Declaración del Foro “Chiapas ante la crisis climática y alimentaria”

Declaración del Foro “Chiapas ante la crisis climática y alimentaria”

Reunidos en el marco del 2o. Congreso Internacional “Pobreza, migración y desarrollo” en la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), académicos, representantes de organizaciones indígenas, campesinas, pescadoras y sociales, discutimos las causas y consecuencias de la crisis climática y alimentaria mundial a partir de los siguientes puntos:
1.El discurso oficial de las Cumbres Internacionales sobre el Cambio Climático se basa en el pensamiento único y simplificador sin pretender cambiar el sistema neoliberal, por lo que se atacan las consecuencias de la crisis, no las causas estructurales, se pretende corregir o amortiguar algunos defectos sin pretender cambiar el sistema económico y social que los ha generado. Un ejemplo muy claro son las falsas soluciones al calentamiento global denominadas Mecanismos de Desarrollo Limpio, como el Pago por Servicios Ambientales, el mercado de carbono, la ingeniería genética, las presas hidroeléctricas, agrocombustibles, geoingeniería y otros, pretendiendo que el dinero resolverá los problemas. En sentido contrario, en la Cumbre Climática de los pueblos, reunida en Bolivia en abril de 2010, se exige el reconocimiento de derechos de la Madre Tierra, no del mercado.
2. La raíz de los problemas está en la pérdida de la soberanía de los pueblos, la erosión cultural y el deterioro de los recursos naturales por la globalización y el predominio de las empresas transnacionales. En este sentido, la recuperación de la soberanía de los pueblos inicia con la procuración de la soberanía alimentaria y energética, con el reconocimiento  de la autonomía de los pueblos indígenas a decidir sus sistemas agrícolas en los territorios ancestrales y con semillas nativas.
3. La soberanía de los pueblos y el reconocimiento  de los derechos de la Madre Tierra están estrechamente relacionados. Un pueblo sin territorio, o un territorio sin sus ecosistemas originarios, es pobre. En este sentido, los megaproyectos de presas hidroeléctricas, minería y corredores agroindustriales con plantaciones de agrocombustibles tendrán que ser evitados por ser obras que emiten Gases de Efecto Invernadero, destruyen las dinámicas de las cuencas y montañas y reducen la capacidad de los pueblos de su soberanía alimentaria. Las plantaciones de monocultivos no sustituyen los ecosistemas originarios, bosques, desiertos o manglares.
(…)
7. Nos comprometemos articularnos en una red de la sociedad civil para incidir en las políticas públicas, vigilar la asignación presupuestal para proyectos y obras que reduzcan los riesgos ante desastres, el deterioro ambiental y procuren la soberanía alimentaria, energética y climática, con base en el pleno respeto a los Derechos de la Madre Tierra.
LEER COMPLETA: declaracion_foro_crisis_chiapas.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>