiguo farmacéutico de Atlanta y uno de sus ciudadanos más reconocidos”. Poco antes de su muerte vende su fórmula al señor Asa Candler quien pronto se convertiría no sólo en el hombre más rico de Atlanta y Estados Unidos, sino uno de los más ricos del mundo.

EL SEGUNDO DUEÑO, EL HOMBRE MÁS RICO

Parece que pagó US$ 2,300 dólares por la empresa, pero no queda muy claro cómo adquirió los derechos de Coca-Cola. El abogado Price Gilbert que trabajó para Asa Candler le dijo a un amigo: “Si yo contara lo que sé de los comienzos de Coca-Cola, mi relato sería muy comprometedor”. De cualquier manera, ya para 1889 Asa Candler era el único propietario de la empresa Coca-Cola. Su ambición fue terrible. A la viuda del inventor de la Coca-Cola, Cliff Pemberton, le negó incluso una pensión de US$50 dólares mensuales, cuando en ese año Candler anotaba que “La demanda de productos ha superado nuestra capacidad de oferta (…) Las ventas alcanzan un promedio diario de 7,580 litros, de los cuales Atlanta cubre cerca de 3,790.” Para entonces había invertido US$22,500 dólares en ingredientes y las ganancias eran aún más cuantiosas. A finales de ese año definió así la situación de la Compañía: “pocas organizaciones podrán mostrar una situación financiera más satisfactoria” dijo, señalando que las ventas habían superado 1.061.200 litros de jarabe al año. “Esto significa que hemos vendido 36 millones de medidas Coca-Cola. Contamos con USD$200 mil dólares en efectivo y poseemos bienes raíces por valor de USD$50 mil dólares. Y todo esto a pesar de haber invertido USD$48 mil dólares en publicidad, y USD$38 mil en bonificaciones y USD$11 mil dólares en impuestos forzosos a raíz de la guerra. Esperamos recuperar esos injustificados gravámenes y recurriremos al tribunal para lograrlo”.

>>Seguir leyendo el artículo<<

Imagen: Nieves Capote/Otros Mundos

Más información:

Segunda parte: COCA02.pdf

Tercera parte: COCA03.pdf

Cuarta parte: COCA04.pdf

Quinta parte: COCA05.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>