[Informe] “Yo sólo quería que amaneciera»

En el marco de acciones por las 5 años de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotziapa compartimos el siguiente informe “Yo sólo quería que amaneciera, impactos psicosociales del caso Ayotzinapa”

Prólogo

El diagnóstico psicosocial y en salud que recoge este informe, es parte de un proceso de acompañamiento a los familiares y víctimas del caso Ayotzinapa. Su objetivo es documentar su experiencia, y convertir ese dolor y sufrimiento en algo útil para escuchar y cambiar.

La idea del diagnóstico nació del trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos e invitado por México de acuerdo con los representantes de las víctimas para coadyuvar en la investigación, la búsqueda y la atención a las víctimas del caso. El GIEI empezó a documentar la experiencia de los familiares, heridos y sobrevivientes, como una muestra de lo que se necesita hacer frente al drama de la desaparición forzada. Durante su trabajo, llevó a cabo acercamientos entre los familiares y el Estado y ayudó a tejer las primeras iniciativas de atención. También incluyó en su segundo informe la propuesta de que se hiciera un diagnóstico que ayudara a seguir dando pasos en esa dirección, y estableció algunos criterios como la adecuación al proceso de los familiares, su participación, el trabajo con profesionales de confianza y el apego a los estándares internacionales en la atención a sus derechos, con sus diferentes urgencias y necesidades.

El equipo que cuidadosamente lo ha realizado tuvo la ardua tarea de entrevistar, escuchar, tratar de entender, analizar y narrar algo para lo que no es fácil encontrar palabras. El trauma es inenarrable porque no entra en las categorías con las que contamos. Y la desaparición forzada es el trauma más duro porque además de la tragedia de la pérdida conlleva una dramática incertidumbre, un dolor permanente. Este diagnóstico acompaña y traduce, y sobre todo permite escuchar las voces de las víctimas, sobrevivientes y familiares. El compromiso acordado fue que las propuestas del diagnóstico serían la guía de las políticas del Estado en relación a los familiares y víctimas del caso. Esa es ahora la tarea.

El trabajo psicosocial es un método de trabajo al lado de la gente, con la convicción de que, en los casos de violaciones de derechos humanos, las víctimas y sobrevivientes son el elemento central de cualquier estrategia de transformación. Sin embargo, la historia reciente de muchos de estos casos en México está escrita en la crónica roja que convierte a los muertos y desaparecidos en estadísticas de un abstracto problema de seguridad, que se refiere a cárteles, policías, gobiernos o la militarización, pero que no habla del sufrimiento ni de sus rostros. Los heridos, sobrevivientes y familiares del caso Ayotzinapa son parte de una persistencia que hace visible, junto con otros muchos familiares, esa profunda herida.

En los casos de desaparición forzada, donde la niebla de silencio cubre los hechos y se trata de desviar la atención y ocultar las responsabilidades, la atención psicosocial empieza por el acompañamiento hacia lo que los familiares de desaparecidos más quieren y necesitan: saber la verdad y el destino de sus padres, hijos y hermanos. Asimismo, es necesario brindar apoyo a muchas de las necesidades invisibles que acompañan esa lucha por la verdad y contra la impunidad. El impacto en las familias, la atención psicosocial, los problemas de salud, son parte de los elementos que hay que considerar para el fortalecimiento personal y colectivo. Lo que en estas páginas se encuentra es un tesoro escondido en el que, a pesar del dolor de la ausencia y del desprecio sufridos, laten las ganas de saber y de vivir. El impacto de las violaciones a los derechos humanos, de las amenazas, las heridas, las pérdidas, la desaparición forzada, no puede esconderse debajo de la alfombra, ni se puede dejar de lado. Hay que mirarlo a los ojos.

Este es un trabajo de memoria viva. Hay un antes y un después de los hechos traumáticos para las víctimas y familiares. También lo hay para México. Como señala Hannah Arendt: “Hay tiempos históricos, raros periodos intermedios, en los que el tiempo está determinado tanto por cosas que ya no son como por cosas que todavía no son”. En la historia estos intervalos han demostrado, en más de una ocasión, que pueden contener el momento de la verdad. El intervalo entre el pasado y el futuro no es un contínuum sino un punto de fractura en el que luchamos para hacernos un lugar propio.

El Informe de impactos psicosociales da cuenta de esa fractura. Escucharla es parte de lo que se necesita para generar acciones de atención con respeto y dignidad. En estas páginas se dibujan y proponen algunos de esos caminos que, desde la experiencia de las víctimas y familiares, pasan por la atención psicosocial, la salud, la verdad y la justicia. Esta es una experiencia inédita en México, un ejemplo también para otros casos, para aprender y fortalecer una respuesta adecuada desde las instituciones. Este diagnóstico incluye algunos de esos caminos para hacerlo posible y está tejido de una convicción que es necesario escuchar: ninguna herida se cura sin el bálsamo del reconocimiento.

Dr. Carlos Martín Beristain

Introducción

El 26 y 27 de septiembre de 2014, en la ciudad de Iguala, Guerrero, fueron perpetrados una serie de ataques en contra de estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, jóvenes integrantes del equipo de fútbol Los Avispones y población civil que se encontraba en el lugar de los hechos o que acudieron para ayudar a los normalistas. Los ataques generaron indignación en la sociedad mexicana, que se movilizó sobre todo en apoyo a los familiares de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en los ataques. Estos hechos también tuvieron repercusiones a nivel internacional; se organizaron eventos de solidaridad en diferentes países y organismos internacionales de derechos humanos se pronunciaron por el esclarecimiento de los sucesos, la búsqueda de los normalistas desaparecidos y la sanción a los responsables.

El 3 de octubre de 2014 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (cidh) emitió la Medida Cautelar No. 409/141. En seguimiento a las medidas cautelares, y a petición de los beneficiarios, el Estado mexicano solicitó asistencia técnica internacional en la investigación del paradero de los estudiantes normalistas desaparecidos. En noviembre de 2014 se firmó el acuerdo para la asistencia técnica entre la cidh, el Estado mexicano y representantes de víctimas. Este acuerdo establece la creación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (giei)2, y su mandato: elaboración de planes de búsqueda en vida de las personas desaparecidas; análisis técnico de las líneas de investigación para determinar responsabilidades penales; y análisis técnico del Plan de Atención Integral a las Víctimas de los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014. El giei inició su mandato el 2 de marzo de 2015 por un periodo de seis meses, que fue prorrogado por seis meses más. El 30 de abril de 2016 culminó ese periodo. Durante su gestión, el giei emitió dos informes sobre el caso Ayotzinapa.

El giei permitió ampliar y profundizar las líneas de investigación, y el Estado creó la Oficina de Investigación para el caso Ayotzinapa, encargada de continuar la búsqueda de los estudiantes desaparecidos y la investigación de los hechos. En julio de 2016 se firmó un acuerdo para crear un Mecanismo de Seguimiento a las medidas cautelares emitidas por la cidh para el caso Ayotzinapa y de acuerdo a las recomendaciones del giei.

>>Descargar informe en pdf<<

Repensar los derechos humanos y la hondureñización de América Latina

Documento de análisis redactado por Juan Almendares Bonilla*

>> DESCARGAR EL ANÁLISIS COMPLETO EN PDF <<

Resumen: Honduras es considerado uno de los países más violentos del mundo con una tasa de impunidad del 90%. Se plantea la necesidad de reconceptualizar los derechos humanos en un país militarmente ocupado por Estados Unidos de América y con una democracia ficticia y donde el respeto a los derechos económicos-sociales es mínimo comparado con los derechos humanos formales de carácter individual, civil y político.

