UNIÓN EUROPEA CÓMPLICE DE VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS EN AMÉRICA LATINA

TPPAVISO A LA PRENSA
Amigos de la Tierra Internacional

18 de mayo de 2010

UNIÓN EUROPEA CÓMPLICE DE VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS EN AMÉRICA LATINA

Amigos de la Tierra acoge con beneplácito fallo de Tribunal Permanente de los Pueblos

MADRID 18 de mayo de 2010 – Amigos de la Tierra Internacional acoge con beneplácito el fallo del Tribunal Permanente de los Pueblos, que condena a la Unión Europea y a las Instituciones Financieras por apoyar las actividades criminales de las empresas trasnacionales europeas en América Latina.

El fallo fue emitido en la víspera de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe.

Tras dos días de oír testimonios de organizaciones de la sociedad civil y comunidades indígenas directamente afectadas por las actividades de las empresas trasnacionales europeas en América Latina, un panel internacional de jueces exhortó a la UE a establecer un marco legal que permita responsabilizar a las empresas de crímenes en América Latina, y le otorga a las víctimas acceso a la justicia. Además le pide a las Naciones Unidas que establezca un código de conducta obligatorio para las empresas trasnacionales y que extienda el mandato de la Corte Penal Internacional de personas físicas a personas jurídicas (empresas).

“Nos complace que el Tribunal cuestione el papel de la UE en la promoción de políticas que anteponen los intereses empresariales a los derechos de los pueblos. En lugar de discutir acuerdos de asociación que aseguran más ganancias para las empresas, los Jefes de Estado de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, deberían asegurar que las empresas no violen los derechos humanos fundamentales”, dijo Sebastián Valdomir, Coordinador Internacional del Programa de Justicia Económica de Amigos de la Tierra Internacional.

Amigos de la Tierra Internacional junto con aliados presentaron tres casos contra empresas europeas en la sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos:

* La empresa de energía española Unión Fenosa fue condenada por ser responsable de la persecución y asesinato de líderes comunitarios en Guatemala y Colombia, de violar los derechos laborales y de privar a los más pobres de los servicios esenciales al aumentar los precios, cortar la electricidad y por cortes de luz en Guatemala, México, Colombia y Nicaragua. El Tribunal además advierte sobre los impactos de un megaproyecto de minería de carbón planificado por Unión Fenosa y Gas Natural en Guatemala y recomienda su suspensión.

* La empresa forestal sueco-finlandesa Stora Enso fue condenada por ser responsable de destrucción ambiental en Brasil y Uruguay. El Tribunal además condenó los impactos sobre recursos vitales para el sustento de las comunidades cercanas a las plantaciones, como el agua.

* La empresa cementera suiza Holcim fue condenada por ser responsable de casos de secuestro y asesinato de líderes comunitarios en San Juan Sacatepequez (Guatemala), la criminalización de comunidades que se oponen a la explotación de sus recursos naturales, y de destrucción ambiental y contaminación en Guatemala, México y Colombia.

El Tribunal Permanente de los Pueblos también cuestionó el papel de las instituciones financieras y organismos de desarrollo que brindan fondos para actividades destructivas de las empresas trasnacionales y las exhorta a adoptar mecanismos que garanticen la protección de los derechos humanos.

“El Banco Europeo de Inversiones proclama apoyar el desarrollo sustentable, pero le da grandes sumas a proyectos destructivos como el monocultivo de eucaliptos de Stora Enso en Brasil y Uruguay. Stora Enso ahora es propietaria de más tierra en América Latina que en Europa, y es el mayor terrateniente en Uruguay”, dijo Christine Pohl de Amigos de la Tierra Europa.

“Las políticas económicas de la UE, sus bancos y organismos de desarrollo promueven el crecimiento y el desarrollo económico para combatir la pobreza, pero en realidad solamente han beneficiado a las élites ricas mientras que los pobres sufren las consecuencias desastrosas”, agregó Christine Pohl.

El Tribunal Permanente de los Pueblos también cuestionó el papel de las instituciones financieras y organismos de desarrollo que brindan fondos para actividades destructivas de las empresas trasnacionales y las exhorta a adoptar mecanismos que garanticen la protección de los derechos humanos.

“El Banco Europeo de Inversiones proclama apoyar el desarrollo sustentable, pero le da grandes sumas a proyectos destructivos como el monocultivo de eucaliptos de Stora Enso en Brasil y Uruguay. Stora Enso ahora es propietaria de más tierra en América Latina que en Europa, y es el mayor terrateniente en Uruguay”, dijo Christine Pohl de Amigos de la Tierra Europa (o Clarissa?). “Las políticas económicas de la UE, sus bancos y organismos de desarrollo promueven el crecimiento y el desarrollo económico para combatir la pobreza, pero en realidad solamente han beneficiado a las élites ricas mientras que los pobres sufren las consecuencias desastrosas”, agregó Christine Pohl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>