Mientras la ONU Declara el Año Internacional de los Bosques, los Grupos Exigen Soluciones a las Raíces Causantes de la Deforestación

Mientras la ONU Declara el Año Internacional de los Bosques, los Grupos Exigen Soluciones a las Raíces Causantes de la Deforestación

Se Insiste en que los Derechos de los Indígenas y de Quienes Habitan en el Bosque deben Permanecer en el Centro de la Protección de los Bosques

bosquesNueva York, Febrero de 2011-Hoy, durante el lanzamiento del segmento de Alto Nivel del Foro sobre Bosques de las Naciones Unidas, el Sr. Sha Zhukan, Secretario General Adjunto de la ONU para Asuntos Económicos y Sociales, declarará el 2011 como ” el Año Internacional de los Bosques”. Los grupos de sociedad civil que promueven la protección de los bosques, los derechos indígenas y la justicia climática, están lanzando un programa denominado “El Futuro de los Bosques” para asegurar que las estrategias de protección de bosques aborden las verdaderas causas de su reducción globalmente, y que no estén orientadas hacia mercados o rentabilidad.

 Críticos que hacen parte del Proyecto de Justicia Ecológica Global, la Coalición Mundial por los Bosques (GFC por sus siglas en Inglés), la Alianza Dogwood, la Coalición Timberwatch, BioFuelWatch, y la Red Ambiental Indígena, establecen que el régimen principal de bosques de la ONU: REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques), ha avanzado en medio de la controversia en la reciente Cumbre de Cambio Climático de la ONU celebrada en Cancún y que además, no protegerá los bosques o detendrá la deforestación.

 “Es irónico que la ONU esté declarando al 2011 como el Año Internacional de los Bosques si se tiene en cuenta que los bosques nunca antes habían sido destruidos y degradados tan rápidamente como hoy en día” aseguró Blessing Karumbidza, investigadora de la Coalición Timberwatch en Suráfrica. “Las promesas de la ONU de garantías sociales y ambientales bajo el régimen de REDD, resultan vacías al considerar el continuo incremento en las tasas de pérdida de bosques desde la introducción de esquemas de certificación que han favorecido a la industria forestal. Estos esquemas no hacen nada para prevenir el consumo excesivo de productos de madera y por el contrario, inducen la pérdida de bosques y no abordan los problemas sociales y ecológicos inherentes a las plantaciones de monocultivos de madera”.

 “El sur de los Estados Unidos ha dirigido el camino en cuanto a destrucción y degradación de bosques así como la exportación de estas prácticas atroces a nivel global”, señaló Scot Quaranda, Director de Campañas de la Alianza Dogwood. “Estamos poniendo mayor atención a esta realidad desastrosa para ayudar a detener el impulso hacia la bioenergía basada en madera, la tala a gran escala, y la conversión subsecuente de bosques en plantaciones tanto en nuestra región como a nivel mundial”.

 “REDD no detendrá la deforestación por un par de simples razones”, indicó Anne Petermann, Directora Ejecutiva del Proyecto Global de Justicia Ecológica y Punto Focal de Norte América para la GFC. “Primero, se basa en definición de bosques no-científica que incluye plantaciones de monocultivos de árboles e inclusive árboles modificados genéticamente. Segundo, REDD no aborda las causas subyacentes de la deforestación, de manera que la tala se puede reducir en áreas protegidas pero luego es dirigida hacia áreas de bosques no protegidas. Tercero, los esquemas REDD permiten que las industrias en el Norte continúen contaminando, empeorando el caos climático y destruyendo bosques a cambio. Un problema adicional es que REDD no hace nada para reducir los impactos por desechos tóxicos que ocurren en comunidades que habitan cerca de estas industrias”, Anne concluye.

 Los habitantes del bosque, especialmente los pueblos indígenas, insisten en que se establezcan estrategias reales para proteger los bosques. Estas estrategias deben ser consistentes con la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU; adherirse a los derechos de consentimiento libre, previo e informado, y asegurar que los habitantes del bosque permanezcan a cargo de sus territorios.

 forest“Poner los bosques al cuidado de las personas que de ellos dependen, es la mejor manera de protegerlos. Esto incluye demarcar y titular colectivamente los territorios de los Pueblos Indígenas en donde se encuentran la mayoría de los bosques” indicó Tom Goldtooth, Director Ejecutivo de la Red Ambiental Indígena. ” Los gobiernos y las corporaciones que se lucran del saqueo a estos territorios, jamás protegerán los bosques”.

 Según la Dra. Rachel Smolker de BiofuelWatch, “La amenaza emergente más grande de los bosques es la bioenergía basada en la madera. Los modelos científicos predicen que si la demanda por energía basada en madera continúa incrementándose y no hay disminución, para el 2060 todos los bosques y las praderas se convertirán en plantaciones para bioenergía”.

 Durante la reciente Conferencia de la ONU de Cambio Climático en Cancún, México, la GFC publicó un informe denominado “Llegando a las Raíces” para analizar las causas subyacentes de la deforestación. El reporte concluye que “las políticas económicas neoliberales son las causas principales ya que se encuentran en la raíz de muchos otros factores que conducen a la deforestación.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>