Es un estado Policial Militar y un país «experimento» en golpes de estado, procesos de electorales fraudulentos, Estado de excepción y alta corrupción. En consecuencia, se hace necesario repensar los derechos humanos y prevenir que esta experiencia violenta en Honduras se transplante a todo el continente, lo que hemos llamado: La hondureñización de América Latina.

Propósito: El ensayo que se presenta a continuación tiene como finalidad, desarrollar un replanteamiento teórico y crítico de los derechos humanos (DH) a partir de la génesis de la violencia estructural e histórica que vulnera la totalidad de las relaciones de los seres vivos entre sí, las relaciones materiales, metabólicas, espirituales y culturales entre la sociedad y la naturaleza sobre la producción y la reproducción de la totalidad dialéctica de la vida y de las relaciones sociales que tienen lugar en la formación social concreta de un país mesoamericano como Honduras, cuya realidad social está inserta y articulada a la mundialización del capital.

Lo que ha ocurrido en este país es una serie de ensayos experimentales de la explotación, perversidad política, fábrica de corruptos, tortura y tratos crueles y degradantes; cuyos métodos y prácticas pueden ser reproducidos en otros Estados, particularmente en América Latina.

Introducción: Pensar mediante conceptos y categorías, establecer sus relaciones entre sí en forma dialéctica e histórica a través de la praxis social, es pensar en forma reflexiva y crítica sobre la teoría y práctica de los derechos humanos (DH). Si se parte de lo histórico-real de la emancipación social del sujeto humano donde lo social en su práctica histórica, material, espiritual, política y cultural; es la forma y contenido de la expresión real de los conceptos y categorías como instrumentos que nos permiten comprender la realidad objetiva y subjetiva que enfrentamos para conocerla, interpretarla y transformarla.

Los conceptos referentes a los derechos humanos (DH) deben ser históricos, basados en la vida real y sus necesidades materiales, que se expresan por medio de la economía política de producción, la reproducción social y por medio de las relaciones sociedad-naturaleza (destrucción ambiental, cambio climático global) en el marco de la unidad dialéctica de la totalidad histórica planetaria.

La concepción reduccionista de los derechos humanos (DH) a lo jurídico, al Estado o a la sociedad civil sin considerar las categorías como: la explotación humana, la tasa de ganancia o plusvalía, el conflicto de clase, el patriarcado, la violencia de género, el sexismo, el racismo, la discriminación, la exclusión social (migraciones), la dependencia y las relaciones imperialistas entre los Estados; agravan la situación de los derechos humanos de los individuos, grupos sociales y comunidades.

Sin desconocer los aspectos positivos que tienen algunos conceptos y categorías que tiene la Declaración Universal de los derechos humanos (DH) de La ONU 1948, nuestro punto de partida serán las violaciones a los derechos económicos, sociales, territorios y procesos de conquista, colonización y neocolonización y coloniaje de Honduras.

>> DESCARGAR EL ANÁLISIS COMPLETO EN PDF <<

*Miembro del Movimiento Madre Tierra Honduras/Amigos de la Tierra Honduras y del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo (M4) y presidente del Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación para las Víctimas de las Torturas y sus Familiares en Honduras.

Más información:

VIDEO: Pronunciamiento de Juan Almendares contra el servicio militar obligatorio en Honduras

Juan Almendares Bonilla: Cartas a la Salud, Ecología y Derechos Humanos

El Escaramujo 84: LAS RAZONES DEL ÉXODO HONDUREÑO

Éxodo centroamericano: Actualización sobre los hechos ocurridos el día 22 de octubre

Comunicado de organizaciones de la sociedad civil – Tapachula, Chiapas, México, a 22 de octubre de 2018

Durante la observación realizada el día de hoy por las organizaciones trabajando en frontera sur, reiteramos nuestro compromiso de continuar monitoreando las acciones implementadas por el Estado mexicano para responder a la emergencia humanitaria derivada por las crisis en Centroamérica, en particular en Honduras.

Han pasado tres días y al menos 200 personas incluidas niñas, niños y adolescentes, permanecen a la espera en el Puente de Guatemala México sin condiciones dignas, a la intemperie y sin ayuda humanitaria gubernamental, con las afectaciones físicas y emocionales que esta situación conlleva.

La asistencia humanitaria sigue estando condicionada a la detención migratoria en la Feria Mesoamericana. Sigue sin haber transparencia, negándose la información sobre las personas detenidas, lo que propicia la separación de las familias, dificulta una respuesta integral y coordinada desde distintas instituciones y contribuye a la incertidumbre, afectando el estado general de las personas. Las condiciones de detención migratoria en ningún caso son aceptables para niños, niñas y adolescentes.

Después de dar una conferencia de prensa en Tapachula, las personas que forman parte del éxodo partieron rumbo a Huixtla, Chiapas. En el camino, se hacen evidentes las consecuencias de lo sucedido en días previos en el desgaste de las personas; de manera visible se observa que niños y niñas presentan cuadros de salud como conjuntivitis, golpes de calor, deshidratación, diarrea, tos, fiebre y cada vez son más frecuentes los signos de agotamiento en la población adulta.

Como efecto del hostigamiento y la tensión de las que han sido sujetas en la última semana, se constata el estado de alerta y de desconfianza, por ejemplo, ante la posibilidad de descansar en un recinto amplio pero cerrado, las personas decidieron dormir en otros espacios ante el temor de ser cercadas y detenidas.

Una vez más, la población ha dado grandes muestras de solidaridad, a pesar de los crecientes discursos de criminalización y xenofobia.

Parte de la emergencia se mueve con el éxodo y paralelamente en el Puente Guatemala-México y en Tapachula persisten las situaciones de riesgo en el incumplimiento de garantías de protección a la vida e integridad de las personas que están entrando al país o que son detenidas por su situación migratoria, así como el riesgo de que sufran daños irreparables, incluyendo graves violaciones a derechos humanos.

Hoy atestiguamos con mucho dolor lo que ayer advertimos; un joven de 22 años cayó de un vehículo en movimiento y perdió la vida buscando salvarla. Retomamos lo dicho en la rueda de prensa: «sabemos que México es un cementerio, por eso estamos viajando juntos».

Firmamos:

Iniciativas para el Desarrollo Humano, Una Mano Amiga en la Lucha Contra el SIDA, AC, American Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Otros Mundos A.C., Médicos del Mundo Suiza, Médicos del Mundo Francia y España y Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova AC.

Más información:

Éxodo centroamericano: Actualización sobre los hechos ocurridos el día 21 de octubre

Foto: Marie-Pia Rieublanc

Éxodo centroamericano: Actualización sobre los hechos ocurridos el día 21 de octubre

Comunicado de organizaciones de la sociedad civil – Tapachula, Chiapas a 21 de Octubre de 2018

Las organizaciones que estamos trabajando en frontera sur, queremos señalar que lo que está ocurriendo en este momento y de lo cual somos testigos, no tiene precedente alguno. Si bien el paso de personas migrantes es un hecho que viene ocurriendo desde hace muchos años, lo cierto es que, desde los años 80, no habíamos tenido noticia de un evento de esta magnitud en el cual miles de personas están buscando, de manera desesperada, ingresar a México con la finalidad de buscar protección. La diferencia sustancial entre lo ocurrido con las personas refugiadas guatemaltecas en la frontera con Campeche y esto que ocurre hoy en Tapachula, radica en que hasta el momento ningún país centroamericano se encuentra en «conflicto armado».

