Embajada canadiense respalda represión a mineros y ejidatarios mexicanos

Nota de Marcela Turati y Alejandra Guillén, Revista Proceso.

Documentos confidenciales de la embajada canadiense en México muestran el apoyo que le brindó a la empresa minera Excellon Corporation para acabar con la protesta de mineros y ejidatarios de La Sierrita, Durango que demandaban el saneamiento de las aguas contaminadas y el cumplimiento de derechos laborales.

En Español, descargar INFORME COMPLETO

[fragmento]
 
No es ningún secreto que los servicios de la diplomacia canadiense respaldan los intereses de empresas del mismo origen a nivel internacional. De hecho, se considera éste un aspecto normal de las actividades consulares. También se entiende que este tipo de esfuerzos se basan en el marco de principios y estándares de comportamiento que un país ha acordado aceptar y promover a nivel internacional, ya sea en materia de corrupción, militarización, protección ambiental, trabajo o derechos humanos e indígenas. Sin embargo, existen pruebas contundentes en el comportamiento de representantes del Gobierno Canadiense en México que estas suposiciones no son válidas en los casos donde se ve involucrada una empresa minera canadiense. 
 
Mediante una solicitud de acceso a la información, se han procurado documentos del Ministerio de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá (MAECD) que implican de forma directa a la Embajada de Canadá en México al intentar de Excellon Resources de Toronto evadir su responsabilidad por violaciones al contrato pactado con el ejido en cuyas tierras opera la mina La Platosa en el estado de Durango. Esto incluye la tolerancia y el apoyo de la Embajada en la violenta represión estatal de una protesta pacífica en el ejido La Sierrita a mediados del 2012. 
 
El entender el comportamiento de la Embajada Canadiense en México es un importante indicador de la manera en que las misiones canadienses operan en el extranjero, puesto que México es el principal destino de las inversiones canadienses de minería al exterior de Canadá y que las empresas canadienses conforman alrededor del 70% de las empresas mineras extranjeras que operan en el país. La frma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá en 1994 y, con esto, las reformas constitucionales que posibilitan la renta de tierras comunales, abrieron las puertas del sector minero mexicano a la inversión extranjera. El conficto entre el ejido La Sierrita y Excellon Resources es uno de los muchos ejemplos de conflictos con empresas mineras canadienses en México y en toda la región. 
 
Los resultados que arroja nuestro análisis en este informe incrementan nuestra preocupación de que las misiones canadienses promueven y protegen los intereses de las empresas mineras canadienses a costa de los derechos individuales y colectivos de las comunidades afectadas. En este caso, los mecanismos de rendición de cuentas de parte del Estado canadiense sobre los abusos que ocurren también brillan por su ausencia. Sin embargo, lo que resulta aún más preocupante es el hecho que la Embajada no exige incluso la protección más elemental a los derechos humanos para la comunidad afectada, sabiendo que se recurrirá a la represión estatal a favor de la empresa minera canadiense en el contexto mexicano donde las fuerzas policíacas y castrenses se ven implicadas en excesivos niveles de violencia incluyendo desapariciones forzadas, tortura, y asesinatos.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>