ADH denuncia al Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo

La Asamblea de los Pueblos de Huehuetenango en Defensa del Territorio y por la Autonomía y La Libre Determinación de los Pueblos – ADH- a la comunidad nacional e internacional INFORMAMOS:

Que en los años 1981, 1982, 1983, las comunidades del pueblo Achi que vivían en las orillas del Rio Chixoy fueron masacradas y 444 personas entre adultos, jóvenes y niños, mujeres y hombres fueron ejecutados por el ejercito de Guatemala. Con la justificación de la existencia de un conflicto armado interno, llevaron a cabo la estrategia de limpiar la zona para implantar la construcción del proyecto hidroeléctrico Chixoy.

El Instituto Nacional de Electrificación-INDE- es el responsable de la ejecución de este proyecto habiendo recibido créditos del Banco Mundial y del Banco Interamericano del Desarrollo por un monto de casi un mil millón de dólares. En el año 2012 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado de Guatemala por las masacres de Rio Negro y exigían el resarcimiento a los familiares de las victimas por los daños ocasionados en expropiación de tierras, cultivos, animales, identidad y cultura.

Después de 32 años de lucha de las comunidades, el Congreso y el Presidente de los Estados Unidos, el 17 de enero del 2014, se pronunció y exigió al Estado Guatemalteco y a Otto Pérez Molina que debe de pagar 1,200 millones de quetzales en daños a las victimas. La respuesta del “Señor Presidente” no se hizo esperar: “Darles a estas comunidades 1.2 millardos, es como decir que vamos a privilegiar a estas comunidades y las otras se van a quedar por un lado.” “Señor Presidente”, esta es una deuda histórica del Estado Guatemalteco a las victimas de las masacres y al mundo civilizado. Las comunidades del Río Negro continúan viviendo en extrema pobreza en condiciones infrahumanas. Su respuesta, “Señor Presidente”, es irresponsable y aberrante.

Hoy, 7 de febrero de 2014, como Asamblea de Pueblos de Huehuetenango – ADH – y como pueblo de Santa Cruz Barillas, exigimos al gobierno militar de Otto Pérez Molina una respuesta responsable y a tiempo para resolver de una vez por todas el conflicto Barillense. Se están repitiendo los mismos métodos después de 31 años y ya es tiempo de terminar el conflicto generado por la empresa Española, Hidralia-Hidro Santa Cruz que en su intención de implantar dos proyectos hidroeléctricas en el Rio Q’am’balam, lleva cinco años de estar persiguiendo, intimidando, cooptando a lideres y lideresas comunitarias. Ya hay asesinados, encarcelados, hay miedo y terror. “Señor Presidente” es necesario parar a estas empresas.

La triste y aterradora historia de Chixoy se vincula a la actual persecución en Barillas a través de las instituciones financieras internacionales. El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo son las financistas de Hidro Santa Cruz a través de la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura (CIFI) quien en el año 2010, financió la represa Canbalam. La CIFI recibió una inversión de US$80 millones en 2008, por parte de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Grupo del Banco Mundial, y otra inversión de US$10 millones en 2001 por parte de la Corporación Interamericana de Inversión del Banco Interamericano de Desarrollo. Consideramos que estas inversiones también son responsable de violaciones de derechos fundamentales y los daños provocados a las comunidades Barillenses.

Señor Otto Pérez Molina, quiere seguir protegiendo a las empresas con conductas delincuenciales? Que gana usted y su gobierno? Seguirá reprimiendo a las comunidades Q’anjob’ales y Mestizas de Santa Cruz Barillas, o cuales son los planes para esta región tan abandonada por el Estado Guatemalteco?

Por todo la anterior, como ADH exigimos:

A: Que cese la persecución, la represión y la criminalización contra lideres y lideresas comunitarias.
B: Que se expulse del país a la empresa Española Hidralia-Hidro Santa Cruz por todo lo que ha hecho y actuado en contra de las comunidades en Barillas.
C: Que se paguen todos los daños a las victimas: materiales, físicos, psicológicas, identitarias y culturales por parte de Hidralia-Hidro Santa Cruz.

Hacemos un llamado a:

-Organismos internacionales y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, para que visiten e investiguen los daños ocasionados por la empresa Hidralia-Hidro Santa Cruz y que se pronuncie.

-Los gobiernos de Europa, EEUU, Canadá y América Latina para que investiguen y se pronuncian en contra del mal uso que le dan a los fondos del Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo.

-Las organizaciones solidarias internacionales para que denuncien estos hechos y que estén vigilantes, para ver como evoluciona este gobierno militar de Otto Pérez Molina y para que cumpla con su deber y que cese con la persecución, represión, y criminalización.

-Las organizaciones nacionales hermanas y cercanas para que cerremos filas en la solidaridad y unidad de los Pueblos.

Exigimos la libertad de nuestros presos políticos.

Los Barillenses no son responsables de la violencia, son objeto de un plan tenebroso de represión y criminalización.

Todos y Todas Somos Barillas
La Vida y el Territorio no Tienen Dueño

Asamblea de los Pueblos de Huehuetenango -ADH- 7 de febrero de 2014

Fuente: Nisgua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>