Reiteramos que el origen de la Caravana responde a un contexto de violencia y pobreza generalizada en donde las condiciones mínimas de vida digna y respeto a los derechos humanos no han sido garantizadas, lo que obliga a miles de personas a desplazamientos forzados, como los que estamos presenciando.

Desde el día que nos enteramos de éste éxodo, nos encontramos monitoreando las acciones implementadas por el Estado mexicano para responder a la emergencia humanitaria derivada de la migración forzada a la que se han visto obligadas cientos de persona hondureñas y de otros países de la región. Hemos observado y documentado diversas violaciones a derechos humanos, cometidas por parte de autoridades mexicanas en contra de las personas que han estado arribando a México con necesidad de protección internacional.

Personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y de policías federal, estatal y municipal, contrario a la información oficial que ha circulado, han obstaculizado el acceso a territorio mexicano bajo diversos medios y gestionando únicamente el ingreso bajo la condición de someterse a una detención migratoria.

Por otra parte, no existe coordinación de los distintos órdenes de gobierno a través de diferentes autoridades de acuerdo a sus funciones para dar una respuesta integral y regional a la situación; sino que observamos por parte de las autoridades mexicanas la reacción de confrontación contra las personas.

Hoy al momento en que las personas se movilizaron de Ciudad Hidalgo a Tapachula, en el Puente de Guatemala- México, se mantuvieron otros cientos de personas, esperando a que les dejen entrar desde el pasado 19 de Octubre, sin asistencia humanitaria, a la intemperie, sin acceso a las condiciones mínimas de subsistencia, con la incertidumbre del tiempo que tendrán que esperar para la atención de las autoridades, ante la reducción de la respuesta por parte de INM y sin otras alternativas de recepción en Ciudad Hidalgo por el cierre del Albergue Temporal.

Durante el avance de este éxodo, la respuesta del Estado sigue siendo de un enfoque militarista al mando de la Policía Federal, que durante el recorrido hasta Tapachula, de manera sistemática y permanente, ha tenido el objetivo de bloquear el paso e incluso en varios momentos la clara amenaza de reprimir a las personas, intimidando con el sobrevuelo a baja altura de un helicóptero de la Policía Federal; causando confusión y terror entre las personas.

Esta respuesta tiene graves afectaciones en las personas, que también sufren el impacto provocado por las condiciones en la que realizan el recorrido sin ninguna asistencia humanitaria y atención a la salud. El cansancio, la debilidad y las condiciones climáticas extremas van rezagando grupos de mayor vulnerabilidad, como niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas de edad avanzada, personas que sufren alguna discapacidad o enfermedad.

Dentro de este contexto de inseguridad e incertidumbre se encuentran niños, niñas y adolescentes migrantes tanto acompañados como no acompañados. Hasta el momento no hay cifras que nos permitan determinar el número, pero constituyen en sí mismo un grupo de población particularmente vulnerable y con necesidades especiales de detección, atención y protección. Hasta el momento las autoridades federales no han emitido las medidas de protección a las que está obligado.

En contraste, a lo largo de todo el monitoreo observamos grandes muestras de solidaridad de la población, quienes acompañaron en diversas formas aportando y compartiendo lo que tenían a mano: agua, comida, carriolas, ropa, mochilas, bañando a bebés ante el extremo calor y con palabras de aliento.

Por su parte los albergues de la sociedad civil en Tapachula están rebasados, contando solo con recursos propios que son insuficientes para atender a las personas que acuden a ellos. Mientras la asistencia humanitaria gubernamental se está condicionando a la detención migratoria.

Por lo anterior, exigimos que el Estado mexicano brinde una respuesta apegada a los estándares internacionales en derechos humanos, derecho humanitario y derecho de asilo y refugio, siendo inaceptable que se condicione el respeto a los derechos en función de su situación migratoria.

Responsabilizamos al Estado mexicano:

1) Por el incumplimiento de garantías de protección a la vida e integridad de las personas que están entrando al país y el riesgo de que sufran daños irreparables, incluyendo graves violaciones a derechos humanos;

2) Por las detenciones arbitrarias que están sufriendo las personas en la Estación Migratoria Siglo XXI, así como en la extensión de la misma instalada en la Feria Mesoamericana de Tapachula.

3) Por la denegación de acceso al procedimiento de reconocimiento de refugio, el rechazo en frontera y las deportaciones masivas;

4) De acuerdo a los hechos constatados, por los tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos, corriendo el riesgo de que las personas sean víctimas de alguna forma de tortura;

5) Por la inobservancia del interés superior de la niñez, dado el sinnúmero de niñas, niños y adolescentes acompañados y no acompañados que son ignorados y tratados igual que los adultos.

Hacemos un llamado a generar una respuesta inmediata y coordinada desde instancias internacionales para asistir integral y regionalmente a las personas ante la situación actual y los distintos escenarios posibles.

Firman: American Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Médicos del Mundo Suiza, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova AC. y Otros Mundos Chiapas.

Con el acompañamiento de SweFOR México.

Fotos: El éxodo entre Ciudad Hidalgo y Tapachula (Foto: Isaac Guzmán/Tragameluz)

¡El 2 de octubre no se olvida!

Comunicado de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) – A 2 de octubre 2018

Han pasado 50 años en los cuales el gobierno mexicano mostró de la peor manera, todos sus temores hacia una juventud organizada. Organizada para plantear la reivindicación de la lucha política más importante de este país, esa que el estado mexicano denominó «Plan Subversivo de Proyección Internacional». Desde entonces, las y los mexicanos de este país No Olvidamos a esa entregada generación de estudiantes, víctimas de la Masacre en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, así como también reconocemos a todas y todos los sobrevivientes perseguidos por los Militares y los policías integrantes del Batallón Olimpia.

Esas y esos jóvenes marcaron historia y nos enseñaron la reivindicación que, año con año, se hace presente en la memoria del pueblo mexicano, para continuar luchando por encontrar los caminos que logren transformar nuestro país.

Como dijo Galeano… «La buena memoria permite aprender del pasado, porque el único sentido que tiene la recuperación del pasado, es que sirva para la transformación de la vida presente» (Eduardo Galeano, 1996).

No obviamos también, que la recuperación de la memoria histórica no ha sido del todo suficiente para concluir esta transformación política y social que acabe de una vez con la continuidad de gobiernos corruptos, violentos e insaciables como el que encabezó en el 68 Gustavo Díaz Ordaz o el actual con Enrique Peña Nieto. Las luchas siguen, se fortalecen y se incrementan, pero también se incrementa la violencia, la violación a los derechos humanos de los pueblos, los feminicidios y los miles asesinados y desaparecidos en los últimos años, que nos muestran lo rapaz de la impunidad.

Sin embargo, es imprescindible no dejar de continuar recuperando la memoria, porque nos da sentido y vuelve presentes a tantas y tantos a quienes se les ha arrebatado la vida: la masacre de Acteal, Aguas Blancas, El Charco, la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, El Bosque, así como un sinnúmero de mujeres, hombres y pueblos que han sido violentados por defender, con dignidad, la vida contra este sistema de muerte, son sólo una muestra que nos alienta a seguir adelante.

En esta fecha también reivindicamos y no olvidamos a las decenas de compañeras y compañeros periodistas asesinados por ayudarnos a no olvidar.

Rememoramos que nuestra memoria histórica ha transformado al pueblo mexicano… Seguimos, dignos y haciendo caminos llenos de resistencias frente a los megaproyectos mineros, las represas, el petróleo, contra el fracking o los monocultivos, entre otros proyectos extractivos que pretenden despojarnos de nuestros bienes naturales, para luego desplazarnos de nuestro territorio.

Para ello nos sirve evocar el dicho de un líder campesino: «Nos han robado todo, hasta el miedo».

No olvidemos que históricamente el pueblo mexicano ha logrado grandes victorias acompañado de la memoria histórica que nos multiplica, nos evoca, nos da dignidad, nos provoca y nos convoca a seguir buscando caminos que terminen con la impunidad y la falta de procuración de justicia.

Nos solidarizamos con «La Caminata del Silencio» que grita por las desaparecidas y desaparecidos, por los que han sido masacrados, por los que nos han regalado la memoria.

¡NO OLVIDAMOS!

Red Mexicana de Afectad@s por la Minería (REMA)

Fotos: La Izquierda Diario (más fotos aquí)

Más información:

«¡No queremos Olimpiada, queremos revolución!»

Miles marchan en los estados y exigen justicia por los masacrados del 68… hasta llegar a los 43

Nicaragua: alto a la criminalización y represión de las defensoras de derechos humanos

Pronunciamiento lanzado por la Iniciativa Mesoamerica de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) – Agosto 2018

>> Organizaciones y articulaciones locales, nacionales e internacionales pueden firmar el pronunciamiento en línea aquí <<

Las organizaciones firmantes expresamos nuestra preocupación ante la sistemática campaña de represión, hostigamiento, amenazas, ataques y criminalización por parte del Estado, actores parapoliciales y otros vinculados al gobierno, que están enfrentando en Nicaragua las mujeres defensoras y sus organizaciones en el marco de la crisis política y de derechos humanos desencadenada en el país desde el pasado 19 de abril.

Desde el inicio de la crisis, las mujeres defensoras y sus organizaciones han desarrollado un papel fundamental en los movimientos de resistencia pacífica en todo el país, jugando roles importantes de liderazgo en distintos niveles, contribuyendo también al monitoreo, verificación, denuncia y acompañamiento de las numerosas violaciones a derechos humanos en todo el país. Por este motivo se han convertido en blanco sistemático y reiterado de ataques de toda índole y gravedad, tal y como reflejan las veinte #AlertaDefensoras, individuales y colectivas, emitidas en los últimos tres meses y que afectan a más de cien defensoras.

Pese a la presión internacional, las recomendaciones y auditoría de instancias oficiales de Derechos Humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, lejos de detenerse, estos ataques se intensifican y se complejizan a través de iniciativas gubernamentales como las recientemente aprobadas «Ley de la Unidad de Análisis Financiero (UAF)» y «Ley Contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y a la proliferación de armas de destrucción masiva», claramente orientadas a fiscalizar y criminalizar la actividad de las organizaciones de derechos humanos y la protesta social.

Evidencia de ello es el reciente señalamiento vertido en redes sociales contra el Grupo Venancia, el Colectivo de Mujeres de Matagalpa y La Finca – Campamento de Vida Joven, organizaciones de Matagalpa de larga y reconocida trayectoria en la defensa de los derechos de las mujeres, donde se las acusa de apoyar a «terroristas» y se pide que «les hagan auditorías y las cierren por ser parte de los vándalos y los delincuentes».

Este tipo de señalamientos en redes sociales no son inocuos ya que muchas veces son el preámbulo de agresiones más graves, como por ejemplo, el levantamiento de cargos por terrorismo en contra de defensoras, sus organizaciones y/o movimientos, como lo hemos visto ya en otros casos. En relación a esto, en comunicado emitido el pasado 9 de agosto un grupo de expertos de la ONU (1) expresa su preocupación ante el hecho que «estos patrones de represión de la disidencia se estén expandiendo y sean indicativos de una política implementada por las autoridades para erradicar las condiciones estructurales que apoyan la existencia de voces opositoras y críticas».

Ante ello, las organizaciones firmantes señalamos al Estado nicaragüense como responsable de cualquier agresión, sea cual sea su índole o gravedad, que pueda producirse contra organizaciones y personas defensoras de derechos humanos en el país, y le exigimos:

  • En sintonía con el reciente comunicado conjunto de las Relatorías de la ONU, el cese inmediato de la «caza de brujas» contra las organizaciones y personas que defienden y ejercen los derechos humanos en Nicaragua, poniendo un alto a distintas formas de violencia y represión contra actores de movimientos autoconvocados.
  • La derogación de las anticonstitucionales «Ley de la Unidad de Análisis Financiero (UAF)» y «Ley Contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y a la proliferación de armas de destrucción masiva».
  • El cumplimiento de las Recomendaciones emitidas por la CIDH el 21 de mayo tras su visita al país.
  • Proporcionar todo el apoyo a la Misión en Nicaragua del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU y a la Misión de Seguimiento para Nicaragua de la CIDH (MESENI), para que puedan tener acceso a información relevante y diferentes instancias (como centros de detención), trasladarse en condiciones de seguridad, para que puedan cumplir a cabalidad con su papel crucial ante esta crisis.
  • La libertad inmediata y sin cargos de todas las defensoras víctimas de detención arbitraria y criminalización por ejercer su legítimo derecho a la protesta social y a defender derechos.
  • Apoyar el retorno a una mesa de diálogo verdadero, que contribuya a asegurar una salida pacífica y democrática a la crisis actual, en el que las voces de los diversos movimientos autoconvocados, incluyendo las mujeres, tengan una participación fundamental.

(1) Los Expertos: El Sr. Michel Forst, Relator Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos; el Sr. Clément Nyaletsossi Voulé, Relator Especial sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y de asociación; el Sr. David Kaye, Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión; la Sra. Agnès Callamard, Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; el Sr. Dainius Pūras, Relator Especial sobre el derecho a la salud física y mental; el Sr. Fabian Salvioli, Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición; la Sra. Ivana Radačić, Presidenta del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica; la Sra. Fionnuala Ní Aoláin; Relatora Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo; el Sr. Bernard Duhaime, Presidente-Relator del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias; la Sra. Koumbou Boly Barry, Relatora Especial sobre el derecho a la educación; el Sr. Seong-Phil Hong, Presidente-Relator del Grupo de Trabajo sobre la detención arbitraria.

Foto:Una estudiante se cubre con una bandera de Nicaragua mientras realizaba vigilancia en una barricada, ubicada en semáforos de la Rafaela Herrera. Carlos Herrera| Niú (más fotos aquí)

Información relacionada:

Nicaragua debe poner fin a la «caza de brujas» contra las voces disidentes

Nicaragua: Denunciamos despido de personal sanitario por haber atendido a manifestantes

Organizaciones urgimos a la Asamblea General de la OEA conocer situación de derechos humanos en Nicaragua

Disparar a matar: Estrategias de Represión de la protesta en Nicaragua

Mensaje-Video de La 72-Hogar Refugio para personas migrantes, desde Tenosique, Tabasco:

{YOUTUBE}o6pU6W8R86o{/YOUTUBE}

Mujica sobre Nicaragua: «Siento que algo que fue un sueño, se desvía»

{YOUTUBE}lctXrp_Ryhs{/YOUTUBE}

Organizaciones urgimos a la Asamblea General de la OEA conocer situación de derechos humanos en Nicaragua

Organizaciones urgimos a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos conocer situación de derechos humanos en Nicaragua – Pronunciamiento publicado el 4 de junio 2018, firmado por Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México

Washington D.C, 4 de junio del 2018.- Las organizaciones abajo firmantes presentamos nuestra extrema preocupación por la escalada de violencia, después de un poco más de un mes de manifestaciones que presionan para una salida pacífica y democrática a la crisis que enfrenta el país desde el pasado 18 de abril. Nos parece gravísimo que, en respuesta a las demandas populares y a las recomendaciones de distintos órganos internacionales, la respuesta sea un diálogo cruzado por la violencia y la muerte de manifestantes.

A raíz de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el órgano entregó sus recomendaciones preliminares, a partir de la información recabada por distintas fuentes, entre ellas, las demandas de la sociedad civil. Las organizaciones celebramos el trabajo realizado por la Comisión durante su visita y estimamos que ha sido un paso fundamental para visibilizar la grave situación política y social que enfrenta el país, así como acreditar las graves violaciones a los derechos humanos que venían siendo denunciadas por las víctimas y la sociedad civil nicaragüense.

Ante la noticia de que el gobierno aceptó la constitución de un mecanismo independiente de personas expertas, llamado Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), las organizaciones firmantes manifestamos nuestro deseo de que éste se instale cuanto antes y exigimos que el Estado nicaragüense brinde todas las garantías necesarias para que cumpla con su función de investigar debidamente los distintos hechos de violencia suscitados de la represión.

El contexto actual en Nicaragua es desolador. En su informe preliminar, la CIDH señaló haber recibido información documental y testimonial que demuestra el uso excesivo de la fuerza por parte de cuerpos de seguridad del Estado, así como la existencia de grupos armados afines al gobierno. Hasta la fecha, se han contabilizado aproximadamente 100 personas asesinadas y esta cifra sigue en aumento.

 

Recientemente, Amnistía Internacional manifestó en su informe titulado «Disparar a matar: Estrategias de Represión de la protesta en Nicaragua» que la respuesta ha exhibido un nivel de violencia extrema. En su informe, da cuenta de las estrategias de represión que incluyen, entre otras acciones, el uso excesivo de la fuerza a través de grupos policiales y parapoliciales o conocidos como «fuerzas de choque».

Por todo lo anterior, las organizaciones exigimos al gobierno nicaragüense lo siguiente:

●  Cesar la represión y todo acto de intimidación a la protesta social;
●  Implementar cuanto antes las recomendaciones emitidas por la Comisión Interamericana.

Hacemos también un llamado a los Estados miembro de la OEA y a la comunidad internacional para que demanden el cese a la violencia.

Por último, les demandamos que urjan al Estado Nicaragüense para que dé cumplimiento a las recomendaciones otorgadas por la CIDH en el menor plazo posible.

Organizaciones firmantes:

Nicaragua
Asoc. Movimiento de Mujeres de Chinandega (MMCH)
Asociación para el Desarrollo Integral Comunitario (ADIC)
Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS)
Centro Nicaragüense de Derechos Humanos  (CENIDH)
Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua  (CEJUDHCAN)
CIFEM
Colectivo de Mujeres de Matagalpa (CMM)
Comité de América Latina y el Caribe CLADEM – Nicaragua (CLADEM – NIcaragua)
Coordinadora Civil
Coordinadora de Mujeres Rurales (CMR)
Fundacion ACCION YA (ACCION YA)
Fundacion NIcaraguense para la Diabetes (FND)
Gobierno Comunal Creole de Bluefields (GCCB)
Iniciativa Nicaragüense de Defensoras de DDHH de las Mujeres (IN-Defensoras)
Mesa por la Equidad de Género (MEG)
Movimiento Autónomo de Mujeres  (MAM)
Movimiento Feminista de Nicaragua (MFN)
Oxfam
Puntos de Encuentro (Puntos)
Red de Mujeres contra la violencia (RMCV)
Red de Mujeres de Matagalpa (RMM)
Red de Mujeres de Ometepe (REMO)
Sinergia León (SINERGIA)
Twin Trade

Otros países en solidaridad:

Argentina
Akahatá-Equipo de Trabajo en Sexualidades y Géneros (AKAHATA)
Paro Internacional de Mujeres – Argentina (PIM – Argentina)

Bolivia
Centro de Mujeres Candelaria (Candelaria)
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres  Bolivia (CLADEM Bolivia)
Paz y Esperanza Bolivia (PyE)

Brasil
Beth Lobo
Associação Mulheres pela Paz
CIdadania Estudo Pesquisa Informação  Açao (CEPIA)
Conselho Indigenista Missionario (CIMI)
Asbrad Defesa da Mulher (Asbrad)

Colombia
Asociación de mujer y género de Fusagasugá (ASOMESA)
Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CCAJAR)

Costa Rica
Centro de Derechos Sociales del Inmigrante (CENDEROS)
Proyecto Cuerpas Sin Reglas
Servicio Jesuita para Migrantes Costa Rica (SJM-CR)

Cuba
Comisión Cubana de DD.HH. y Reconciliación Nacional (CCDHRN)

Ecuador
Acción Ecológica
Centro de Documentación en Derechos Humanos «Segundo Montes Mozo S.J.» (CSMM) (CSMM)
Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU)
Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH)
Plataforma por la defensa de la Democracia y los Derechos Humanos (PDDHE)
Red de Mujeres Políticas del Ecuador (REMPE)

El Salvador
Asociación Salvadoreña para la Formación y Capacitación Integral Sostenible (ASAFOCAIS)
Coordinadora Ciudadana por el Voto Nulo (CCVN)
Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES)
Colectiva Feminista para el desarrollo local  (CFDL)
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las mujeres (CLADEM El Salvador)

España
Comunidad Hondureña en Madrid (CHM)
Calala Fondo de Mujeres
Perifèries del món
Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos (AIETI)
A.C.C.S. Córdoba Solidaria
Asociación de Mujeres de Guatemala  (AMG)

Euskadi – País Vasco
Euskal Herriko Bilgune Feminista
Euskal Herriko Emakumeen Mundu Martxa
Plazandreok

Estados Unidos
El Vínculo Hispano (EVH)

Puerto Rico
Feministas en Marcha

Guatemala
Fundación Myrna Mack (FMM)
Colectivo para la Participación de la Infancia y Juventud (COPIJ Colectivo Joven)
Centro de Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH)

Honduras
Asociación Para Una Vida Mejor de Personas Infectadas/Afectadas por el VIH-Sida en Honduras (APUVIMEH)
Centro de Promoción en Salud y Asistencia Familiar (CEPROSAF)
Centro de Investigación y Promoción de los Derechos de los Derechos Humanos (CIPRODEH)
Movimiento de Mujeres por la paz Visitación Padilla
Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras (RNDDH)

Islas Baleares
Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB)

México
Académicas en Acción Crítica
Alternativas comunitarias para el desarrollo  (ACD)
Aluna acompañamiento Psicosocial
Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C. (ASILEGAL) (ASILEGAL)
CAI Piña Palmera AC (CAIPPAC)
Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño a.c (Campo a.c)
Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh)
Centro De Investigaciones Para La Equidad, Política Pública Y Desarrollo (CIPE)
Centro Las Libres de Información en Salud Sexual Región Centro AC (Centro Las Libres)
Centro Para el Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIMAC)
Colectiva Ciudad Y Género AC
Colectiva Sororidad Glocal
Colectivo Anticapitalista Ecofeminista Disidente Sexogenerico  (CAFEDis)
Colectivo Bolivariano
Comitè De Derechos Humanos Ajusco (Cdhajusco)
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, México (CLADEM México)
Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC)
Consorcio para el Diálogo Parlamentario
Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca AC (Consorcio Oaxaca)
Coral Centro Oaxaqueño De Rehabilitación De Audición Y Lenguaje, A. C. (CORAL)
Ddeser Querétaro
Ddeser tlaxcala
Elige Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos AC
Equidad de Género Ciudadanía, Trabajo y Familia
Espiral Hacia La Igualdad
Existir al caminar AC
Fundación Arcoíris por el respeto a la diversidad sexual (FARDS)
Fundación Colectivo Hombres XX, A.C.
Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social A.C.
Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C (IDHEAS)
Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña (IDEMO)
Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. (IMDHD)
«InKa ñuu» mujeres tejiendo rebeldía
México y Caribe Jóvenes, A.C. (GOJoven México)
Monapaküy ac
Mujeres en Alianza AC
Opinión y Género
Otros Mundos Chiapas
Red de género y medio ambiente  (Rgema)
Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (ddeser)
Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser)
REDefine Quintana Roo
REDISCOMU
Ren Puebla de Periodistas
Revista Cuadernos Feministas
Rosa Maria Trejo Villalobos (XG Generación Si)
Spatium Libertas AC
Tendremos Alas A.C.
Tequio Jurídico A.C. (Tequio)
Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM)

Panamá
Centro de estudios y capacitación familiar  (CEFA)
Unión Nacional de Mujeres Panameñas (UNAMUP)
Red Panameña de Narradores de Historias

Perú
Centro de Promoción y Defensa por los Derechos Sexuales y Reproductivos  (PROMSEX)
Paz y Esperanza
Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH)

República Dominicana
Centro de Investigación Para la Acción Femenina (CIPAF)
Colectiva Mujer y Salud (CMS)

Venezuela
Comité de Familiares de las Víctimas de los Sucesos de Febrero-Marzo de 1989 (COFAVIC)
Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB)
CIVILIS Derechos Humanos
Acción Solidaria
Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (AVESA)
Promoción Educación y Defensa en DDHH – PROMEDEHUM
Venezuela Diversa (VeneDiver)
EXCUBITUS derechos humanos en Educación  (EXCUBITUS DHE)
Fundación para la Prevención de la Violencia Doméstica hacia la Mujer (FUNDAMUJER)

Regional e Intenacional:

Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes
Asociadas por lo Justo Mesoamérica  (JASS Mesoamérica)
Centro por la Justicia y el Derecho Internacional CEJIL
Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, A.C. (CATWLAC)
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM)
Concertación Interamericana de DH de las Mujeres  (CIMA)
Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)
Fondo de Acción Urgente para América Latina y el Caribe (FAU-AL)
Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de DDHH (IM-Defensoras)
Mujeres de Negro Rosario
Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos  (WOLA)
Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER)
Red Latinoamericana y Caribeña de Jóvenes por los Derechos Sexuales (RedLAC)
Red Sudamericana para las Migraciones Ambientales (Resama)
Réseau éducation Sans Fontières
Robert F. Kennedy Human Rights

Más lectura:

Alzamos nuestras #VocesConNicaragua para exigir un cese a la represión

 

Nicaragua: Las autoridades desatan una estrategia letal de represión contra manifestantes

Disparar a matar: Estrategias de Represión de la protesta en Nicaragua

VIDEO: Pronunciamiento de Juan Almendares contra el servicio militar obligatorio en Honduras

El Doctor Juan Almendares Bonilla es miembro del Movimiento Madre Tierra Honduras/Amigos de la Tierra Honduras y del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo (M4) y presidente del Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación para las Víctimas de las Torturas y sus Familiares en Honduras.

{YOUTUBE}EGv6AEi7tFQ{/YOUTUBE}

«Estamos ante un Estado policial, militar, punitivo, represivo. Un estado militar no porque haya militares sino porque está ocupado militarmente por los Estados Unidos.

Cada vez que se anuncia un servicio militar obligatorio es que el ejército se siente débil frente a una guerra. Pero aquí lo que tenemos es una guerra total contra el pueblo. Hemos tenido a más de 50.000 muertos en los últimos seis años. Es más que una guerra. Aquí tenemos no solamente una guerra contra los pobres sino también contra los mismos empresarios que tengan un sentido nacional.

¿Qué paradigma representan las Fuerzas Armadas de Honduras para los jóvenes? ¿Qué soberanía defienden si defienden más los intereses del Comando Sur y del Pentágono que los intereses del país? ¿Cuál es el fin de ellos si han sido realmente los ejecutores de la Doctrina de Seguridad Nacional? ¿Y qué significa la Doctrina de Seguridad Nacional? Entrenar torturadores en la Escuela de las Américas o en los planes de agresión de Estados unidos contra América Latina. Quieren un servicio militar porque necesitan fuerzas, ¿para qué? ¿Para golpear a los jóvenes?

La nueva Doctrina de Seguridad Nacional es la limpieza social, es la agresión contra la juventud y también la agresión contra las mujeres. Las fuerzas armadas de Honduras representan al patriarcado que está articulado a las fuerzas actuales del neoliberalismo que nos afecta a todos. Por eso una feminista como Rita Segato, llama muchas cosas que tiene que ver con el cuerpo. Todas las denuncias que se han hecho es contra las violencias contra los cuerpos, sean de hombres, de mujeres o de las personas LGBT. Ella habla de la «pedagogía de la crueldad». El servicio militar obligatorio es una pedagogía de la crueldad en su gran extremo.

La política que sigue el ejército, no hay que verla aislada de un modelo económico y de un modelo intervencionista. Por eso nosotros preferimos tener conciencia antes de prestar la conciencia a los intereses de una cooperación que ayuda al servicio militar obligatorio. Estamos contra eso. No queremos recibir un centavo de ninguna cooperación internacional que es intervencionista a la dignidad de este país.

Por otro lado, es importante entender porqué tenemos impunidad en este país, porqué tenemos los gastos mayores en ejército, y no en salud ni en educación. Hay un Consejo de Seguridad, hay una Inteligencia que realmente está haciendo estragos en todos los niveles. Los jóvenes son reprimidos. Ya lo vimos con la militarización de la universidad y la tortura en la universidad. Ya hemos visto el asesinato de Soad Bastilla Ham, de 13 años, que levantó su voz y que apareció estrangulado en un saco y tirado en la calle. Como el asesinato de jóvenes del Instituto Vicente Caceres.

¿Para qué queremos un ejército y una policía que ha fracasado en todos los sentidos y cuando algunos de estos cuerpos han estado metidos en crímenes? Tenemos una política criminal del estado que atenta contra la libertad y por eso ahora, lo que tenemos es un sistema carcelario, una democracia encarcelada. tenemos cárceles y militares por todos lados y no han podido ni vencer el gorgojo. El gorgojo los derrotó.

La premisa de un ejército para cuidar al ambiente es falsa. La premisa de un ejército para que cuide los centros hospitalarios es falsa. La premisa para que cuide a los jóvenes en las escuelas es falsa. Ese paradigma militar es vergonzoso. No puede servir de ejemplo a los jóvenes.

Por otro lado, están involucrados cuerpos militares y policiales en la trata de blancas y el abuso sexual y la violación de mujeres. Este Estado no tiene límites, pero hay que ponerle un límite. La gente que se ha opuesto a este Estado está en las cárceles de máxima seguridad, que son centros de tortura donde la tortura es cotidiana. La bota militar se impone porque detrás de ella está la bota del poder económico de las multinacionales que golpean a nuestra juventud y a nuestras mujeres.

Hay que desmantelar el patriarcado en esta sociedad. Hay que desmantelar esta dimensión histórica que nos sumía como pueblo. Hay que levantar la conciencia. No solamente hay que decir NO al servicio militar obligatorio sino que hay que decir NO al Estado policial-militar y a la ocupación militar noerteamericana.»

Más información:

Honduras: Monitoreo de violaciones de derechos humanos en la coyuntura del fraude electoral

La fabricación de la muerte en América Latina

Juan Almendares Bonilla: Cartas a la Salud, Ecología y Derechos Humanos

Rita Segato y la Pedagogía de la Crueldad

La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal denuncia agresión armada en la Casa de la Memoria y la Esperanza

Comunicado de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal – A 22 de abril 2018

Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Con tristeza y con mucha indignación denunciamos una agresión armada en la sede de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza por un grupo de personas armadas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), esta situación no es un problema por partidos políticos ni religioso, es una agresión a nuestra autonomía y a nuestra lucha pacífica.

Hechos:

El 21 de abril de 2018, realizamos trabajos de alambrado en el perímetro de la sede de la Organización y Casa de la Memoria y la Esperanza, para delimitar nuestro territorio haciendo el alambrado perimetral. Y construir una casa en la orilla de la carretera, en la entrada de nuestra sede, ya que en una asamblea acordamos hacer estos trabajos.

Pero, antes de que empezáramos nuestro trabajo, llegaron un grupo de personas: Antonio Gómez Pérez, presidente del grupo «Concejo Pacifista Sembradores de Paz», (grupo usurpador del nombre de nuestra Organización Las Abejas de Acteal) junto con su esposa Catarina Vázquez Pérez, María Vázquez Pérez, Javier Luna Pérez y su esposa Micaela Vázquez Pérez, Rosa Vázquez Pérez y su hijo Romeo Hernández Vázquez y Juan Vázquez Pérez, para sembrar hizotes para delimitar según ellos su terreno, dentro del área de nuestra sede, esto como a las 7:30 de la mañana.

Aproximadamente a las 18:45 horas, se comenzaron a escuchar disparos de armas de fuego desde la casa del señor Javier Luna Pérez del PVEM, lo que hicimos las mujeres, hombres y niñas y niños que nos encontrábamos en nuestra sede, correr y refugiarnos en la iglesia de la Virgen de la Masacre de Acteal y, creímos que ahí nomas iban a parar su agresión.

Pero, como a las 10:30 de la noche, un grupo de 6 personas jóvenes de nombres: Juan Vázquez Pérez, Eulalio Ruiz Gutiérrez, Mariano y Juan Gabriel Luna Vázquez hijos de Javier Luna Pérez y Esteban Pérez Gutiérrez, la mayoría son del PVEM, llegan a nuestra sede con armas de fuego, palos, piedras y comenzaron violentamente a destruir el alambrado que habíamos hecho alrededor de nuestra sede y al mismo tiempo realizaban disparos de armas de fuego. Y cuando terminaron de destruir el alambrado realizaron 4 disparos de armas de fuego y de ahí se regresaron a sus casas.

Después de esta destrucción del alambrado, como a las 23:20 horas, este mismo grupo de personas armadas regresa a destruir la casa de la Organización de Las Abejas que se había construido en la orilla de la carretera, en ese momento estábamos varias mujeres realizando un cinturón de seguridad para evitar que destruyeran la casa, pero, no nos respetaron y así cometieron su acto violento, aventando a la carretera las maderas y algunas se las llevaron a su casa. Su acto de destrucción duró aproximadamente 10 minutos. Una vez que terminaron el destrozo, y se fueron a juntarse en la puerta de la casa del presidente del «Concejo Pacifista Sembradores de Paz» y desde ahí le dispararon con un arma al foco del alumbrado público y diciendo jactanciosos: «¡Terminamos el trabajo, vayan a tomar su pozol!».

Contexto:

En el año de 1998, después de la masacre de Acteal, nuestro hermano Francisco Vázquez Hernández (fallecido en el año de 2016) junto con nuestra hermana María Vázquez Gómez y Juan Vázquez Luna, todos sobrevivientes de la Masacre de Acteal, decidieron voluntariamente donar una parte de su predio para que sea la sede de nuestra Organización Las Abejas de Acteal y porque ahí están enterrados nuestros 45 hermanas y hermanos y más los 4 no nacidos, dicha otorgación del terreno cuenta con un acta de donación y su respectivo croquis.

Queremos dejar en claro que los que están detrás de toda esta agresión son «Los Sembradores de Paz», porque antes de que este grupo de personas armadas actuaran, los señores Patrocinio Hernández Gómez, Lázaro Arias Gómez y Porfirio Arias Hernández de la comunidad Yaxgemel, se encargaron de dividir y manipular a unas familias de sobrevivientes de la masacre de Acteal y, después hicieron lo mismo con las hijas de nuestro hermano Francisco Vázquez.

Cabe señalar que los «Sembradores de Paz», en varias ocasiones han intentado despojarnos de nuestra sede y el año pasado también llegaron a agredirnos en nuestra sede, esto lo denunciamos públicamente. Pero hoy sus malas acciones ha subido de nivel.

Hermanas y hermanos, tememos que nos pueda pasar algo lamentable, porque hace rato como a las 10:30 de la mañana, el mismo grupo de personas armadas estuvieron tirando piedras sobre el techo del Mukinal, (lugar en donde están enterrados nuestras 45 hermanas y hermanos y más 4 no nacidos).

Es muy triste y doloroso lo que sucedió ayer y lo que sigue sucediendo, porque nos recuerda como vivimos el 22 de diciembre de 1997, cuando los paramilitares llegaron a masacrarnos, porque este grupo de jóvenes copiaron la forma como actuaron los paramilitares priistas de Chenalhó. Muchas mujeres, sobre todo las sobrevivientes, tuvimos mucho miedo, causando crisis emocional así como en niñas también, pero tuvimos que hacernos fuerte y apoyarnos entre todas.

Este hecho que está pasando es consecuencia de la impunidad sobre la Masacre de Acteal y el Estado mexicano es responsable de lo que está pasando ahora en nuestra sede.

Esta agresión en nuestra sede, es un ataque directo a la Memoria de nuestras hermanas y hermanos mártires de Acteal y la construcción de la Otra Justicia. Acteal es la Casa de la Memoria y la Esperanza y lo hemos dicho públicamente que es para todas las personas que luchan y construyen la paz y la justicia. Acteal después de la masacre se convirtió en dignidad y ejemplo de lucha No Violenta, y es por eso que quieren destruirnos y el mal gobierno sabemos que está detrás de todo esto.

La violencia en Chenalhó ya es el infierno, porque en donde quiera hay grupos armados, como lo acaba de señalar el gobierno estatal, que desde hace meses se oyen disparos de armas de fuego «sin identificar quién o quiénes lo realizan», causando desplazamientos forzados y matando a gente inocente y la presidenta municipal de Chenalhó Rosa Pérez Pérez no hace nada para detener a su gente, al contrario permite la violencia y los asesinatos, así es su uso y costumbre para gobernar al municipio oficial.

Ante todo lo anterior exigimos:

  • Al mal gobierno municipal, estatal y federal detener urgentemente esta violencia y se garantice nuestra seguridad como Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal en las diferentes comunidades en las que habitamos.
  • A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronuncie pronto sobre la responsabilidad del Estado mexicano respecto a la Masacre de Acteal y, debido a este retardo, el Estado mexicano ha aprovechado para administrar la impunidad y generado más violencia en nuestra región.

Hermanas y hermanos y compañeras y compañeros de lucha, no permitan que nos maten como lo hicieron los paramilitares priistas de Chenalhó el 22 de diciembre de 1997, les pedimos hacer acciones y presionar al Estado mexicano que evite otra masacre.

Los responsables de cualquier agresión a nuestra organización son los tres niveles del mal gobierno y el grupo «Concejo Pacifista Sembradores de Paz», en especial su presidente Antonio Gómez Pérez.

Con mucho dolor e indignación, desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza,

ATENTAMENTE,

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Martín Pérez Pérez

Mariano Gómez Ruiz

Pedro Pérez Pérez

Manuel Pérez K’oxmol

Alonso Ruiz López

Manuel Nuñez Gutiérrez

                      Por las mujeres sobrevivientes de la masacre de Acteal y compañeras miembros de Las Abejas de Acteal:

Marcela Pérez Sántiz

Elena Pérez Luna

María Guzmán Pérez

Verónica Hernández Sántiz

Guadalupe Vázquez Luna

Antonia Pérez Pérez

Luvia Arias Pérez

Guadalupe Arias Pérez

Foto: Área de Comunicación de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

>> VER VIDEO CON TESTIMONIOS DE LA SOCIEDAD CIVIL LAS ABEJAS DE ACTEAL <<

Facebook de La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal: Las Abejas de Acteal (no confundir con la página Facebook de los «Sembradores de Paz»)

Twitter de La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal: Las Abejas de Acteal (no confundir con la cuenta Twitter de los «Sembradores de Paz»)

Chiapas: Denunciamos el hostigamiento del Ejército Mexicano contra las comunidades de los Montes Azules

Compartimos el comunicado del Movimiento Reddeldía de los Montes Azules que firmamos como Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México

Reserva de la Biósfera de los Montes Azules, Chiapas, México
A 10 de enero del 2018

Denunciamos el hostigamiento del Ejército Mexicano contra las comunidades de los Montes Azules

Denunciamos que ayer, martes 9 de enero, entró el Ejército mexicano a nuestro territorio, usando la fuerza para provocar y asustar a la población. Entre las 13 y 16 horas, dos aviones del Ejército mexicano sobrevolaron toda la zona de Amador Hernández, es decir los ejidos Amador Hernández, Pichucalco, Nuevo Chapultepec, El Guanal, Plan de Guadalupe y Candelaria del municipio de Ocosingo, en la Reserva de la Biósfera de los Montes Azules, en el estado de Chiapas, México.

 
Después de que se retiraran los aviones, llegó un helicóptero del Ejército mexicano que en un primer intento, aterrizó cerca de una casa dentro del Ejido Amador Hernández, desprendiendo su techo. Finalmente, aterrizó a un costado de la pista de aterrizaje que usamos en el ejido para transportarnos en casos de emergencia.
 
Del helicóptero bajaron 9 elementos del Ejército, a quienes la autoridad de la comunidad fue a preguntar qué estaban haciendo en nuestro territorio. Contestaron que estaban «buscando una avioneta que se había caído en la zona» y pidieron permiso para revisar la zona, agregando que «no tenían idea» de dónde se encontraban. La autoridad explicó que no podían pasar ya que existe un acuerdo comunitario que prohíbe la entrada del Ejercito a la comunidad. Poco a poco se juntaron alrededor de 300 personas de la comunidad, con la mujeres en primera fila, que llevaron pacíficamente a los militares hacia la carretera para que regresaran al 38º Batallón de Infantería ubicado en el poblado de San Quintín, en Ocosingo, de donde provenían.
 
Mientras tanto, el helicóptero que había aterrizado y en el que se había quedado el piloto regresó a buscar refuerzos al 38º Batallón. Cuando volvió el helicóptero, aterrizó nuevamente en un potrero en la entrada del ejido y bajaron otros 9 elementos del Ejército. Cuando se juntaron los 18 elementos del Ejército, la comunidad, otra vez encabezada por las mujeres, les fue a repetir que se retiraran y pidió a un camión de volteo que pasaba en la carretera que los llevara a su Batallón. La población se quedó asustada y preocupada, pero también organizada, al pendiente de un nuevo intento del Ejercito de invadir su territorio.
 
Consideramos que la explicación que nos dieron los militares no justifica un despliegue tan importante del Ejército y sabemos que no es posible que elementos del Ejército no sepan donde se encuentran geográficamente cuando sobrevuelan una zona. Pensamos que se trataba de una operación de vigilancia y de control de nuestras comunidades en el marco de la implementación de la Gendarmería Ambiental anunciada en el 2016. Se trata de un nuevo cuerpo de la Policía Federal encargado oficialmente de «garantizar y salvaguardar las áreas naturales protegidas» y oficiosamente de controlar y reprimir a la población para conservar los intereses del gobierno y las empresas. Bien sabemos que somos una molestia para el gobierno, ya que estamos organizados contra el saqueo de nuestros bienes comunes naturales, en el Movimiento Reddeldía de los Montes Azules, en rechazo a los proyectos de Reducción de Emisiones causadas por la Deforestación y la Degradación de los Bosques (REDD) y todos los proyectos extractivos de biodiversidad.
 
Condenamos la agresión que sufrimos el 9 de enero y exigimos al gobierno mexicano que se respeten nuestros usos y costumbres. Sabemos organizarnos de manera autónoma y cuidar la selva. No es cierto que somos destructores y no queremos ser víctimas de la política conservacionista del gobierno que solo sirve de herramienta para reprimir y desplazar a los pueblos campesinos, como fue el caso en la comunidad Laguna Larga del Petén en Guatemala, donde los hermanos y hermanas Guatemaltecos fueron obligados a abandonar sus casas por la Comisión de Areas Naturales huyendo de los militares.
 
Sabemos también que la Ley de Seguridad Interior aprobada por el Senado en diciembre del 2017 favorece la militarización de los territorios en México. Prevé que el Estado solicite la intervención del Ejército mexicano en situaciones de amenaza o riesgo a la seguridad interior sin definir en qué contextos, lo que implica la presencia de las fuerzas armadas en situaciones que no les incube. Se puede llegar a vulnerar los derechos de las personas que participan en protestas en las ciudades, pero también de nosotros los pueblos campesinos.
 
Rechazamos rotundamente la política mexicana que consiste en otorgar cada vez más poder a las fuerzas armadas y cada vez menos a nosotros los pueblos que defendemos legítimamente los territorios y nuestros derechos.

 
¡Basta de militarización!
¡Basta de hostigamiento a los pueblos campesinos de los Montes Azules!


Firmamos:
Movimiento Reddeldía de los Montes Azules
Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México
Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA)
 
En la prensa:
Chiapas: comunidades denuncian «injustificado» despliegue militar que busca provocar miedo en las comunidades (RADIO MUNDO REAL)
Indígenas defienden la reserva de Montes Azules, en Chiapas, y el Ejército los hostiga, denuncian (SIN EMBARGO)
Ejército Mexicano irrumpió en comunidades de Montes Azules, Chiapas (CONTRALÍNEA)
Denuncian hostigamiento del Ejército Mexicano a comunidades de los Montes Azules (SOMOS EL MEDIO)
Tseltales expulsan de la Selva Lacandona a 17 marinos que entraron en su territorio sin permiso (PROCESO)
 
Más lectura:
Conservación y areas de salvaguarda, la cara más reciente del modelo extractivo en México
ATALC denuncia el desplazamiento forzado de las comunidades del Petén en Guatemala